¿Halloween o Todos los Santos?

 

Imagen de Martha Stewart.

 

El año pasado, cuando hablamos de las calabazas de Halloween, nos consta que mucha gente se animó a hacer una. Sin embargo, es posible que para muchas otras personas esta sea una tradición ajena e invasora a rechazar. A mi no me hace mucha gracia la parafernalia comercial de Halloween, ni las calabazas de plástico, ni los sustos de mal gusto, pero no es problema de la festividad, es problema de las formas en que se celebra. También pasa lo mismo con la Navidad y no por eso deja de gustarme.

La palabra Halloween es una evolución de la pronunciación de All-Hallows-Even (es decir, la noche anterior al All Hallows Day). Por lo tanto, no es necesario adaptar la palabra pues ya tenemos la nuestra propia, aunque no sea tan “popular”. Pero, ¿es necesario adoptar la calabaza?

No, no es necesario adoptar nada, porque ya lo teníamos aquí. Aunque ya lo apuntamos el año pasado, mi amiga Roser me escribió luego para explicarme algo al respecto. Trascribo con permiso sus palabras:

“Viendo la entrada de Halloween, me he acordado de algo que te quería comentar a propósito de las tradiciones. Hicimos el taller de vaciado de calabazas en el colegio, a pesar de que algunas personas se quejaban de que era tradición yankee. Yo les insistí que no y así quedó la cosa. Hace unos días llegó mi suegro a casa y se emocionó al ver la calabaza que hizo el niño. Él es del año 1920, y lo que me contó pertenece a esa década y a la siguiente. Mi suegro es de un pueblo muy pequeño, en el Somontano. Antes del día de Todos los Santos, los niños mayores vaciaban unas calabazas alargadas hasta dejar solamente la piel. Como esas calabazas no eran buenas para comer, lo que sobraba lo daban a los cerdos. Una vez vaciadas las calabazas, les hacían caras y calaveras, les ponían una vela y las llevaban al cementerio para dejarlas encendidas en la puerta y sobre la tapia. Algunas también las ponían en las casas y en las ventanas. Con el paso del tiempo dejó de hacerse porque ya no había tantos niños en el pueblo.”

 

No tenemos fotos de esas calabazas del Somontano, 80 años atrás, pero sí tenemos algunas imágenes de la decoración de Todos los Santos de Meisi, que el año pasado se puso manos a la obra. Esta es su experiencia:

 

El año pasado fue el primero que decoramos la casa para Halloween, aunque no el primero que mis hijos salían a pedir caramelos. Desde que vivimos en un lugar pequeño es más corriente ver grupos de niños disfrazados. Cuando vivíamos en Valencia lo hacíamos porque vivíamos en un piso con zona común. Si no es así, no es nada fácil para los chicos meterse en edificios de pisos y que alguien les abra la puerta…

Como iba diciendo, decoramos Halloween, y mi impresión fue que es algo tan fácil y divertido que me supo mal haberme perdido otros años. Aquí van mis ideas y unas cuantas fotos. O más bien debería decir mi idea: cartulina negra y tijeras.

Cuervos, murciélagos, arañas; muchos y de diferentes tamaños. Pegar arañas en el interior de las lámparas traslúcidas fue una gran idea. Me decidí a recortar un silueta de un árbol siniestro y me quedé con ganas de alguna lápida. Hicimos pasteles poniendo una cobertura de chocolate blanco sobre de unas magdalenas y con chocolate negro dibujamos unas calaveras. Y, por supuesto, las reinas fueron las calabazas. ¡Fue una sorpresa lo fácil que era hacerlas! Yo me había armado con todo tipo de instrumentos cortante y al final se cortaba como el papel. Claro que fueron una calabazas compradas en Lidl que deben ser expresamente cultivadas para decoración, porque son de piel muy fina y casi sin pulpa, y de color naranja. Prácticamente no había nada que vaciar. Sin embargo hay algo que tengo que mejorar este año: a los dos días ya se llenan de mosquitas y empiezan a oler (poquito, nada grave). Quizás la solución sea hacer dos tandas y reservar unas frescas para la noche de Halloween. La semana antes cuando me despertaba las encendía para que cuando se levantasen los chicos ya hubiera ambiente en casa.

