La estética en la escuela

Si crees que rodearse de cosas bonitas no es una frivolidad y que la estética no es solo una cuestión de forma sino de fondo, no un tema superficial sino una declaración de principios de largo alcance, entonces estarás de acuerdo en que esto también es cierto para los niños. 

Decía Francesco Tonucci en una reciente conferencia que la escuela debería proporcionar un entorno rico, que solo entrar allí fuera ya un acto educativo, y que los espacios deberían ser adecuados con el mismo criterio y cariño con el que decoramos nuestras casas. Todos nos sentimos mejor si nuestra casa nos parece bonita, siempre es más agradable trabajar en un entorno acogedor y, sin duda, todos intentamos personalizar y mejorar los espacios en los que nos movemos.

 

Después de oir a Tonucci decido hablar con las dos personas que más saben de juego infantil que conozco para preguntarles acerca de la importancia de la estética en los juguetes – que, al fin y al cabo, son las herramientas de trabajo de los niños – y en los espacios de juego y aprendizaje.

Carmen y Claudia, de JugariJugar, me explican que la estética de los juguetes es importante: “Tienen que ser agradables a la vista, sin colores estridentes y preferiblemente de materiales naturales. Esto liga con la funcionalidad, porque una estética simple cede el protagonismo al niño. Además, la estética es importante por dos motivos más. Uno, igual que hacemos los adultos, es más fácil tratar con cuidado y aprecio aquellos objetos que nos gustan. Y dos, si a nosotros nos gustan los juguetes de los niños, transmitimos un respeto y cariño hacia estos objetos que harán que ellos los vean con otros ojos y los vivan y jueguen de otra manera.”

También insisten en la importancia de la disposición de esos juguetes en el espacio, en función de cuatro criterios principales:

- El orden: “Es la base de un espacio armónico, y facilita que los niños se puedan responsabilizar de él y mantenerlo con autonomía. Tres son los elementos clave: la cantidad (limitada), la facilidad para ordenarlos y la disposición.”

- La flexibilidad: “Los espacios deben adaptarse a las necesidades de los niños y adultos que los habitan. La flexibilidad facilita plasticidad en la actitud y la generación de ideas. Un espacio flexible nos habla de personas flexibles a su cargo”.

- La autonomía: “Poder acceder a los materiales libremente permite satisfacer la necesidad interna de exploración, descubrimiento y aprendizaje de los niños y niñas. De esta forma no solo respetamos sus necesidades sino que además favorecemos un aprendizaje mutuo, porque el profesor o acompañante recibe constantemente mensajes de las necesidades de los niños”.

- Diversidad de materiales: “Dentro del aula deberíamos poder encontrar materiales de diferentes áreas de interés o incluso de exigencias curriculares. También es importante mencionar que de una misma área conviene que haya al menos dos o tres materiales distintos porque no todos los niños responden igual a todos los materiales.” 

Esto, que es válido para casa, me lo cuentan pensando en la escuela y me resumen así su visión de la importancia de la estética en ese espacio:

“Cuando entramos en un aula, igual que cuando entramos en una casa, podemos recibir mucha información de las personas que viven en ella. En el aula lo vemos por el tipo de materiales, la decoración, el orden, la disposición del mobiliario, los trabajos infantiles expuestos, el uso de mesas y sillas…

Espacios y materiales no son indiferentes ni para los niños ni para los adultos. Sabemos que las características de los materiales influyen en el aprendizaje, en las conductas, las relaciones, las sensaciones y sentimientos que se despiertan.

Los niños y niñas aprecian lo mismo que los adultos: espacios amplios, bien ventilados, luminosos, no cargados. Cuando un espacio respira y es agradable los niños se encuentran mejor y pueden concentrarse más rato.

Diferentes pedagogías que han hecho un trabajo profundo al respecto basan buena parte de su filosofía en la importancia de los espacios. Así, la pedagogía Reggiana nos habla de espacios para ser y estar. En la pedagogía Waldorf, el contacto con la naturaleza es importante, y también dan valor a los materiales hechos por los propios niños, maestros y padres. Para la pedagogía Montessori, la autonomía de los niños en los espacios es uno de los principios más importantes.”

Decidida a comprobar la aplicación práctica de estas teorías, me pongo en contacto con Astrid Ruiz, directora de la Escola Congrés-Indians, una escuela pública de educación viva y activa. Esta escuela, que actualmente está en barracones a la espera de tener lista su ubicación definitiva, no ha abandonado por ese motivo los criterios estéticos a la hora de acondicionar sus espacios. Por el contrario, es un elemento imprescindible en su proyecto educativo, que se centra en un acompañamiento respetuoso y una atención exquisita a los aspectos emocionales. La escuela, que este curso tiene alumnos de P3 y P4, se organiza por ambientes libres (arte, laboratorio de los sentidos, juego simbólico…) y talleres (agua, lenguaje matemático, música…). En su breve experiencia de dos cursos han podido constatar que el funcionamiento ha mejorado y que las cosas fluyen mejor este segundo año pese a tener el doble de alumnos. ¿Una diferencia? La mejora en la disposición de los espacios y los materiales.

