Escuelas que no se conforman

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. (Albert Einstein) 

 

DSC_0842

Foto Megan Spelman para Kireei magazine

Estamos saturados de oír noticias acerca de los resultados en las pruebas PISA, de la excelencia educativa en las escuelas finlandesas y de la comparación entre el tipo de excelencia conseguido en ese país y el que se consigue por otros métodos en lugares como Corea (la diferencia es, ni más ni menos, la felicidad de los niños). Nos da envidia Finlandia pero… ¿de verdad entendemos dónde radica la diferencia? No son solamente las dotaciones económicas o la arquitectura escolar, no es solamente la formación del profesorado. Todo eso es muy importante, pero lo más importante de todo es la sociedad que ha permitido, impulsado y apoyado ese tipo de educación. ¿Estamos nosotros dispuestos a cambiar nuestra forma de pensar y de actuar? ¿Estamos dispuestos a apoyar otro tipo de escuela?

Reflexiones como las de Carmen, maestra en Madrid, cuando se pregunta ¿En qué quedamos? desde su blog En búsqueda. Crónica de un viaje a Ítaca, nos dan algunos elementos para la reflexión. Su conclusión es muy elocuente: 

“Seamos coherentes: ese sistema desastroso y catastrófico que hay en nuestras aulas, es instructivo y no constructivo, fomenta la memoria en detrimento de la creatividad y la autonomía, ignora por completo los ritmos madurativos de los chavales, descarta totalmente el juego como principal motor de aprendizaje, sobrecarga las clases con más de 25 alumnos, programa tiempos y espacios totalmente rígidos, no deja sitio a la iniciativa y el debate, no digamos ya al cuestionaminto de lo establecido. Y es ese mismo sistema, alentado e incluso endurecido por nuestro gobierno, el que lleva años produciendo un porcentaje altísimo de fracaso escolar, alumnos desmotivados y abandonos apenas empezada la secundaria. Si de verdad creemos que en Finlandia está la salvación empecemos a aceptar y defender las pequeñas semillas de innovación, de respeto al niño, de metodología activa, que hay en nuestros coles. Como profes… y también como familias.” 

Afortunadamente existen proyectos públicos de innovación educativa que salen adelante con el esfuerzo de maestros y familias, con la complicidad de una comunidad de aprendizaje que se compromete a intentar algo diferente. En realidad, no es algo tan diferente, pues no hace más que recuperar principios de, por ejemplo, la escuela de la República, el método Montessori, la experiencia de Reggio Emilia, la pedagogía de Célestin Freinet… Nada inventado precisamente ayer.

 coro trio

Foto Escuela Joan Coromines 

Estos proyectos, que requieren del apoyo de las instituciones educativas para su continuidad, están en muchos casos en la cuerda floja, especialmente en estos tiempos de crisis y recortes. Un caso que nos ha tocado la fibra sensible es el de la escuela pública Joan Coromines de Mataró. Nos ha escrito una madre explicándonos esto: 

“El Coro, que es como lo conocemos los padres y madres cariñosamente, nació hace seis años partiendo de la inquietud de algunas madres y de los sueños de algunos maestros, y se ha ido construyendo a si mismo a base de amor, confianza, seriedad y trabajo en equipo.

Ahora, nuestra querida escuela se ve amenazada.

Esta semana se nos ha confirmado el cierre de una línea de P3 y, pese a nuestros esfuerzos (manifestaciones, un encierro de 24 horas…), la realidad nos ha caído encima como un jarro de agua helada. La escuela peligra y el ideal de educación basado en el respeto al niño, a sus ritmos reales y a sus intereses, que hemos soñado y defendido, podría desaparecer en poco tiempo”. 

Este es un video que resume el maravilloso proyecto del Joan Coromines, un proyecto que vale la pena mantener. El video es en catalán pero aunque no dominéis el idioma las imágenes hablan por si solas. 

 

ESCOLA JOAN COROMINES* from Escola Joan Coromines on Vimeo.

Para saber más sobre escuelas con propuestas alternativas podéis empezar leyendo este artículo de La Vanguardia: La escuela busca otra educación

Desde Kireei queremos enviar nuestro apoyo a la escuela Joan Coromines y a todas las escuelas que innovan, que apuestan por el camino difícil, que luchan por sacar adelante sus proyectos y que están pasando unos momentos muy complicados. En sus manos está nuestro futuro. ¿Queremos seguir con lo mismo o estamos dispuestos a apoyarles para intentar algo diferente?

 

20 respuestas a Escuelas que no se conforman

  1. 1
    Vane dice:

    fantástico este tipo de articulos.Gracias!