 

 

 

 

 

 

 

 

26 respuestas a ¿Halloween o Todos los Santos?

  1. 1
    eva luna dice:

    Me alegro que habléis de este tema, pues yo pienso lo mismo y hace días hablé de ello en mi blog. Creo que esta tradición no es tan extranjera como parece.
    http://galletasdehierro.blogspot.com/2010/09/halloween.html

  2. 2
    dimesydiretes dice:

    diooos! magdalenas de jack! molan! yo me flipo con las cosas de decorar, sobre todo si son de terror, a ver si hago algo este año para el cumple dem i chico que es el dia 2 y os las mando.

    besetes!

  3. 3
    marisina dice:

    me encanta, este año queremos decorarar la casa y vaciar calabazas a ver que tal nos sale la cosa, las compraremos en el mismo suepermecado y utilizaremos cartulina o fieltro negro para hacer los animalitos de la oscuridad jeje espero que a los sobrinos les guste…

  4. 4
    Fe dice:

    ¡¡qué díver es Halloween con niños y cómo nos han gustado esas magdalenas!!

  5. 5
    lalit dice:

    Las madalenas son estupendas!!! jajaja

  6. 6
    Violeta dice:

    Este año nosotras nos apuntamos a todo: disfraces, calabazas, fiestas temáticas, adornos, galletas y magdalenas. Ya os contaremos..

  7. 7
    MaryConchy dice:

    Hola amig@s, me llamo Concha, soy gallega y vivo en Valdoviño, un maravilloso pueblo entre Ferrol y Cedeira. Uno de los mejores recuerdos que tengo de mi infancia, allá por los finales de los 60, es el de mi abuelo materno preparando la mejor calabaza de su plantío para, luego, asustarnos; colocaba la calabaza (vaciada, con ojos siniestros, sonrisa diabólica y su vela encendida) en la ventana de la habitación mas oscura de su casa, y nos animaba a entrar en ella sugiriendo que allí había algo misterioso. Nosotros, sus nietos, lo pasábamos genial, y él también.
    Quiero contaros con esto, que en nuestra zona, siempre se ha realizado el vaciado y tallado de calabazas, para luego colocarlas encendidas en ventanas, puertas y muros de las casas; y, desde hace unos 20 años, le llamamos Samain (con tilde en la “i” que mi teclado se niega a marcar y el corrector ortográfico no reconoce); mi hijo mayor tiene 18 años, y siendo un peque de preescolar, ya se organizaban en su colegio “concurso-exposición de calabazas” en Samain (finales de octubre), en el cual abuel@s, padres y madres presentábamos junto con nuestros hijos nuestras esculpidas calabazas (se valoraban por su tamaño, por su creatividad en la talla, por los adornos añadidos, etc). Muchos abuelos y abuelas cultivan calabazas exclusivamente para contentar a los nietos en Samain.
    Y nombro el pueblo de Cedeira porque fue un maestro de esta localidad el que redescubrió el nombre de Samain aplicado a esta celebración; por cierto Samain significa “el final de los tiempos cálidos”.
    Hoy en día, continúa celebrándose el Samain gracias a numerosas asociaciones y agrupaciones, con divertidas actividades infantiles “llueva o truene o haga sol”.
    Es por esto que, para nosotros, no es ni Hallowen, ni Todos los Santos, es Samain.

    Un saludo, Concha.

  8. 8
    Erredé dice:

    Cuando yo era pequeño, (Te hablo de los años 70), el día de todos los santos íbamos al pueblo de mi padre, en Cuenca, a dejarle flores a los difuntos. AL volver de noche, al pasar por un pueblo cercano, solíamos encontrar calabazas con velas dentro y caras recortadas puestas en la carretera. Por aquel entonces no había llegado la moda americana.

