Gemma Pampalona

 

  

Gemma Pampalona nació en un pequeño pueblo del Prepirineo y ya desde pequeña se interesó por las labores manuales. A los 6 o 7 años aprendió a hacer ganchillo y en la escuela rural donde estudiaba, en aquella época, se enseñaban "labores". Gemma disfrutaba mucho en esas clases e hizo un cojín que todavía conserva. Después de unos años sin hacer ganchillo, volvió a retomarlo con los clásicos tapetes, alguna toalla, bolsitas… El ganchillo se había convertido en una afición de la que disfrutaba mucho y que, con el paso del tiempo, unió con otra de sus aficiones: la creación de joyas. Así transformó su afición en una profesión y actualmente se dedica a la joyería de ganchillo.

 

 

Gemma nos habla de su trabajo:

Me considero artesana al 100% y después diseñadora. O ambas cosas a la vez. La artesanía, por desgracia, está mal valorada, aunque cuando va asociada al diseño parece que se le empieza a dar más valor. En mi caso, como el material principal es hilo de algodón, esto le resta valor a la joya. Pero yo considero que el valor de una pieza no está solamente en la parte material, sino en la artística, en la buena ejecución, en el tiempo dedicado, etc.

Mi trabajo surge de dos de mis grandes aficiones. En primer lugar, el ganchillo, que aprendí desde muy pequeña. Siempre ha valorado mucho las mal llamadas "labores del hogar", que considero auténticas obras de arte, tanto técnica como artísticamente. Un día descubrí que podía hacer estas obras "a mi manera"; es decir, que su función fuera adornar el cuerpo o, dicho de otro modo, hacer una joya. Al cabo de un tiempo entré en contacto con la joyería contemporánea y, a partir de entonces, mi concepción sobre la joyería cambió.
 
Vivir de la artesanía es muy dificil. No es suficiente ser una buena artesana, una buena diseñadora; también se tiene que ser empresaria y esta es la faceta que más me cuesta. Mis aptitudes están relacionadas con el mundo de la creatividad y el trabajo de empresaria me resulta frio y poco apasionante, aunque absolutamente imprescindible. Admiro a la gente que disfruta siendo empresario; yo, de momento, no he aprendido a hacerlo. En cambio, tejiendo las joyas de ganchillo disfruto mucho. No tengo ninguna dificultad en hacer nuevos diseños, a medida que tejo una nueva pieza ya me viene otra a la cabeza.

Mi cliente tipo es una persona que valora la artesanía, el buen hacer, la originalidad, la exclusividad… Las piezas que más vendo son los pendientes. Los collares gustan mucho pero como la mayoría de ellos necesitan mucho tiempo de elaboración, el precio es más alto y en consecuencia no se venden tanto.

Cuando me preguntan sobre mis fuentes de inspiración, sobre la filosofía de mi trabajo, la verdad es que la respuesta más espontánea es clara y concisa: Trabajo a partir de lo que he vivido, de lo que vivo, de lo que deseo vivir. Todo esto con ilusión, constancia, trabajo, profesionalidad, diversión, alegría, fantasía, esfuerzo, intensidad…

 

 

 

4 respuestas a Gemma Pampalona

  1. 1
    akkadesign dice:

    Me encantan las formas tan organicas que se pueden conseguir con el ganchillo. El collar de la primera foto es precioso.

  2. 2
    criscamarena dice:

    yo también me he enamorado del collar :))) entre otros.

  3. 3
    kebonikö dice:

    El trabajo de Gemma es ESPECTACULARRR, yo desde el primer momento que lo ví me quedé enamorada, y por suerte ya hace tiempo que lo puedo disfrutas :)

  4. 4
    idniama dice:

    Felicidades Gemma, tus piezas me encantan !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>