La escuela deseada, la escuela soñada

00_kireei_5_coaner_765

 

En Kireei magazine solemos publicar artículos que tocan el tema de la escuela de diversas maneras. Nuestro equipo está formado por docentes y madres y padres, es un tema que conocemos de primera mano y que nos interesa muchísimo. Estamos convencidos de que el mundo solo puede ir a mejor si los primeros años de la vida de los niños mejora, sobre todo a nivel emocional.

En Kireei 5 publicamos un artículo al que le tengo mucho cariño tanto por el maravilloso texto de Borir Mir, profesor en L’institut escola Les vinyes, como por las fantásticas ilustraciones de Coaner, colaboradora nuestra también en Batiscafo. La idea era reflexionar sobre la escuela deseada, la escuela soñada. Las ilustraciones están concebidas como láminas o pósters que puedan ser usados por quien lo desee. Si tenéis un centro o escuela y os apetece tenerlas sobre vuestras paredes nos podéis escribir al mail de Kireei y os enviaremos los archivos en alta resolución para que os los podáis imprimir.

Os dejo ahora con el artículo…vale mucho la pena leerlo, contiene lo que a nuestro entender son las claves para una nueva escuela, totalmente necesaria, hoy más que nunca. Si os apetece, compartidlo.

01_kireei_5_coaner

  

La escuela deseada
Instrucciones para soñar despierto

Todos hemos ido a la escuela. Fuimos felices o desgraciados en ella pero sea como sea nos marcó para siempre. Para un adulto su escuela es, ante todo, una vivencia y una remembranza. Una invención, en realidad, porque la vida no es lo que uno vivió sino lo que uno recuerda y la memoria, decía John Dewey, es una experiencia sustituta.
Por ello el deseo de una escuela mejor siempre está rodeado de la nostalgia del recuerdo y de la esperanza futura en una mejor educación. Porque ¿quién no ha deseado una escuela mejor que la suya? Para sus hijos, para sus nietos, o para trabajar en ella. Todos aspiramos a una escuela excelente aunque discrepemos sobre cómo debe ser esa escuela ideal. Hay muchas expectativas, muchas exigencias y muchas esperanzas depositadas en esa escuela soñada.
Sin embargo los sueños adolecen de dos grandes debilidades: no son decisiones y no son acciones. Para transformar verdaderamente la escuela hay que soñar despierto, hay que liberarse de la nostalgia y también de la esperanza vana. Aquel que quiera renovar la escuela debe convertir su sueño en propósitos y sus propósitos en acciones. A mi entender esa es la contribución realista y poderosa que puede regenerar realmente la escuela, tanto como ciudadanos, como padres o como docentes.

03_kireei_5_coaner_765
Del sueño al propósito

Si tuviera que elegir un propósito específico, un reto importante para hacer tangible el deseo de una escuela mejor, propondría la personalización de los aprendizajes: un aprendizaje para cada necesidad y un lugar para cada persona. En otras palabras, formularía que el gran reto de la educación actual es diversificar sin excluir.
Personalizar sin excluir no significa individualizar sino todo lo contrario pues el proyecto último es ofrecer a cada uno el mejor lugar entre nosotros. Un buen lugar en el seno de la familia, de la comunidad, de la sociedad y, en consecuencia, un buen lugar en la escuela. Y este lugar no puede ser un espacio excluyente sino un lugar común que se habita en pie de igualdad y dignidad.

