Elzbieta

 

Hace algún tiempo mi hijo trajo un libro de la biblioteca de la escuela. Se titulaba “Flon-Flon y Musina” y en la portada aparecían dos tiernos conejitos de aspecto inocente en un paisaje invernal. No me imaginaba que dentro nos esperaban fragmentos como estos:


"Flon-Flon y Musina juegan siempre juntos, pero un día una cerca de espino los separa. Cada uno ha quedado de un lado distinto de la guerra; un día llegó la guerra y los dos amigos no podrán reunirse hasta que el silencio suceda al ruido y uno de los dos logre abrir un pequeño agujero en la cerca. Y claro, eso ellos no lo entienden…".
"-La guerra no muere jamás, hijo mío. Sólo duerme de vez en cuando. Y, cuando duerme, hay que tener mucho cuidado para no despertarla —suspiró su padre."

 

 

                

 

                       

 

La autora del texto también lo era de las ilustraciones; unas ilustraciones tiernas, sencillas, casi ingenuas. No había visto nunca un libro tan adorable que describiera de modo tan magistral un tema tan peliagudo como la guerra. Sé que sobran adjetivos en la frase anterior, pero resulta complicado para mi transmitir todas las emociones que me produjo la historia de Flon-Flon y Musina, un libro para niños que no tiene nada de trivial pero que sabe hacer entender a los niños los sentimientos más sencillos y puros que se esconden bajo el complicado mundo de los adultos.

Elzbieta, una ilustradora que hasta aquel momento era para mi desconocida, no es una novata en el mundo del libro infantil. Nacida en 1943 en Polonia, estudió en la Academia de Bellas Artes de Varsovia y ha recibido los principales premios europeos de ilustración. Sin embargo, encontrar información sobre ella en Internet no resulta tan sencillo como la importancia de su obra y su trayectoria harían pensar.

El motivo de que justamente ahora os quiera hablar de ella es que, para mi alegría, hace poco que Kalandraka ha publicado, en castellano y en gallego, dos de sus libros.


 

 

 

 

 

 

Con la noche, llega la Luna. Y todas las noches, Bubú la señala con el dedo y dice:
–¡Ahí está! ¡Todas las noches hace eso!
–¡Vamos, date prisa, Bubú! –le dice Oso.
Pero Bubú no se da prisa. Señala a la Luna y dice: 
–¡Ahí está!

Pequeña Luna

 

 

 

 

 

 

 

“Pequeña Luna” refleja cómo es el carácter de los niños en sus primeros años, cuando las palabras empiezan a asomarse a su boca, cuando desarrollan sus sentidos y la percepción del mundo que les rodea, cuando quieren llamar la atención de los demás ante aquello que a ellos mismos les llama la atención, cuando comienzan a mostrar una energía desbordante y son incansables.

 

 

 

–La desaparición de los niños es un misterio –dijo Berto.
–¿Quieres decir que no solo fue el nuestro…?
¿También desaparecen otros niños? –dijo Potito, sorprendido.
–Todos. Todos los niños desaparecen –aseguró Berto.
–¿Mueren? –susurró Potito.
–¡Claro que no: se convierten en personas mayores!

¿A dónde van los niños?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“¿A dónde van los niños?” es una tierna y entrañable reflexión sobre los primeros años de la niñez desde el punto de vista de aquellos juguetes que nos acompañaron en la etapa inicial de la vida y el crecimiento, compañeros de juegos… y de sueños.

 

En ambos libros Elzbieta se adentra, como es su costumbre, en la mente infantil y aborda sus inquietudes y pensamientos con ternura, pero también con una reflexión certera. Los dos están dibujados a lápiz y  acuarela, sobre un papel de textura vegetal que acompaña la atmósfera creada por los textos.  Son dos tesoros que no debéis dejar escapar en vuestra próxima incursión en la librería, lo mismo que cualquiera de los otros títulos que se editaron hace ya algunos años en castellano y que pueden resultar más difíciles de encontrar.  Pero si los encontráis, ¡no los soltéis! Apuntad el nombre, Elzbieta, y no lo olvidéis.

 

           

 

 

       


 

 

 

6 respuestas a Elzbieta

  1. 1
    raquelymaruxa dice:

    Ay la infancia… marca nuestras vidas.
    Gracias por las recomendaciones, Elena.
    Si no nos abandonara nunca el niño que llevamos dentro, no cometeríamos las atrocidades de los mayores.
    Unas ilustraciones y textos hermosos y sensibles.
    Besitos.

  2. 2
    Concha dice:

    ¡Qué libros más bonitos!
    Estos van a mi lista ya mismo, a ver si en mi próxima visita a Barcelona los compro.

    Gracias por la recomendación

  3. 3
    petilea dice:

    preciosos!!! muy buena recomendación… Kalandraka tiene muy buena elección, anotado para Sant Jordi!!! buscaré el de L’école du soir, me ha encantado…

  4. 4
    Meisi dice:

    Petilea, de parte de Elena, en francés hay un montón de titulos de Elzbieta. Mira este enlace http://recherche.fnac.com/Search/SearchResult.aspx?SCat=2%211&Search=elzbieta&sft=1&submitbtn=Ok
    o mismo en fnac.fr, poniendo libros de Elzbieta.

  5. Estimados amig@s de Kireei, desde Kalandraka, muchas gracias por este informe sobre Elzbieta. Para nosotros es un privilegio incorporar la obra de esta autora al catálogo de los Libros para Soñar. Nos alegra que sean de vuestro agrado.
    Saludos.

  6. 6
    Quetropical dice:

    Joooo!!! Flon-Flon y Musina está descatalogado. No lo veo ni en ebay. Llevo 2 meses, desde que lo vi aquí, buscándolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>