  9. 9
    Elena dice:

    Muchas gracias a todas las que habéis compartido vuestras experiencias acerca de esta fiesta. Mucha gente se sorprenderá de ver con qué larga tradición autóctona cuenta, y que no solamente lo decimos en Kireei: nuestros lectores lo corroboran y amplían la información!
    Si nos queréis enviar imágenes de vuestra fiesta de Todos los Santos, Día de Difuntos, Samain, Tots Sants, Halloween o como sea que le llaméis, nos encantará verlas (y compartirlas!, si nos dejáis).

  10. 10
    Aretha dice:

    Pues yo no sé qué tiene Halloween…pero mis hijos mayores están fascinados con todo lo que tiene que ver con vampiros, fantasmas…Hace dos años, cuando el mayor tenía 5 años me pidió hacer una fiesta de Halloween en casa para que toda la familia cenara rodeada de calabazas, murciélagos…y vaya si gustó la idea jeje, el domingo celebramos la tercera edición de la fiesta. Los niños ayudan con la decoración, dibujan aquello que creen que va bien con la fiesta y decoramos la casa con sus dibujos, globos naranjas y negros, etc. Después la merienda o cena incluye algún manjar monstruoso y pasamos un rato divertido. Ah! los niños se ponen algún disfraz, como no. Os mandaré alguna foto para que veais.

  11. 11
    Lara dice:

    Hola a todos

    Yo soy asturiana, de padres gallegos, y de pequeña, pasábamos estos días en Galicia donde, tal y como explica una compañera en su comentario, era muy habitual aprovechar las calabazas que previamente vaciaban las abuelas (para elaborar cabello de ángel), para tallarlas y colocarles una velita dentro.

    Años más tarde, en mi época del instituto, un profesor nos explicó que esta celebración tiene origen celta y que fueron los inmigrantes irlandeses los que transmitieron la tradición los americanos. Existen textos asturianos de antaño en los que se narra de forma explícita, cómo los niños de los pueblos iban de casa en casa pidiendo dulces y se describe el mundo mágico que se creaba la noche de Todos los Santos, en la que salían a los caminos seres mitológicos como "la güestia" (cortejo de almas en pena que portan huesos encendidos a modo de cirios) o "el güercu" (pájaro que informa de alguna muerte cercana).

    Besos a todos/as y Feliz Hallowen(??)

  12. 12
    eumama dice:

    Mi madre es del campo de Calatrava, en Castilla la Mancha y dice que en su pueblo cuando era ella pequeña también vaciaban calabazas y las ponían en las ventanas, con una vela dentro, la noche de todos los santos. No es tan yankee la tradición como parece.

  13. 13
    yayi1974 dice:

    Me chifla Halloween este año tengo 2 fiestas, a cual más terrorifica, una chulada decorar las lamparas por dentro y esos cupcakes que son increíbles.
    Un super post, felicidades.

  14. 14
    funka dice:

    Mi abuelo, nacido en una aldea de la provincia de Albacete a principios del siglo XX, vaciaba y decoraba calabazas para sus nietos allá en los primeros años 80. Les poníamos unas velas dentro y tostábamos las pipas para comerlas…dudo que fuera una moda yanqui…más bien parece que son ellos los que han ido adoptando tradiciones europeas.

  15. 15
    Leticia Eirín García dice:

    Yo también soy gallega, y aquí, como bien se ha dicho, se denomina Samaín que, como el Halloween para los países de habla inglesa, es una tradición de origen celta. En Galicia se ha perdido durante la dictadura, pero en los últimos años se ha ido recuperando. Yo tengo 30 años y durante mi infancia no se celebraba, pero mi padre tiene 63 años y de niño si lo celebraban: iban durante la noche por las casas, pidiendo lo que les pudiesen dar para comer, e iban acompañados de una calabaza con una vela dentro. Así que ya veis que de tradición yankee nada, simplemente tradición de los conocidos como países celtas. Un abrazo!

  16. 16
    LAURA dice:

    Hola!!

