El valor de los pequeños

kiosko

Ilustración de Vireta

 

Hay un quiosco en Valls, Tarragona, cuyo propietario me pide uno o dos ejemplares de Kireei cada vez que sale un nuevo número. Esta simple operación comercial puede que no suene a extraordinaria, que sea una simple anécdota pero siempre que me llega su email pienso en el valor de los pequeños, en lo que aportamos los pequeños proyectos a un mercado (y a un mundo) masivo, globalizado, industrializado y poco humanizado.

Joan no saca nada de esta operación, ni yo tampoco. El tiempo que consumimos con los emails, con el envío, y con la gestión administrativa supera de largo el margen de beneficio que obtenemos de una o dos revistas, pero el atiende a sus clientes como cree que tiene que hacerlo y yo hago lo mismo. Andamos la milla extra, como dicen en inglés, a través de la generosidad, algo que suelen aportar las pequeñas empresas o proyectos unipersonales, entre muchas otras cualidades que todos conocemos: personalización, atención, dedicación, empatía, productos de calidad, creativos y sostenibles, cercanía, facilitación, saber estar y muchas cosas más. Es algo que comento en el acompañamiento de marketing: para resaltar en un mercado hipersaturadísimo hay que andar la milla extra, (y otras cosas más que también son necesarias) y la mayoría de nosotros lo hemos hecho sin saber que se llamaba así en marketing, sin hacerlo a propósito, porque alguien nos diga que es recomendable. Sale intuitivamente, naturalmente, no solo ahora en el entorno de internet, también desde siempre lo han hecho así las tiendas, los artesanos, y los pequeños profesionales en todos los pueblos y ciudades del mundo.

Como esta pequeña anécdota hay miles, seguro que conocéis a muchos andadores de “the extra mile” y es muy posible que vosotros lo seáis también, personalmente, aunque no tengáis un pequeño negocio. La vida y el trabajo están entrelazados de tal manera que los comportamientos y las actitudes son los mismos en ambos entornos. Muchos de vosotros, lectores de Kireei también me sorprendéis cada día con vuestra generosidad y vuestra actitud

Hay muchas otras cosas que hacemos los pequeños y no hacen los grandes, de hecho, en los últimos años, las grandes marcas están adoptando “maneras de hacer” de las pequeñas, conscientes como son de que este mercado hipersaturadísimo también lo está para ellos, viendo como ven que en un mundo en plena descomposición y decadencia es mas necesario que nunca brillar en humanidad.

Comprar en el pequeño comercio, sean tiendas físicas o proyectos online puede que requiera andar la milla extra, pero este camino va más allá de ser una pura transacción comercial, es más una manera de vivir, y puras transacciones ya hacemos muchas, a lo largo del día, a lo largo del año. Ahora que se acercan las Navidades conviene recordar una vez más que estamos todos en el mismo barco, conviene recordar cual es el valor de los pequeños, el que nos hace a todos más grandes. 

Postdata: La ilustración del quiosco personalizada para este post es de Vireta, andadora también de la milla extra. Gracias, Vir.

 

 

21 respuestas a El valor de los pequeños

  1. 1
    Heva dice:

    Maravillosas las dos ♥ Yo tb ando mi milla extra como he aprendido de mi mentora ;)

  2. 3
    virginia dice:

    Buenos días, Cristina, preciosa ilustración. Y Grandes los que caminan su milla extra, el mundo funcionaría mejor dando todos un poco más, aunque no nos corresponda, qué más da. Hoy hace un día maravilloso, también para dar un poquito más. Feliz día ;)

    • 4
      Cristina dice:

      hay una frase que me gusta mucho, Virginia: si todos dieramos un poco más, unos pocos no tendrían que darlo todo.
      un abrazo y gracias por estar ahí ;))

  3. Cierto es… y me hace recordar con nostalgia (aunque no lo olvido nunca) espacio nualan …. y la tienda fisica…

  4. 6
    Sara dice:

    Maravillosa reflexión. Has puesto en tu texto palabras que nosotros resaltamos mucho en nuestro trabajo, en particular en el mundo de la mensajería si no nos hubiéramos diferenciado en calidad, cercanía, trato humano, los gigantes nos hubieran comido con patatas. Preferimos pasar de una guerra de precios que los pequeños tenemos perdida y apostar por un servicio cuidado y de persona a persona, aunque como tú bien dices, en ocasiones no sea el negociazo sino al contrario, márgenes mínimos o ni eso, pero la satisfacción de ofrecer al cliente el servicio que estaba buscando.

