Eugenia Ortiz

 

 

A Eugenia Ortiz solamente le faltaba un curso para ser bióloga, cuando abandonó la carrera para introducirse en el mundo del arte. Después de estudiar en la escuela de Artes y Oficios Massana, prosiguió su formación en Holanda, especializándose en fotografía.
Al regresar a Barcelona continuó sus estudios en el Institut d´Estudis Fotogràfics de Catalunya, para profundizar en la técnica fotográfica y fué entonces paradojicamente cuando se inició en la fotografía estenopeica, es decir una vuelta a las raíces del medio, pues se trabaja con una cámara sin visor ni objetivo. Desde  mediados de los 90 su trabajo personal ha evolucionado en esta línea, centrándose principalmente en el paisaje, paralelamente ha desarrollado su trabajo profesional realizando encargos en diferentes areas como la prensa, la arquitectura e interiorismo, la fotografía de viajes y la docencia. (Bio de Eugenia Ortiz)

 

Su galería personal de fotografía estenopeica me pareció tan interesante que le pedí a Eugenia que me contara un poco más acerca de esta técnica fotográfica, y esto es lo que explicó:

"Con el tiempo me he ido especializando en lo que a mi trabajo personal se refiere con este tipo de cámaras. Son cámaras fotográficas sin visor ni óptica un pequeño estenopo o agujero la substituye, lo que hace que los tiempos de exposición sean tiempos largos, a veces horas. Me interesa este proceso porque cuando se realizan fotografías con esta técnica pasas a ser parte del paisaje, te da tiempo a observar con atención todo aquello que fotografías, casi como en un ejercicio de meditación formas parte de la fotografía. Al ser exposiciones muy largas todo lo que acontece delante de la cámara de acumula en estratos de imagen y tiempo."

 

Creo que su trabajo, además de sugerente y poético, da pie a la reflexión. Frente a la idea de fotografía como algo instantaneo (aunque ya sabemos que incluso con fotografía convencional esto no es cierto, pues en toda imagen hay un trabajo detrás) vemos aquí una técnica fotográfica en la que no solamente la preparación consume tiempo sino que la misma exposición es un acto que requiere paciencia, observación, pausa, espera. He aquí una muestra del trabajo de Eugenia que, a partir de una técnica sencilla e incluso rudimentaria, carente de la nitidez de las cámaras más sofisticadas pero también de muchas de sus restricciones, obtiene una imagen artística, sorprendente y expresiva.

 

 

Gracias a Ricard de La Varieté, que nos dió a conocer el trabajo de Eugenia.

 

5 respuestas a Eugenia Ortiz

  1. 1
    miquelido dice:

    Imágenes muy sensibles, como tu cámara de fotos de cartón , o de lata de leche condensada, que aunque parezcan que valen poco hay que cuidarlas;son frágiles, delicadas y casi mágicas.
    Sencillamente precioso, con la paciencia de alguien que sabe que está haciendo bien las cosas.
    Felicidades!

  2. 2
    chocolate dice:

    Me gustan mucho las fotografías, la luz y los detalles.

  3. Adoro este tipo de fotografía.Los resultados son mágicos,sin duda.

  4. 4
    krize dice:

    Me encanta…es algo muy bonito y diferente y sensible.

  5. 5
    MaruAveledo dice:

    Bello trabajo ¿sabian que existe el pinhole day? un día del año en que todos los amantes de este tipo de fotos sale a la calle a hacer una foto pinhole para luego publicarla en una página

    la info aquí: http://www.pinholeday.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>