El mito del autoempleo

amy_merrick07_800

Fotos de Jen Causey

Ayer publiqué el post de Elena Ferro Todavía no sé qué hacer con mi vida y de inmediato me generó otra reflexión: el típico dilema entre trabajar por cuenta propia o por cuenta ajena. En estos tiempos de efervescencia del fenómeno handmade, emprendendedores, freelances, parece como si la quintaesencia de la satisfacción laboral fuese estar autoempleado, y lo es en muchos casos, de ellos hablamos mucho en Kireei, pero, como se suele decir, no es oro todo lo que reluce. Aparte de que conseguir vivir con comodidad de un pequeño proyecto creativo conlleva mucho tiempo, paciencia y trabajo, y aún así, no todo el mundo lo consigue, a mi entender, la satisfacción laboral la genera, no el tipo de empleo, sino la actitud personal.

No voy a entrar a valorar, en esta reflexión, las condiciones precarias que vivimos hoy día en ambos casos (como comentaba ayer Elena), ni tampoco, que el gran mito es hoy, en realidad, conseguir un empleo, cualquier empleo. A lo que voy es que, si observamos más de cerca, no todo el mundo es feliz autoempleado y tampoco todo el mundo es infeliz trabajando por cuenta ajena. Lo ideal para mi es trabajar con la actitud de “autoempleo” aunque trabajes para otros y con la actitud de empleo ajeno aunque lo hagas para ti mismo. Todo empleo es autoempleo al final, depende de uno mismo, lo acaba realizando uno mismo. Para navegar el día laboral con suficiente satisfacción uno ha de poner cierta actitud personal en lo que está haciendo, aunque la empresa no sea tuya. A su vez, trabajar en tu propia empresa no tiene porque ser trabajar aislado, con todo el peso sobre tus hombros. Hay maneras de crear conexiones y colaboraciones para nutrirse mutuamente y no tener la sensación de desamparo que se tiene trabajando solo. En definitiva se trata de integrar lo mejor de ambos mundos, sea cual sea el tipo de trabajo y integrarlo de la manera que sea más afín a nuestra esencia.

En la dinámica laboral hay una parte tangible, la que todos conocemos (tejer bufandas, pintar cuadros,, atender una ventanilla, entregar paquetes de mensajería…) y hay otra que depende de cada uno, de lo que cada uno decide hacer con aquello. Decía Sartre que la vida no es “lo que a uno le pasa, sino lo que uno decide hacer con aquello que le pasa”. Esa es la diferencia de la que hablo. También decía no recuerdo quien (lo habréis visto mucho por redes sociales): “haz lo que amas, ama lo que haces”, y para llegar a esto hace falta un proceso, a veces corto, a veces muy largo, de autodescubrimiento, (otra cosa que empieza por “auto”). Cuando llegas a ese punto no importa demasiado si trabajas para ti mismo o para los demás. Es más, cuando llegas a ese punto lo que haces es empezar a tomar pequeños pasos (o grandes) para conseguir hacer el trabajo que encaje mejor con tu vida.

 

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

 Barista_Parlor06_800

BRVTVS_13_800

 

bestmade_18_800

 

021

 

lenacorwin13

 

mast brothers14

 

odette17

 

29 respuestas a El mito del autoempleo

  1. 1
    Laura Rubio dice:

    Hola Cristina, excelente post y no podría estar más de acuerdo con lo que escribes. Aunque también creo que mucha de la gente que se embarca en el mundo del autoempleo lo hace por necesidad. Estamos viviendo tiempos revueltos, sobretodo en el campo laboral y encontrar un trabajo por cuenta ajena que se adapte a los conocimientos y necesidades de cada uno, es cada vez más difícil y creen que siendo sus propios jefes van a conseguir el dinero y la estabilidad deseada.
    Por cierto, ¿Cuánto falta para tener la nueva Kireei magazine? Muero de impaciencia!!!!
    Un abrazo.

    • 2
      Cristina dice:

      hola Laura, me alegro de que te haya gustado el post. efectivamente mucha gente se embarca en el autoempleo por pura necesidad, porque no encuentra otra salida. Kireei 6 la tendremos en 15 días!! un abrazo

  2. 3
    Xianna dice:

    ¡Qué posts tan buenos este fin de semana! Estoy de acuerdo en casi todo lo que escribes en el artículo. Supongo que lo importante hagas lo que hagas es trabajar de manera consecuente a tu vida y encontrar el punto de equilibro que nos permita ser felices con lo que hacemos. Aunque a veces sea difícil… ¡Buen finde!

    • 4
      Cristina dice:

      Me alegro de que te hayan gustado los posts Xianna. El punto de equilibrio es la cuestión clave, encontrarlo a veces es tan difícil.