04_kireei_5_coaner_765
Personalizar los aprendizajes

Personalizar la educación desde el papel del docente puede adoptar infinitas formas pero quizás sea útil destacar algunas de ellas. Propongo tres ámbitos para esta diversificación: el de los contenidos, el de los procesos y el de los resultados.
Diversificar los contenidos significa, simplemente, que no todo el mundo aprende lo mismo. A diferente contenido, diferente grado de complejidad, diferente contextualización, diferente acompañamiento… Es tan simple como aprender a leer leyendo libros diferentes, a interpretar tocando canciones diferentes, a redactar escribiendo textos sobre temas diversos. Se trata de abordar el currículo de forma selectiva estableciendo prioridades según las necesidades personales.
A diferentes procesos, diferentes caminos: trabajo individual, en pareja, en pequeño grupo… A partir de múltiples ejemplos, presentados abierta y libremente, o explorando una idea o un concepto para hacerlo tangible. Ir de lo general a lo específico, de lo concreto a lo abstracto, de lo conocido a lo ignorado, de la hipótesis personal al conocimiento científico. Permitir la autorregulación y la toma de decisiones sobre cómo aprender.
A los niños les gusta trabajar en grupo, socializarse; propongámosles retos a todos y ayudemos a construir equipos donde solamente hay grupos. Diversificar los procesos puede ser combinar amistades, promover asociaciones dispares o afrontar la complejidad desde lo heterogéneo y no desde lo uniforme. Y puede ser, también, respetar la soledad (algo muy difícil en la escuela actual) pues los niños también gozan con el ensimismamiento, con la reflexión silenciosa, en retiro. Dejemos tiempos y espacios de libertad para que cada persona explore, reflexione o juegue; en la escuela, en casa… en cualquier escenario.
Y, finalmente, diversificar los resultados esperados: los productos, las realizaciones, los proyectos… todo lo que nos permite visibilizar el aprendizaje, pues sin producción el aprendizaje es algo mental, esquivo e invisible. ¡No convirtamos un convencional ejercicio escrito en la forma principal de evaluar lo aprendido! Aceptemos la creatividad en los productos, la versatilidad y la diferencia. Busquemos una evaluación que sirva para demostrar lo aprendido, no para sancionar lo que se ignora.

05_kireei_5_coaner_765

Diversificar el aula

Diversificar el aula es la consecuencia ineludible de personalizar los aprendizajes. Un aula diversificada no es un aula tradicional, no cuenta con que todo el mundo esté haciendo lo mismo de la misma manera, trabaja de manera totalmente diferente. El aula es entonces un espacio compartido en el que se crean las condiciones para que el aprendizaje sea posible – aprendizaje que es personal en convivencia y en colaboración con otros.
En un aula diversificada hay movimiento, interacciones, multiplicidad de tareas… hay cierto desorden, hay conflictos, hay ruido sin duda. Requiere aceptar la incertidumbre, ceder parte del control y del mando. Diversificar el aula exige conceder poder para empoderar a los alumnos. Dar libertad de acción aun a riesgo de perder oportunidades, tiempo o recursos. No es posible dar “una lección” a cada alumno en este contexto. Hay que asumir un papel de sosegado acompañamiento, de diligencia adulta, de disponibilidad afectiva. La docencia se basa en la serenidad, no en la paciencia como creen algunos.

02_kireei_5_coaner_765 

 

Celebrar la singularidad

Si el aprendizaje es personal la singularidad del alumno gana relevancia, un alumno que es aceptado tal y como es y alentado a ser mejor. Aceptar no significa conformarse, en realidad quiere decir partir del aprendiz , de cada persona única y extraordinaria. Aquí la personalización debe comprender, por lo menos, tres fuentes de singularidad: las diferentes capacidades de cada uno, los diferentes deseos y motivaciones y, finalmente, las diferentes estrategias de aprendizaje que todos tenemos.
Desarrollar en cada uno su potencial es una aspiración permanente de toda buena escuela. No todos tenemos las mismas aptitudes, ni las mismas capacidades; aceptar esa diferencia nos obliga a no renunciar a que TODOS aprendan. Nada de “niveles” pues hay tantos “niveles” como alumnos en clase. Nos obliga a proponer una enseñanza que estimule a cada uno a ir más allá de lo que le resulta fácil y cómodo, no un justo medio que empobrezca a todos. Significa exigir a cada uno el esfuerzo indispensable para llevar a cabo un objetivo asequible que enriquezca sus conocimientos, sus competencias y sus valores.
Tampoco tenemos todos los mismos intereses, afinidades o pasiones. Ignorar la existencia del deseo no lo hace desaparecer sino que hace que el aburrimiento y el desinterés campen a sus anchas, alejando el trabajo comprometido y el esfuerzo de las aulas, así que hay que gestionarlo y estimularlo. Y lo que verdaderamente nos motiva es la autonomía para actuar, la evidencia del progreso o la finalidad con que hacemos las cosas. Hay que dar motivos para la motivación, articular todo este escenario de afectos e intereses con tacto pedagógico y firmeza a la vez. Aceptar sus deseos y sus intereses para, sin duda alguna, llevarlos más allá.
En tercer lugar hay que considerar el perfil singular de aprendizaje de cada persona. Afortunadamente en los últimos años han aflorado múltiples perspectivas para afrontar este tema: la pedagogía de la gestión mental, las inteligencias múltiples, las contribuciones de la neurociencia… Entender los diferentes modos de pensar, de comprender, de imaginar, nos ofrece herramientas muy poderosas para mejorar el aprendizaje.

