Iela Mari

En Ilustración infantil encontramos esta breve nota biográfica sobre Iela Mari:

 

IELA MARI (Milán, 1932)
IELA MARI comenzó su aventura editorial en torno a 1958, con libros pensados para sus propios hijos. Su formación es autodidacta, aunque estudió diseño en la Academia de Brera (Milán). La preparación de cada libro siempre iba precedida de un intenso trabajo de documentación, fundamentalmente en bibliotecas. Decía la propia Iela Mari que sus obras no estaban pensadas “como libros educativos de historia natural, sino más bien como imágenes del nacimiento de la vida”.
En los cursos que impartía en la Escuela de Diseño de Milán, una de sus principales lecciones consistía en inculcar a los estudiantes que “para llegar a una síntesis hay que partir de un análisis, no a la inversa”. Por eso para Iela Mari es tan importante el detallismo con el que traza elementos tan sencillos como las hojas del árbol: “Primero hay que dibujar todos los detalles, y después añadir y añadir…”

 

No se mucho más de ella ya que, si abundante es la bibliografía dedicada a su marido, el diseñador Enzo Mari, pocas líneas se han escrito sobre esta maravillosa ilustradora, teniendo en cuenta la calidad de sus obras.

En casa tenemos dos de sus libros, L’albero, traducido al castellano como "Las estaciones", y La mela e la farfalla, "La manzana y la mariposa", ambas ediciones de Kalandraka.

 

 

 

L’albero vio la luz en 1973. Sin embargo, resulta un libro sorprendentemente actual. Como el resto de libros de Iela Mari que han pasado por las manos de mis hijos, es uno de sus preferidos. No se cansan de mirarlo y comentar cada escena.

El libro describe el ciclo de las estaciones a partir de un mismo plano de un árbol y el campo de que lo rodea. Redunda en la idea de círculo sin fin que tanto gusta a Iela Mari. La gama cromática es limitada, pero los detalles y la precisión del dibujo son extraordinarios.

 

 

L’albero se podría utilizar como material para explicar a los niños el ciclo de la naturaleza. Desde este punto de vista es perfectamente científico y, a diferencia de otras obras dirigidas a los niños, no tiene texto. Pero personalmente creo que tomar este libro con el único objetivo de enseñar al niño cómo funcionan las estaciones es desaprovecharlo. Si permitimos, en cambio, que explore libremente sus páginas, descubriendo por su cuenta todos los detalles que Iela Mari nos regala, percibirá sin apenas darse cuenta la belleza silenciosa del ciclo de la vida.

 

Tres cuartos de lo mismo sucede con La mela e la farfalla, creado en colaboración con Enzo, en que asistimos de nuevo a un ciclo interminable de nacimiento, crecimiento y reproducción.

 

 

En castellano, las obras de Iela Mari han sido publicadas por Kalandraka y por Anaya (Historia sin fin, El erizo de mar).

 

 

2 respuestas a Iela Mari

  1. 1
    Bea79 dice:

    que maravilla de libros! son preciosos! gracias por compartirlos.

  2. 2
    Woo dice:

    precioso libro, buscaré tambén El erizo de mar. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>