  3. Excelente post. No porque te autoemplees vas a echar menos horas, pero se te pasan volando porque es lo que te gusta. No siempre es fácil, a veces, dan ganas de tirar la toalla. Tan sólo tienes que plantearte, si merece la pena a nivel personal y profesional. Y lo que siempre se tiene que hacer es que trabajes donde trabajes, lo hagas con ganas e ilusión y busques superarte.
    http://tusacotermico.com

  4. 7
    Candela dice:

    Una muy buena reflexión! Me quedo con lo que dices de “Lo ideal para mi es trabajar con la actitud de “autoempleo” aunque trabajes para otros y con la actitud de empleo ajeno aunque lo hagas para ti mismo”. Totalmente de acuerdo! He vivido las dos caras de la moneda y es tal cual.
    Un saludo!
    Candela

    • 8
      Cristina dice:

      Yo también he vivido las dos caras, Candela, y al final mi conclusión es esa, la satisfacción depende en mucha medidad de la actitud personal.
      un abrazo

  5. 9
    Cate dice:

    No se porqué hablas de “mito” del auto empleo. Puede que para ti este sea un mito, pero el auto empleo existe desde siempre y desde siempre ha conllevado sus riesgos.
    Estoy un poco harta de todas estas reflexiones sobre el auto empleo, como di fuese un capricho o un lujo que hay que darse una vez en la vida.
    Esta claro que si te ofrecen 900 euros para un trabajo a tiempo completo , algo te tienes que inventar, no hay otra opción .

    • 10
      Elena dice:

      Hola Cate. No sé si te has leído bien el artículo o solo el título. Precisamente, Cristina (la que no lo ha escrito) practica el autoempleo! Y lo que dice el artículo no tiene nada que ver con tu comentario… Un saludo.

      • 11
        Cristina dice:

        Efectivamente Cate, precisamente yo soy autoempleada, y en ningún momento en el texto digo que el autoempleo no haya existido antes. Un abrazo.

  6. 12
    Blanca Rabadan dice:

    Uff, menudo tema a tratar!
    No puedo estar más de acuerdo contigo. Se ha creado una ensoñadora imagen del autoempleado, y sobre todo del artesano y artista que no puede estar más alejado de la realidad. En un momento en el que se recorta de todo nos encontramos muy solos para ir hacia delante, normalmente iniciandonos de forma muy precaria y con muchas limitaciones económicas. Pero ponemos tanto amor e ilusión que llegamos a dar otra imagen de lo que supone que es el autoempleo. Y por supuesto, podemos poner el mismo empeño y amor que un medico luchando por hacerse mejor especialista cada día, o una maestra de colegio por ser mejor docente.
    Todo depende de la pasión con la que vivamos nuestra profesión, en resumidas cuentas es ocupar nuestras horas de trabajo en algo que nos identifique con nosotros mismos.

    Gracias Cristina

  7. 14
    maica perez boix dice:

    Hola!! Me gustaría poder contactar con la chica que hace la bisutería, quiero comprarle algo, gracias

  8. 15
    mamapinta dice:

    Me ha encantado el post! Y muy bueno el consejo “trabajar con la actitud de autoempleo aunque trabajes para otros y con la actitud de empleo ajeno aunque lo hagas para ti mismo”. Es verdad que hay quien se ve obligado a “inventarse algo” y quien espera el momento de poder vivir de su pasión y gestionar su propio tiempo. Yo no tengo esa necesidad de reinventarme, tengo un trabajo remunerado y muy chulo, rodeada de grandes compañeras y tengo la suerte de tener una jefa (muy lista) que me permite poner mucho de ese “yo creativo” para que pueda ser feliz en mi trabajo, aún así ese otro yo, el que quiere mancharse las manos de tinta y acuarela me llama poderosamente y no ve el momento de tirar por la ventana el despertador y olvidarse del trabajo de oficina. Y es que son taaan bonitas esas fotos de creativos en sus talleres y con su vida bohemia que cómo no idealizarlo, yo quiero esa vida :)

    • 16
      Cristina dice:

      esa vida la puedes tener, no hace falta que sea remunerada. La vida debería ser un continuum, no una serie de parcelas. Un abrazo, me alegro mucho de que en tu trabajo puedas aplicar creatividad, ese es el camino ;))

  9. 17
    Antoine dice:

    A todos nos gustaría tener un trabajo creativo, alternativo, en un local con decoración nórdica, con mugs con café humeante, dos cupcakes y lavandas en tiestos de color natural. Pero desgraciadamente no es así.
    Ahora que se lleva tanto el hand made, el scrap y todos los anglicismos requete in habidos y por haber creo que también está apareciendo una parte de sociedad que ve éstas fotos tan chulas y se dice: porca miseria de vida que tengo.
    Algo se mueve. Nos ha invadido el rollo nórdico. Y no lo veo mal, pero espero que no se quede sólo en la estética. He viajado por los Paises Bajos y Alemania y junto a la estética moderna que tanto nos encandila está lo más importante: la actitud. Una actitud positiva, alegre, un buen rollo generalizado en el trabajo y entre los compañeros que hace que te sientas muy bien tanto comprando decoración para la casa, tomándote un café con pastas o husmeando ropa y zapatos. Y eso aquí, a veces se echa en falta. No sé si falta All Bran en éste país. Y no es culpa de la crisis, no, maldita crisis, ésto ocurre desde hace muchos años.
    Soy autoempleada desde los 24 años. Vengo de familia autoempleada. Tengo una persona trabajando conmigo que cumple mi máxima: tener siempre buen rollo. Aunque no tengamos banderitas de colores sobre nuestras cabezas.