  2. 2
    ser_madre dice:

    Me ha gustado el artículo mucho mucho, ahora que soy madre, pero al ver el video, y escucharlo en catalán y no entenderlo me ha dado mucha rabia.

  3. 4
    lua dice:

    Fantàstic vídeo!!
    Molts ànims des de l´escola Turó del Drac de Canet de Mar, escola activa i oberta com la vostra.
    Desitgem que pugueu tirar el vostre projecte endavant, escoles així fan molta falta al món i a la vida!

  4. 5
    esther guerra dice:

    Soy madre de un niño de P3 que va al Joan Coromines y estoy orgullosa de nuestro proyecto como Comunidad de Aprendizaje.
    Gracias por difundir la noticia y apoyar los buenos proyectos.

    Saludos,

  5. 6
    All Washi Tape dice:

    De nuevo gracias por vuestra implicación en la educación y todo mi apoyo a la escuela Joan Coromines

  6. 7
    xuxu dice:

    Precisamente ahora que empiezan las preinscripciones escolares! y que no paro de darle vueltas al tema… escuela tradicional cerca de casa o nuevos horizontes, luz, creatividad… un poquito más lejos.
    Ya véis cual me gusta más *^_^* pero la decisión no es sólo mía!
    Me emociona ver que otro mundo y otra educación es posible y me encantaría formar parte de la gente que lo está cambiando!
    Gracias por mostrarnoslo,
    un abrazo!

    • 8
      Lara Perez dice:

      Xuxu:

      No te lo pienses: lo digo por experiencia. ¡Estar en sintonía con la educación de tu hijo vale más que cualquier otra cosa¡ Y él te lo agradecerá… Yo tambie´n, al principo, decidí llevarlo a la guardería que estaba cerca de casa de mi madre, así ella lo recogía, y le daba la comida, y no pasaba tanto tiempo en la “guarde”… Al final, no comía, cuando estaba en la guarde, estaba como “encerrado”, yo llegaba tarde al trabajo…. y a los pocos mese lo cambié a una guardería, donde sólo yo podía llevarlo y traerlo porque tenía que ir en coche, pero me venía de camino del trabajo, salían todos los días al patio, el menú estaba hecho por una dietista y era todo a base de verduras, guisos, luego él se hacía su siesta, y nada… realmente estaba 3 o 4 hs “efectivas” en la guarde, pero agusto… ¡No sabes que descanso me enró cuando lo cambié¡ El sacrifcio de tener que recogerlo y llevarlo sólo yo cada día, fue compensado con creces…

  7. 9
    Marta V dice:

    Y tanto que son malos tiempos… Yo lo estoy viviendo en mi escuela…
    La administración no solo no apoya sino que además obstaculiza, con la política de libros de texto y el papeleo descomunal y absurdo que exige. No se valora la creatividad, ni la imaginación, ni el arte…muy triste estoy.
    Gracias por esta entrada

  8. 10
    Yubarta dice:

    Gracias por publicarlo… se me han saltado las lágrimas de gratitud… ¡Vuestro apoyo nos llega!
    Un abrazo inmenso,
    Laura

  9. 11
    Berta dice:

    Hola Esther Guerra, hola Yubarta!
    Lua, mi hijo mayor estuvo dos años en el Turó del Drac de Canet y fueron unos tiempos muy felices, tenemos grandes amigos allí! Hoy mis hijos van al Coromines y me siento muy feliz de leer un articulo de nuestra alborotada comunidad en esta pagina a la que adoro desde hace no se cuanto tiempo ya! Gracias por darnos voz.
    Berta.

  10. 12
    montse dice:

    Gracias por compartir y difundir Corominas.
    No soy madre corominas pero si una enamorada del proyecto y me alegra ver como han crecido pese a las dificulatdes. Ojala no recorten una linea al futuro.El unico futuro son LOS NIÑOS