    Tengo 31 años y desde pequeña recuerdo esta fecha con mucho cariño. Soy de Cedeira, un pueblo del norte de A Coruña. Un maestro, Rafael López Loureiro, fue la persona que revivió la fiesta, es de origen celta y la llamamos Samaín. El cristianismo la reconvirtió en el Día de Todos los Santos.
    La noche del 31 de octubre comienza el Año Nuevo celta, termina el verano y entra el invierno. En esta noche las ánimas de los muertos atraviesan la puerta que separa el mundo de los vivos y de los muertos y visitan las casas de sus familias para calentarse y tomar algo de alimento. De Irlanda pasó a Estados unidos en el siglo XIX y principos del XX donde se celebra hoy día como Halloween.
    Siempre recordaré esas tardes vaciando calabazas con otros niños, ese olor mezclado con la humedad del ambiente propio de la fecha en la que se celebra. Y más tarde el desfile…
    Ahora en Galicia se celebra en muchos lugares y es una maravilla disfrutar de esta festividad. Si quereis acercaros a Cedeira debeis saber que este año se hace el 29 de octubre… ya no queda nada!!

    Tienen página en Facebook: https://www.facebook.com/#!/pages/Samain/153619851344586

  17. 17
    Coral dice:

    Hola, soy canaria y Hallowen o difuntos a los chicos les encanta hacer una fiesta por cualquier motivo, en casa llevamos varios años celebrandolo… ” sin comprar nada” improvisamos disfraces con lo que encontramos, se pintan y pintamos calabazas en camisetas, en talegas de tela para pedir golosinas, decoramos con cartulinas y muchas velas y preparamos cena monstruosa… Nuestra adaptación a la tierra es que los padres sacamos las butsir a la calle para tostar castañas y beber anis…cucuruchos de periodico con castañas y peli de terror para terminar… Al final compartimos todos un rato y ellos se lo pasan genial!!! saludos

  18. 18
    Villa Diseño dice:

    Me encanta Kireii!!! yo soy de Chile y hace pocos años esta celebración tomo fuerza. Cada una de las fotos en una inspiración para celebrar haloween. Mil saludines

  19. 19
    Sandra dice:

    Hola: Si os interesa saber más sobre la noche de las ánimas y ver fotos de todo un pueblo lleno de calabazas, las luces apagadas y Doña Severa explicando las tradiciones no podéis perderos la página de Radiquero, uno de los pueblos del Somontano de Huesca. El año que viene se cumplirán 10 años de la recuperación de la noche de ánimas. Aquí intentamos no ir disfrazados, ni pedir caramelos. Esto no es Hallowen, hay calabazas, talleres y cuentos de miedo. Este año salió en la portada del Diario del Altoaragón, en el Heraldo, salió en directo en Antena Aragón y en el programa gente de TVE. Si quereis pasarlo bien con niños celebrando nuestras tradiciones, sin tener que comprar, ni meteros dentro del consumismo Hallowen, vuestro sitio es Radiquero.

  20. Pingback: Por tus manos - Halloween: preparando las calabazas

  21. 21
    Marta dice:

    Pues aunque parece que no es tan foránea como parece esta tradición lo cierto es que no tengo ninguna queja a que se adopten las fiestas de qualquier sitio. En mi casa y mi familia nos adaptamos a todo. Cosa bien diferente es que nos negamos a perder nuestras tradiciones y costumbres pero por celebrar, no nos importa celebrar la “fiestología”popular de otras culturas siempre y cuando no contravenga la nuestra propia. Así en Cataluña comemos las castañas y panellets típicos de Todos los Santos y a la vez ya vacíamos calabazas y los niños se disfrazan. Por Navidad Santa Claus tambien trae un regalo pequeño a mis hijos, pero son los Reyes Magos los que acaban cerrando fiestas con los camellos llenos. Lo dicho, que por celebrar que no quede.