Soñar despierto

Uno desearía encontrar el propósito justo, la medida oportuna, el camino correcto que nos llevara a esa escuela soñada… pero no existe tal itinerario pues la educación es demasiado compleja, demasiado orgánica para dejarse atrapar en un sueño. Así que no nos queda otro camino que el trabajo permanente en propósitos, medidas, decisiones provisionales e insuficientes. Un caminar que es también búsqueda. Nos queda soñar despiertos y actuar en una escuela siempre provisional pero algo mejor, algo diferente, a la del curso anterior, a la de hace unos años, a la de nuestra infancia.

 

31 respuestas a La escuela deseada, la escuela soñada

  1. 1
    Kinm dice:

    Estoy totalmente de acuerdo.
    Para mí, un cole ideal es una escuela que contempla diferentes habilidades, inteligencias, procedencias y resultados … enriqueciéndose de todo y de todos, fomentando y dejando ser lo que cada uno es. Los currículos deberían cambiar, y no es por ahí por donde parece que quieren llevarnos, qué desperdicio, qué ignorancia…
    Existen pocos colegios que intentan hacer las cosas de otro modo, y están constantemente en el punto de mira de la administración, constantemente queriendo acabar con ellos. En mi caso particular, me refiero a colegios públicos (p.e. al que va mi hijo), donde todos pueden ir para desarrollarse de forma personal, para crecer fomentando sus aptitudes e intereses desde el respeto, donde aprendan a escuchar, a hablar, a pensar, a resolver conflictos, y a fomentar sus capacidades a partir de su propio mundo.
    No es fácil, porque ponen trabas por todas partes, con procedimientos que anulan la creatividad y la diferencia.
    Pero es necesario seguir soñando y seguir intentando que los niños tengan un espacio para crecer y aprender y puedan ser lo que son, diversos, hermosos y libres.

  2. 2
    Estibaliz dice:

    Hola Cristina, recojo para mi blog tanto el texto como las ilustraciones, si te parece bien. indicando por supuesto a Kireei
    un saludo

  3. 4
    Tarragona IN dice:

    Deberían leerlo todos los padres, profesores, consejeros de educación y el Ministro. Es fundamental una escuela que fomente los valores y favorezca la creatividad, porque sin ella, no podríamos evolucionar. Pero sobre todo, que sea un lugar donde los niños son felices.
    http://tarragonain.blogspot.com.es

  4. 5
    La Tirita Blog dice:

    Es uno de los artículos que más me han gustado de vuestra revista, quizá porque tengo dos peques! Precioso y maravillosas ilustraciones, comparto en mi blog para que toda la gente que me sigue pueda ver la fantástica revista que tenéis. Un beso!

  5. 6
    María dice:

    Me encanta el artículo y sería genial poder tener las ilustraciones en catalán para colgarlas en mi escuela.

  6. 7
    Gise Four dice:

    Excelente el artículo, y las ilustraciones! me toca doblemente: soy docente y mamá! hay tanto por aprender y por mejorar y cambiar día a día! GRACIAS por este post! los felicito desde Argentina!

  7. 8
    Virginia de la Calle dice:

    Un artículo que debería difundirse masivamente. Sigamos avanzando :)

  8. 10
    Andrea Karina dice:

    Hermoso, las pondré en la escuela en donde trabajo.
    Saludos desde Valparaíso, Chile.

  9. Una reflexión muy muy interesante (y unas ilustraciones preciosas).
    La educación es el eje que debe mover la sociedad, debemos darle los medios para que nuestros hijos construyan una sociedad mejor.

  10. 12
    Angela Gómez dice:

    Agradezco mucho por el articulo públicado y quisiera me enviarán las laminas en alta resolución.

  11. 13
    Boris Mir dice:

    Hola!
    De verdad, MUCHAS gracias a todos.
    No sé qué decir… :)
    Un abrazo fraterno,
    Boris

  12. 14
    Sergi del Moral dice:

    Hay escuelas que hacen un trabajo increible y parecen estar “fuera del sistema”, cuando la realidad es que estan dentro. Quizá no se las escucha o apoya lo suficiente.

    Soy compañero de Boris Mir en el Institut Escola Les Vinyes de Castellbisbal, cosa que digo con una mezcla de alegría y orgullo después de leer este artículo.