  11. Hola,
    quiero escribir, sobre todo, para apoyar a esas familias que están luchando por mantener su escuela. Yo soy madre en un colegio público de educación infantil en Leganés, Madrid, que se llama VERBENA, que trabaja igualmente desde el constructivismo y permitiendo que cada niño se desarrolle a su ritmo y desde sus intereses particulares. Un colegio en el que la participación de las familias es intrínseca a su funcionamiento. Un colegio en el que se fomenta la imaginación, la creatividad, la ecología, la cooperación, el respeto a la diversidad… Y un colegio que tiene una sentencia de muerte sobre su cabeza desde el pasado mes de Noviembre, en el que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid nos anunció su cierre a partir del próximo curso 2013-14.
    Las familias, con el apoyo de la dirección y todo el equipo docente y de apoyo del centro, estamos luchando activa e intensamente contra el cierre (con manifestaciones, firmas, encierros, reuniones, …) y por ello me atrevo a pedir también desde aquí vuestro apoyo a nuestro colegio y su modelo de educación infantil que viene demostrando su valía desde hace más de 20 años en nuestra localidad.
    También nosotros hemos hecho un video de promoción del cole, video que podéis ver en este enlace: http://www.youtube.com/watch?v=LUZr2VsUchY&feature=youtu.be; y tenemos una web que recoge toda la información sobre nuestras acciones (https://sites.google.com/site/verbenanosecierra/) y una petición en Change.org para todo aquel que quiera ayudarnos a luchar contra el cierre de nuestro colegio: http://www.change.org/es/peticiones/comunidad-de-madrid-y-ayuntamiento-de-legan%C3%A9s-no-al-cierre-de-los-centros-de-educaci%C3%B3n-infantil-verbena-y-valle-incl%C3%A1n-2.

    Saludos, y muchas gracias.

    Ángela.-

  12. 14
    Carolina dice:

    Genial la entrada, es una pena que se vayan perdiendo centros de calidad como este y que nos veamos “obligados” a elegir centros de enseñanza tradicional cuyos valores nos han llevado a la situación actual.
    Ojalá las cosas fueran de otra manera, ojalá hubiera más gente implicada en este tipo de proyectos, ojalá nos dieramos cuenta todos que el camino es el respeto y la consciencia de pertenecer a una sociedad.

  13. 15
    laraper dice:

    Conseguir una educación mejor, está en neustras manos como sociedad: no sólo depende de la arquitectura de la escuela, o (aunque no lo parezca) de las leyes. Muchas escuela o maestros marcan la diferencia a pesar de la legislación y de lo que se les cruce por delante, y merecen nuestro apaoyo y reconocimiento.
    Tengo la suerte de que en el cole público de mis hijos, si bien no han llegado al nivel del Joan Corominas, contamos cada vez con más participación los padres, podemos habalr con los mestros y entrar por el cole, tienen su huerto, realizan actividades por el publo, etc…No podemos permitir que esto se pierda, y depende de que los padres luchemos por ello.
    Así que ya sabemos: a reclamar, apoyar y defender la educación (y la sociedad del futuro) que queremos para nosotros y nuestros hijos.

  14. 16
    Margalida dice:

    Gracias por la entrada.
    Soy maestra y madre, con muchas ganas de cambiar el sistema educativo, planteándome dejar mi plaza de funcionaria docente para abrir una escuela Waldorf, la base de la cual es el trabajo artístico en todos sus ámbitos, ya que en mi puesto de trabajo llevarlo a cabo es muy difícil, tanto por parte de la administración como por algunos padres que no están preparados ni concienciados para el cambio.
    Mucho camino por recorrer pero con muchas ganas.

  15. 17
    Ana María Fernández López dice:

    Fantástica la iniciativa, esto es realmente una escuela, una intitución educativa abierta en la que participamos todos en el aprendizaje. Publicitarlo en varios idiomas, deberiamos recopilar un dossier de proyectos con iniciativas alternativas a los sistemas convencionales.
    Mucho ÁNIMO

  16. 18
    Gema dice:

    Gracias por esta entrada y gracias por dar voz a todas las personas que creemos que otra educación es posible.

    Mi hija va a “Rosa d’Abril”, una pequeña escuela infantil Waldorf en Barcelona. Una escuela que gracias a un esfuerzo inmenso por parte de las maestras y al apoyo de las familias se ha conseguido consolidar. Este año 2013, Rosa d’Abril ha obtenido, por fin, la homologación.

    No ha habido ayudas por parte de las instituciones pero, esta carencia se ha visto compensada con un compromiso total a favor de los niños por parte del equipo pedagógico y de las familias.

    Si creemos, sí, otra educación es posible.

  17. 19
    montse dice:

    Me encanta que se toquen estos temas. Mis hijas van a la escuela, Cim de Teia, donde hace un par de años entre todos decidimos implantar el proyecto de la comunidad de aprendizaje. Estamos muy ilusionados y creemos realmente en una escuela mejor para nuestros hijos, todo y que no es fácil conseguirlo con la inexistente ayuda de la administración. Por eso quiero aprovechar para agradecer a nuestros maestros todo su esfuerzo y dedicación y a todos los voluntarios que hacen posible seguir soñando en alcanzar un futuro mejor para nuestros hijos.

  18. 20
    alduita dice:

    Des de l’escola dels Encants molta força!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>