    Gracias por tus posts de domingo, últimamente nos haces reflexionar mucho :)

  5. 7
    vireta dice:

    Ser pequeño te hará grande!!
    ánimo valientes!!

  6. 8
    Laura Gariglio dice:

    Cómo lo hacés?! siempre logras decir tan claramente cosas que a mí me cuesta tanto expresar. Me encanta leerte. Feliz domingo!

  7. 9
    Bateau Lune dice:

    M’encantaaaaa “conviene recordar una vez más que estamos todos en el mismo barco, conviene recordar cual es el valor de los pequeños, el que nos hace a todos más grandes”.

    Que bien escribes/te explicas Cris! Muy acertada reflexión + preciosa ilustración!!! Bravo Vireta&Cris

  8. 10
    mireia mim dice:

    Gran reflexión sobre una gran verdad…
    Felicidades por el post Cris!, y felicidades por la ilustración Vir!

  9. Me encanta esta reflexión de este post, y sobretodo en épocas en que el consumismo derivado por las compras navideñas se aproxima, vale la pena pensar en todos los pequeños que hacen grandes esfuerzos para sobrevivir cada dia y atender bien al cliente! Felicidades!

  10. Me ha encantado el concepto de “andar la milla extra” y también lo que comentas de que somos en el trabajo como en nuestras vidas, sobre todo cuando es un trabajo artesanal, vocacional, etc. Las miles y miles de cosas que hacemos todos los días por gusto, para que quede mejor, para que lo disfruten más. Y casi siempre de forma natural porque nos parece que esa es la forma de hacerlo y ya está. Enhorabuena y ánimo!!!

  11. 13
    natalia dice:

    es la primera vez que te leo. hay algo en lo que escribís que me ha emocionado, y no es la empatía sino tu sensibilidad. GRACIAS por hacernos sentir parte, mola de vez en cuando.

  12. 14
    Belén dice:

    Fantástico, estoy totalmente de acuerdo, muchos hacemos eso sin saber que en marketing tiene un nombre, sólo porque nos sale y es como creemos que debemos hacerlo.

  13. Qué bonito encontrar tus palabras entre la marabunta de grandes empresas y corporaciones deshumanizadas, qué bonito sentir que entre ellas nos movemos muchos pequeños caminando esa milla extra que nos hace grandes, muy grandes… Siento que poco a poco lo pequeño está tomando más fuerza en esta sociedad, oigo susurros a lo lejos que cada vez suenan más alto porque la gente vuelve de nuevo a valorar a su vecino, vuelve de nuevo a valorarse a sí misma…poquito a poco… pero siento/deseo que estamos en ese camino ;)
    Fantástico post Cris, un gustazo leerte! Y la ilustración es preciosa vireta, el detalle de la revista kireei sonriente es lo más :))

  14. Que bonita historia Cris!!! Llega al corazón, te toca la fibra. Ya me imagino la cara de satisfacción de Juan al entregar tu bonita revista a su destinatario.
    Gracias por todo!!!

  15. 17
    Maria Leon dice:

    He llegado a este post a través del blog de La Casita de Wendy, que sigo desde hace años. Te escribo lo mismo que le escribí a ella. Gracias por hacernos recordar lo importante.

    Comparto la opinión y me alegro del post precioso.

    María

  16. Pingback: Soy pequeña | treschanchitas.cat

  17. Estamos en el mismo barco, sí señor!

  18. 20
    Mar dice:

    Me ha sacado la lagrimilla, que cierto!
    Me alegra el enfoque, ojalá pudiera transmitirlo también así.
    Por desgracía, venga va, no, ¡por suerte! hago a menudo esa milla extra, a mi no me pesa, es el trato que quiero dar y si quiero mantener el gasto de envío por debajo de su coste y hay pocos envíos pierdo el margen en el gasoil de ir a Correos, ya no hablo de mi tiempo. Pero ese tiempo es el que me reprochan los que me quieren, y eso sí duele.

  19. Pingback: Regalos para foodies | make miso happy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>