  22. 22
    Maria dice:

    Yo no quiero ser pedante pero con tanto intrusismo nuestras tradiciones nos las estamos cargando.
    Estos dias conmemoramos la fiesta de nuestros difuntos y han sido tan importantes en nuestras vidas que no merecen recubrirlos con brujas ni calabazas. Yo soy creyente, católica prácticante

  23. 23
    Elena dice:

    Maria, con todo el cariño y respeto, creo que no te has leído la entrada ni los comentarios de las otras lectoras. Si fuera así sabrías que no es una tradición foránea. Precisamente lo que buscaba cuando escribí esta entrada es que no nos limitáramos a copiar el halloween en su forma americana sino que volviéramos a las raíces de nuestras celebraciones ancestrales. Al fin y al cabo, el día de todos los santos salió de Europa (y también existe en otras culturas no europeas), no lo inventaron los americanos en un centro comercial. Claro que no es una celebración católica, tiene raíces pre-cristianas, y es el hecho de que esta época del año haya sido desde tiempos inmemoriales el tiempo de recordar a los difuntos, y la puerta abierta al mundo de los espíritus, es lo que hizo que la Iglesia Católica fijara su festividad en esta fecha también. De hecho, prácticamente todas las tradiciones tiene orígenes muy anteriores a la Iglesia, con excepciones muy concretas como el Corpus. En todo caso, no es obligatorio celebrarlo, faltaría más. Pero quien quiera hacerlo, que sepa de dónde viene y luego que lo celebre como más le apetezca. Y si el 31 quiere encender la calabaza y comer castañas y ver una peli de miedo con los niños, y el día de difuntos va al cementerio y recuerda a sus familiares desaparecidos, sea creyente o no, pues ¿cual es el problema? Y si alguien se queda solo con la parte de ver pelis y otros solo va al cementerio y otro no hace nada, pues igual de bien… cada uno a lo suyo. Es un tema cultural, colectivo y también personal. La práctica de los preceptos religiosos es otro tema, relacionado, pero otro tema.
    Por otra parte, incorporar tradiciones nuevas, siempre que sea con un sentido y adaptándolas a nuestra cultura y nuestro sentir, no tiene nada de malo. Todas las tradiciones se empezaron en algún momento, y me encantan las tradiciones familiares, esas que un día alguien inventó y que las generaciones siguientes han continuado. Ese sentido de pertenencia, continuidad y tradición me gusta mucho.

  24. Pingback: Nuestro Halloween y el día de la canción criolla » Abrakadabra Photography- Fotografía newborn, infantil y de familia en Valencia

  25. 25
    Mª Jesus Trebol dice:

    La tradición de vaciar las calabazas y colocar velas dentro no es solo anglosajona.
    Soy de un pueblo muy cerca de Zaragoza y alli cuando yo era niña a finales de los cincuenta y primeros de los sesenta, ya saliamos a jugar de noche y contar historias de miedo con las calabazas que algunos chicos traian a nuestra calle con la vela dentro.
    Era genial, todos pasabamos mucho miedo pues en aquellos años la iluminación de las calles era muy escasa y las calabazas tenian ese aire fantasmal que tanto nos atraia.
    Disfrutabamos mucho con aquel juego; es una lástima que se perdiera esa costumbre, mis hijos no la conocieron porque los agricultores dejaron de sembrarlas.
    Como podeis ver esta costumbre no solo la conocen los americanos o europeos, pero si tenemos que reconocer que si nos han traido los disfraces de brujas y vampiros, el truco y el trato y las fiestas con disfraces macabros.
    Es bueno que el personal lo pase bien, siempre que no se dañe a nadie y sepamos adaptar lo qu enos llega de fura a nuestro modo de vida.
    Un saludo

  26. 26
    Montse Pérez Brualla dice:

    Mi madre es de un pueblo de la Hoya de Huesca donde también hace muchos años se celebraba la “Noche de las Almetas”. Vaciaban las calabazas, les ponían velas dentro y las colocaban en las ventanas de las casas, dado que no había casi iluminación daban un aire fantasmagórico que hacía que los pequeños lo pasaran muy bien o pasaran mucho miedo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>