  10. 20
    Rodrigo Acosta dice:

    Hola Cristina
    muy buenos tus post….el de de ayer me toco vivirlo hace uno seis año y agradezco pasar por todo esos momentos de inseguridad y de miedos al tomar un gran decisión….hoy en día intento vivir como el post de hoy y leer estas reflexiones ayudan a creer en mi y seguir adelante…..
    Muchas gracias por tu tiempo…

  11. 22
    Gemma dice:

    Me ha encantado el post. Yo por fin he conseguido ganarme la vida muy dignamente gracias a lo que antes era un hobby y ahora es mi empresa, pero sacrificando muchas cosas por el camino: trabajando muchas horas (más que nunca), fines de semana participando en ferias, a veces muchos nervios y, lo más importante, he tenido que mudarme a vivir a otro país. Lo que menos me gusta, es que a veces la gente se piensa que por trabajar en casa, no trabajas ni tienes horarios que cumplir…
    Un abrazo desde UK!

    • 23
      Cristina dice:

      felicidades Gemma, me alegro mucho de que hayas podido hacerlo posible. Lo que la gente piense es simplemente eso, cosas que piensa la gente. Un abrazo!!

  12. 24
    Ana dice:

    Estoy de acuerdo, todo es cuestión de la actitud con la que te tomes tu trabajo; la clave es amar lo que haces y de esta manera trabajar por cuenta propia o ajena se convierte en secundario porque serás feliz con tu trabajo.
    La mayoría de mi familia se ha lanzado al autoempleo así que veo de bien cerquita la cara “fea” que nadie te cuenta cuando te animan a emprender. Trabajan a destajo pero, eso sí, en lo que les encanta, así que aunque no sea un camino de rosas son felices con su trabajo.

    • 25
      Cristina dice:

      Se trabaja muchísimo en autoempleo. Pienso que es necesario al principio, para despegar pero hace falta en algun momento encontrar un equilibrio entre la vida laboral y la vida personal e ir delegando o mentalizándose a trabajar menos.
      un abrazo, Ana.

  13. 26
    Rocío dice:

    Hola Cristina,
    Muy de acuerdo con tu post.
    Yo incido en la palabra autoconocimiento. Debemos de hacer un esfuerzo por conocernos y saber qué encaja mejor con nuestra forma de ser y no dejarnos llevar por idealizaciones.
    Esto del emprendimiento se tiene muy idealizado, y no digo que no esté bien (yo estoy encantada)… pero lleva mucho trabajo detrás del que no se sabe nada.. apenas se intuye.
    Así que, conocimiento sí o sí… propio y de lo que supondría emprender un proyecto.
    ¡Gracias por tu tiempo!
    Rocío

  14. 27
    Irene dice:

    Muy de acuerdo en muchas cosas sobre el artículo… cierto es que en la rutina, en el día a día es muy difícil que un trabajo en una oficina por ejemplo te apasione tanto como para dedicarle tanto tiempo, esfuerzo y esmero como si fuera un autoempleo y más con las porquerías de sueldo que se pagan ahora, el jefe achuchando a veces injustificadamente, con horarios de entrada muy rígidos pero de salida indefinidos…
    Esa sería la premisa “haz lo que amas y ama lo que haces” pero muchas veces es difícil, yo al menos no lo conseguí hasta que no me puse por mi cuenta…

  15. “Lo ideal para mi es trabajar con la actitud de “autoempleo” aunque trabajes para otros y con la actitud de empleo ajeno aunque lo hagas para ti mismo” Creo que en esta pequeña frase se esconde el gran secreto de saber enfocar un trabajo… Cómo bien dices es cuestión de actitud, de conocerse a uno mismo, de tener las cosas claras…pero qué difícil es a veces llegar a un equilibrio, ya sea con jefe o sin jefe, ya sea en una oficina o en tu casa… Se agradecen reflexiones como la tuya para pararse un poquito a ver cómo lo estamos haciendo, cómo lo estamos enfocando… Gracias :))

    • 29
      Cristina dice:

      sí, Virginia, al equilibrio es muy dificil llegar, pero para cada persona es distinto, de hecho, aunque no estés equilibrada lo importante es que te sientas bien con ello, en espera de poder poco a poco ir mejorando tu situación.

      un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>