El número 7 de Wonderland street

elnuìmero7

 

Hoy me ha apetecido mostraros otra doble página de Wonderland, álbum ilustrado por Lady Desidia y escrito por mi, editado por Lumen. El título de esta carta que le escribe Amanda a su yo adolescente es “El número 7 de Wonderland street”: Me pareció divertido hacer este guiño (en el título solamente) con “El número 7 de la calle Sebastopol”, mi cuento en Batiscafo.

Os dejo con la larga carta. Podéis comprar el libro en cualquier librería y también un nuestra tienda online. 

16.El-nuìmero-7-de-Wonderland-Street

 

Este es el número 7 de Wonderland Street, en Londres. Aquí viví durante un año cuando salí de casa por primera vez, a los 17. Recuerdo esta casa y esta ciudad como si fuera ayer pero también como si de otra vida se tratase. Londres la asocio con todo lo que yo era en aquella época: prácticamente una niña que salía a explorar el mundo, a encontrarse consigo misma, con su esencia, por primera vez.

Esta es la carta que ahora, desde la distancia, le escribiría a mi yo adolescente:

Querida Amanda:

La vida es un asunto muy serio, por eso la mejor manera de vivirla es con humor ante todo y sobre todo. Ríe y vuelve a reír y cuando ya no sepas qué hacer, ríe otra vez. Pon distancia entre tú y tu vida, sé espectadora, observa y escucha tan a menudo como puedas. Sal de tu ombligo y de tu pequeño mundo para poder ver el cuadro entero. No te pierdas la vida por estar demasiado centrada en tu mundo.

Hablando de ti, tú eres la persona más importante de tu vida. Conócete, acéptate, mímate y valórate. Permítete también estar triste, es una forma de conocerse mejor. La felicidad, si es que existe, depende de cómo te sientas dentro de tu piel, de la historia que te cuentes sobre ti misma y de cómo vives tus emociones. No pongas tu felicidad en las manos de otros, se te puede ir de las tuyas. Tú eres la única responsable de tu mundo.

Hablando del mundo, el vaso puede estar lleno, vacío, medio lleno y medio vacío. Lo verás de todas las maneras. No te juzgues por ver las cosas distintas en cada momento, no estás obligada a pensar siempre igual. Ya te juzgarán los demás, de eso tendrás de sobra, así que ignora esas voces. Todos somos todo, la vida es y no es, todo es relativo, incluso esta frase.

Hablando de ver, o mejor, de mirar. No dejes nunca de mirar a los lados o arriba o abajo. A menudo lo más interesante está donde nadie mira; hay versiones infinitas de la realidad y se suelen encontrar en los márgenes. Aprende, se creativa, busca la maravilla. Mira también hacia delante, el pasado ya ha pasado. Guarda recuerdos, no rencores.

Hablando de futuro te dirán que nada es imposible si te lo propones pero sí, hay muchas cosas imposibles. Conviene saberlo ya: tú propones y la vida dispone. Aun así nunca dejes de proponer, nunca dejes de soñar pero aprende a esperar. Que el miedo y la inseguridad no conduzcan tu vida, que sean tus sueños los que lo hagan. El miedo es un guía nefasto. Dicho esto, hazte amiga de tus miedos, es la mejor manera de que no te molesten y de que puedas vivir desde el corazón.

Hablando del corazón, deja que sea él quien te guíe. Cualquier acto de amor puro te aportará los momentos de alegría más intensos. Corazonada viene de corazón, ya sabes, escucha tu latido, tu instinto y ama incondicionalmente tu mundo, a los demás, tu vida y tu forma de amar. Vive enamorada.

Querida Amanda, te diría millones de cosas más, pero casi todo sería anecdótico. Hay muy pocas cosas importantes en la vida, sin embargo de esto te das cuenta luego, cuando ya la has vivido. No permitas que tu vida pase sin averiguar cuáles son estas cosas, sin saber cuál es tu esencia. Que tu vida no sea un simulacro.

Querida Amanda, disfruta de quien eres, disfruta de quienes son, disfruta de lo que es.

 

n7

 

nuìmero7

wonderland

 

 

8 respuestas a El número 7 de Wonderland street

  1. 1
    Heva dice:

    “Vive enamorada” preciosa frase.
    Feliz domingo mi niña ♥

  2. 3
    Karmen dice:

    Precioso !!!

  3. 5
    virginia dice:

    buenos días, Cristina
    Cuando leí la carta, no pude evitar acordarme de la película que tanto me gustó del Consul de Sodoma, donde en off se escuchan los versos de Jaime Gi de Biedma

    Jaime Gil de Biedma
    No volveré a ser joven, de Poemas póstumos

    ” Que la vida iba en serio
    uno lo empieza a comprender más tarde
    -como todos los jóvenes, yo vine
    a llevarme la vida por delante.

    Dejar huella quería
    y marcharme entre aplausos
    -envejecer, morir, eran tan sólo
    las dimensiones del teatro.

    Pero ha pasado el tiempo
    y la verdad desagradable asoma:
    envejecer, morir,
    es el único argumento de la obra. ”

    Tu carta es una carta llena de verdades, tu propones y la vida dispone, somos actores que nos lanzan en la película equivocada, ahí no nos sirve el guión que llevábamos memorizado, así que nuestras mejores armas, el sentido del humor, el amor, y sobre todo el estar porque es otra forma dar.
    Nena, he dormido fatal y ya no sé ni lo que te digo <3 Feliz día.

    • 6
      Cristina Camarena dice:

      Deberíamos poder vivir dos vidas, una para aprender a vivir y la otra para vivir ya sin mochila.
      Feliz domingo, guapísima, descansa, me encanta el poema de Gil de Biedma ;))

      • 7
        virginia dice:

        no sería lo mismo, eso es lo bello de la vida
        te dejo una escritora que no conocia Clarice Linspector, con una frase que ya me la he quedado porque me encanta (la he descubierto, a través de @juanaguindilla del blog http://lacocinadebabel.blogspot.com.es/2015/06/gazpacho-verde-con-hierbabuena-con.html
        “No sé amar a medias, no sé vivir de mentiras, no sé volar con los pies en la tierra. Soy siempre yo misma, mas ciertamente no seré la misma para siempre. Gusto de los venenos más lentos, de las bebidas más amargas, de las drogas más poderosas, de las ideas más locas, de los pensamientos más complejos, de los sentimientos más fuertes. Tengo un apetito voraz y los delirios más locos. Me puedes hasta empujar de un acantilado que yo voy a decir: ¿Y qué? ¡AMO VOLAR!

  4. 8
    terenya dice:

    Me encanta y me ha recordado a Chaplin y su obra de teatro:
    La vida es una obra de teatro que no permite ensayos…
    Por eso, canta, ríe, baila, llora
    y vive intensamente cada momento de tu vida…
    …antes que el telón baje
    y la obra termine sin aplausos.
    Lo peor que nos puede pasar es que no aplaudamos ni nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>