Dwell

 

 

Dwell es una conocida revista de arquitectura, interiorismo y decoración, hecha desde San Francisco y a la que podemos suscribirnos desde cualquier parte del mundo. Pero Dwell no es una de esas minoritarias y especializadas revistas de arquitectura en la que los entendidos disfrutan admirando fríos y enormes espacios vacios en armónicas composiciones geométricas según las últimas tendencias internacionales. Tampoco es una revista de interiorismo para millonarios dispuestos a invertir fortunas en un solo mueble. Ni una revista de decoración en la que todo parece perfecto, cuidadosamente estudiado e insoportablemente artificial.

Su "Manifiesto del frutero" (Fruit Bowl Manifesto) es muy claro al respecto. Señalando con ironía cómo en muchas revistas de arquitectura o interiorismo podemos encontrar un inmaculado bol de manzanas verdes en un baño, o uno de granadas en una habitación, resalta la falta de naturalidad de este tipo de puestas en escena. Aseguran que si en una de sus casas aparece un frutero, es porque a los dueños les gusta la fruta. Dicen en su manifiesto: "Pensamos que es posible vivir en una casa o un apartamento planificados por un audaz arquitecto moderno, tener muebles y productos especialmente bien diseñados, y aún así, ser un ser humano normal. Creemos que el buen diseño es una parte integrante de la vida real. Y la vida real ha brillado por su ausencia en la mayoría de revistas de diseño y arquitectura. (…) queremos demostrar de que la casa moderna es una casa confortable. Que los mejores arquitectos del momento son capaces de crear entornos que sean a la vez actuales y acogedores."

 

Estas son algunas de las imágenes que podemos encontrar allí:

 

 

 

 

 

 

 

 

3 respuestas a Dwell

  1. 1
    lauragariglio dice:

    "Pensamos que es posible vivir en una casa o un apartamento planificados por un audaz arquitecto moderno, tener muebles y productos especialmente bien diseñados, y aún así, ser un ser humano normal": qué bueno !! es verdad, las revistas de arquitectura nos muestran casas hermosas pero donde no debe vivir nadie … sino sería imposible tanto orden y perfección !!

  2. 2
    BEATRIZ dice:

    he estado viendo la página, a mi me gustan mucho las revistas de decoración,tengo muchisimas, pero siempre digo lo mismo: no me creo que en una casa con niños todo esté en su sitio y ordenado.
    En las fotos de Dwell, para mi gusto, sigue pasando lo mismo, todo está "listo para cuando venga el fotógrafo". Hay un jardín muy grande, (http://www.dwell.com/articles/seattle-addition.html), pero ¡¡ perfecto ¡¡ ni siquiera la manguera se ve, y la foto que poneis, de la niña en el columpio…donde hay un columpio, suele haber juguetes desparramados, bicicletas,areneros, y cosas así.
    Como fotografias y para coger ideas, genial, pero su "manifiesto del frutero"…no me lo creo.

  3. 3
    Elena dice:

    Jaja, tienes razón Beatriz. Supongo que es difícil que la gente se contenga cuando viene el fotógrafo y se corte de ordenar y arreglar un poco los espacios… Supongo que se refieren más bien a que no van a fotografiar casas sin estrenar o en las que previamente ha pasado la interiorista con su cargamento de jarrones, bolas de mimbre, cestas, flores, vajilla y mantelería para preparar las fotos (que es lo que se hace habitualmente en muchas de estas revistas… incluso lo "aparentemente desordenado y tirado por el suelo", la ropita colgada de las puertas de los armarios, el zumo en la cocina… suele ser atrezzo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>