Ideas para la carta a los Reyes

¿Queda alguien que todavía no haya escrito a los Reyes Magos? Por si acaso, aquí os presento algunas ideas que quizá ayuden a decidir algún regalo de última hora.

Uno de los regalos a los que se les saca más partido son los juegos de construcción de madera. Quizá no son tan espectaculares en el momento de desenvolverlos como otros juguetes pero garantizan diversión durante meses y años; lo digo por experiencia. La versatilidad de este tipo de juegos hace que sirvan para un amplio espectro de edades, e incluso para adultos si se trata de una versión como la de KAPLA (os hablamos de ella aquí), que permite desde construcciones sencillas hasta espectaculares maquetas.

 

 

Caja KAPLA con 280 bloques de pino, vista en Kinuma.

 

Otro juguete estrella de las cartas a los Reyes son las casitas de muñecas. A veces se considera un regalo propio de niñas, pero yo no lo veo así: una casa bien construida y con posibilidad de albergar diferentes estilos de juego puede servir tanto para niñas como para niños. Es el caso de esta "casa verde", una casita totalmente ecológica; tiene un aerogenerador, un panel de células solares, un barril para la recogida de lluvia, una biofachada, un toldo para regular la cantidad de luz y la circulación del aire, y contenedores de reciclaje. Increíble, ¿verdad? Además, incluye los muebles, y están disponibles los complementos habituales: accesorios, juguetes, mascotas y (¡por supuesto!) los habitantes.

 

Kit de casa ecológica, vista en Territorio Mini.

 

Otro regalo habitual son los peluches y muñecos blanditos. Normalmente se piensa en los bebés cuando se recurre a este tipo de regalo, pero una nueva generación de softies viene a desmentir este tópico. Si no lo creeis, mirad esta guitarra tan chula, que sirve tanto para decorar como para jugar a ser una estrella del rock.  

Guitar Softie The Rock Star, de The Grateful Thread, vista en Cool Baby.

 

El siguiente regalo de habitual no tiene nada, pero si vivís en una zona en la que nieva, los niños se van a quedar boquiabiertos si los Reyes les dejan esta maravilla al lado de los zapatos. ¡Hasta a mi me dan ganas de deslizarme en trineo!

 

Trineo clásico plegable, visto en Holamama.

 

Quizá vuestros hijos no sean tan de aventuras al aire libre y, en cambio, disfruten con experimentos científicos. Los juegos de química, de botánica, la excavación de dinosaurios, etc., pueden ser magníficas opciones para pedir en su carta. Pero ¿qué me decís de este juego de genética? Nunca había visto algo así y, desde luego, habría sido mi sueño a los 13 años, cuando pensaba que a mi también se me podría haber ocurrido lo de los guisantes de Mendel… (¡bendita inocencia!). Con este juego, se puede aislar el ADN de un tomate, entre otras cosas.

 

 

Juego de genética, visto en Imaginaria.

 

Otra opción, más tradicional, son los puzzles y encajables. Pero como aquí no quiero hablar de lo que podéis encontrar en cualquier tienda del barrio, sino de cosas especiales que solo los Reyes pueden conseguir, os sugiero las maravillosas PlayShapes. Se trata de un original y divertido set de 74 piezas geométricas, con infinitas combinaciones, incluso en 3 dimensiones. También se pueden usar como plantillas para dibujar y su tacto es muy agradable, la madera es un material tan cálido y bonito…  

 

Playshapes, visto en JugariJugar.


 

Otro juguete clásico en las cartas de los Reyes es el circuito de tren. El que os quiero mostrar, de SYMPLO, pertenece al sistema de construcción modular HYBO. Esto quiere decir que las baldosas de la base del circuito también sirven para hacer construcciones tridimensionales y para combinar con otros sets del mismo sistema, o incluso con otras vías de diferentes fabricantes. Además, hay árboles, setos, semáforos, farolas, THEME SKIN (láminas de plástico que recubren las baldosas cambiando el escenario: ciudad, bosque…) y vehículos desmontables. ¡Me encanta!

 

Circuito de tren HYBO© de SYMPLO, visto en Linterna Mágica.

 

Finalmente, os quiero mostrar un posible regalo para niños fascinados con la escritura y que ya la dominen con cierta soltura. Se trata de kits de caligrafía. No os recomiendo ninguna tienda virtual porque no la he encontrado y porque, además, estos kits u otros similares pueden encontrarse en muchas papelerías grandes o tiendas de material de oficina, así que los Reyes no tendrán problema alguno en aprovisionarse. En realidad no son juguetes, porque la tinta, las plumas, el papel… todo es de verdad. Y en los casos que os presento, están fabricados por marcas de reconocido prestigio. Es un regalo exquisito y muy especial, no apto para todos los públicos, pero que seguro que hará las delicias de algunos pequeños escribas.

 

Kits de caligrafía medieval, egipcia y china de J.Herbin.

Kits de caligrafía china y latina de Aladine.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>