    Gracias a Kireei por dar importancia a la educación.

    Sergi

  13. 15
    nerea dice:

    cuánto que aprender para poner en práctica en las clases…
    a mi también me gustaría tener las ilustraciones para las aulas!!
    muchas gracias y un saludo

    nerea

  14. 16
    Beatriz dice:

    Soy maestra de Infantil, me encanta el enfoque de vuestro artículo, enhorabuena! Comparto vuestras ideas y propuestas y me llena de ilusión y energía positiva para seguir trabajando por la escuela que deseamos, como dice Frato: “Algún día, los pupitres florecerán”, reguemos entre todos la escuela para que siga creciendo:)

  15. Pertenezco a la junta del AMPA ESCOLA ELS AIGÜEROLS de Santa Perpètua de Mogoda. Conocí personalmente a Boris en la interesantísima charla sobre las escuelas-instituto que organizó IES LES VINYES. Ha escrito un texto precioso y que describe muy bien el proyecto educativo de nuestra escuela. Gracias además por las bellas ilustraciones que lo acompañan. Estoy segura que las colgaremos.

  16. 18
    SON dice:

    Soñamos una escuela así y conseguimos hacerla realidad :_) , ¡nuestra Andolina! .
    Sin duda esas ilustraciones quedarán preciosas en ella.
    G R A C I A S

  17. 19
    Brujitas dice:

    “if you are not prepared to be wrong, you’ll never come up with anything original” Ken Robinson.
    En esta nueva era de la creatividad no nos queda más remeido que realizar una
    revolución educacional y tratar de conseguir que el pensamiento divergente innato en el 98% de los niños de 3 años , no desaparezca proporcionalmente en la misma medida en que van cumpliendo años.
    http://debrujasaprincesas.blogspot.com

  18. Pingback: La escuela deseada, la escuela soñada « … Colegio Altamira

  19. Gracias por este maravilloso post!

  20. 22
    mercè dice:

    Felicidades por el articulo y por la selección Hola me interesaria comprar el libro y no sé si este és el título. Me podriais dar la referencia?

  21. 23
    Silvina dice:

    Yo encontré la escuela soñada en la educación waldorf que reciben mis hijas. Con gran esfuerzo las acompañamos en ese camino, felices todos! Amamos a sus maestros por todo lo que nos ofrecen día a día, a nuestras hijas y nosotros como padres. Sería bueno que cada uno pudiera hacer su camino educativo sin restricciones de los gobiernos.

    muy bueno el artículo!

    • 24
      Gema dice:

      Mi hija también va a una escuela Waldorf (Rosa d’Abril en Barcelona) y estoy totalmente de acuerdo con esto. Os dejo un vídeo por si a alguien le interesa:

      http://vimeo.com/98641242

      Gracias Kireei por dedicar un espacio a la educación y a los que creemos que otra forma de educar existe y es posible.

  22. 25
    Arantxa Sanjuán dice:

    Cristina, hace ya unos cuantos meses, me mandaste estas láminas a mi email para que las pudiese imprimir y así colgarlas en nuestra escuela que estaba en obras. Ahora que ya la hemos inagurado he ido a echar mano de ellas y….horror!!! no sé qué narices hice con ese email tuyo…
    Podrías volver a enviármelas??? te lo agradecería mil!!! besosss

  23. 26
    Rosa Mª dice:

    Un artículo realmente precioso, da fuerzas para seguir creyendo y luchando por esa escuela tan soñada. Muchas gracias por compartirlo con todos.
    y si nos encantaria poder tener eswas preciosas ilustraciones.
    Gracias de nuevo

  24. Pingback: La escuela soñada, la escuela deseada |

  25. Pingback: Reto re-emprende comercio

  26. Pingback: La escuela deseada. Instrucciones para soñar despierto. | Biblioabrazo

  27. 30
    Gisela dice:

    Gracias por compartir, la lectura viene como un vaso de agua fresca en un día de arduo trabajo e intenso calor, en México la exigencias son tantas en relación a la reforma educativa que considero se esta dejando de lado la esencia, tomo tu artículo para compartirlo con mis docentes y unirme a soñar despiertas.

  28. 31
    Yolanda dice:

    Un texto precioso. Estamos intentando crear una comunidad de aprendizaje en el colegio de mi hija y el primer paso es soñar con la escuela que queremos…Ya la encontré gracias a este artículo.
    Me encantaría recibir las ilustraciones para poder colgarlas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>