Ideas para cocinar con wok

>

Cocinar con wok es relativamente sencillo. Además, la simplicidad no es su única ventaja, se ahorra energía ya que la forma del recipiente permite que se caliente rápidamente y, al cocinar las verduras al dente, en dados o juliana, se prepara en poco tiempo y se mantienen las propiedades. Cocina rápida y sana. Parece una contradicción ¿verdad? Pues así es, el wok permite cocinar “fast food” sin obtener “junk food”.
Todo son ventajas, además, no hay lugar para la monotonía. Os voy a dar unas ideas generales para que os sirvan de introducción al wok para hacer recetas básicas de salteado de verduras con carne, pescado o marisco. Más adelante ya haremos recetas más sofisticadas, pues el wok tiene muchísimas posibilidades.

 

 

-Necesitaréis dos o tres verduras susceptibles de saltear: zanahoria, puerro, brócoli, lechuga, calabacín, pimientos, cebolla. Se cortan en juliana (a tiras) o a dados. Es el único “engorro” que tendréis, el corte de la verdura. La mandolina es ideal para esto, rápida y permite cortes uniformes. Os debéis asegurar de tener todas las verduras cortadas antes de empezar a saltear.

-No uséis aceite de oliva, no es que sea imposible pero no conseguiréis el sabor característico. Para ello usad aceites como el de sésamo, de maíz, de soja, de cacahuete, etc. Calentad un par de minutos dos o tres cucharadas de aceite antes de agregar los primeros ingredientes, saltead un poco de ajo o jengibre al principio si queréis aromatizar el aceite, pero sacadlo al cabo de unos minutos para que no se queme.

-Esta es la secuencia a seguir para saltear: primero las proteínas (carne, pescado, marisco, tofu), a continuación hay que sacarlas y agregar las verduras que necesiten más cocción, al final se saltean las más ligeras y se vuelve a añadir la proteína del principio. Hay que remover durante todo el proceso, apartando cantidades hacia los lados continuamente y devolviéndolas al centro que es donde se fríen.

-La salsa de soja es el condimento más común, mientras estáis salteando se rocían los ingredientes con esta salsa un par de veces, primero a la proteína y luego a las verduras. Formad un pozo en el centro del wok, apartando los ingredientes hacia los lados, y rociad este hueco con la salsa. Hay muchas otras salsas que se pueden usar, pasad por una tienda especializada y comprad un par para ir probando sabores: salsa curry (pasta), satay, hoisin, salsa de ostras…

-Podéis marinar la proteína a priori si queréis: con limón, jengibre, soja, ajo durante una hora más o menos. Al estar marinado el sabor será más intenso.

-Acompañad con el cereal de vuestra elección: arroz, fideos chinos, tallarines de arroz.

-Recordad: fácil + sano + rápido + divertido. ¿Alguien da más?

 

         

 

Accesorios de surlatable.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>