Visito los ambientes en funcionamiento durante la entrada relajada de la mañana, en que niños y padres circulan por la escuela como si estuvieran en casa, en un ambiente calmado, familiar y agradable, muy lejos del bullicio apresurado o del silencio obligado que solemos asociar al inicio de las clases. De hecho, no hay clases, hay solamente unos espacios bonitos, muy pensados, con “provocaciones” que invitan a la exploración, a la acción, a la reflexión. La decoración y la disposición de materiales y mobiliario es un reflejo de la filosofia subyacente.

Uno de los espacios que más me impresionan es L’Atelier della luce, donde se puede experimentar con las posibilidades creativas, artísticas, técnicas y científicas de la luz.

Isabel Rodríguez, la maestra responsable del ambiente, me escribe esta reflexión:

“Cuando hablamos de estética en el contexto de nuestra comunidad educativa nos referimos, obviamente, a preparar espacios amables, funcionales y ricos tanto para las familias, como para los trabajadores del centro y, por descontado, para los niños y las niñas. En este sentido, hablar de estética en la escuela es incorporar un compromiso ético con la dignidad de las personas que la habitan. Pero también es una responsabilidad pedagógica que permite a los niños y niñas establecer diálogos propios y particulares con los elementos del entorno. Para ello es imprescindible la sorpresa, la provocación y la novedad que dispone y ordena la estética.

Es de justicia decir que la inspiración viene dada de la visita que hicimos a las escuelas maternales e infantiles de Reggio Emilia promovidas por Loris Malaguzzi, los textos de Alfredo Hoyuelos y el apoyo y asesoramiento de Paola Soggia que fue un soplo de aire fresco para el planteamiento de una de las bases fundamentales de nuestra metodología: los ambientes de trabajo y circulación libre.

Asumir la estética como parte propia y elemento de identidad de nuestra cultura escolar ha permitido a los niños y niñas explorar los elementos con asombro, deteniéndose en los detalles y dando alas a la capacidad innata de la infancia de maravillarse con la vida siendo ellos, ahora, los que no nos permiten dormirnos pues, tal como me dijo una niña, hace pocos días ante una alfombra dañada, “Isabel, has de cambiarla porque necesitamos algo más bonito”.”

Salgo de la escuela con una sensación de bienestar y relajación. Ahora entiendo mejor algo que leí en el blog Cafè Pedagògic: “No se trata de generar belleza porque sí, sino de entender que la belleza es un derecho fundamental del ser humano y que afecta a su estado de ánimo y a su psicología.” Así, la belleza se convierte en un “raggio di luce” tras el cual vendrá una nueva manera de mirar las cosas, de aprender, de vivir.

Gracias a Carmen y Claudia, de Jugar i Jugar, y a Astrid e Isabel, de la Escola Congrés-Indians, por el asesoramiento para la elaboración de este artículo así como por el entusiasmo y dedicación que ponen en su trabajo.

Todas las fotos excepto la segunda (que pertenece al catálogo de Jugar i Jugar) han sido cedidas por la Escola Congrés-Indians y reflejan algunos de sus ambientes.

37 respuestas a La estética en la escuela

  1. 1
    marietas dice:

    Esto ahora mismo lo voy a enviar a gente que trabajan para la Generalitat de Catalunya para que lo tengan en cuenta!! ja parlarem!!

  2. 2
    Le dice:

    Muy interesante éste artículo!

  3. 3
    enaR dice:

    Me ha parecido muy interesante. También creo en la importancia de un ambiente bonito y acogedor, pues al fin y al cabo estos aspectos van a ser parte del contexto o la microcultura donde se van a desarrollar los aprendizajes. Pero al toparnos con la realidad encontramos que ese tipo de materiales tan bonitos y tan buenos son realmente caros y muchas escuelas no se lo pueden permitir. Hay que fomentar que este tipo de pedagogía llegue a todos y todas y para ello es importante aprovechar los recursos con los que ya contamos, e incluso repararlos, para crear nuevos espacios de juego y trabajo, y sobre todo compartirlos. Muchas veces me frustro al ver el precio de los cursos de construcción de materiales Montessori o Waldorf…entiendo que la forma en que se lleva a cabo estos cursos hace que sean más caros, pero así no avanzamos…

  4. 4
    Júlia dice:

    Muchas gracias por compartir este artículo, voy a pasarlo a mis compañeras de escuela!

  5. 5
    Miau! dice:

    Yo soy profe de infantil y no tengo trabajo ahora mismo. Soy joven y me gusta seguir aprendiendo y creciendo cada día para llegar a ser una buena profesional el día que me dejen serlo o tenga la oportunidad. Cuando leo tan maravillosos artículos como este sé que me queda mucho que aprender pero que estoy en el camino correcto. Gracias!

  6. ¿Cómo se monta un colegio así? Una cooperativa de padres interesados en este tipo de educación? Porque comparo con el cole de mis hijos y se me cae el alma al suelo. La escuela es increíble, qué suerte tienen esos niños, de verdad. Ojalá algún día todos los niños puedan crecer en un ambiente así.

  7. 7
    Anna Girbau dice:

    Felicidades por el artículo.
    Las fotos y las explicaciones son maravillosas. Soy pedagoga y admiro Malaguzzi, referente para la pedagogía de Reggio Emilia. Hace unos meses compartí curso con Paola Soggia y nos comentó que algunas familias, cuando vieron el proyecto de la escuela acabado, con esos materiales, esa estética tan cuidada, esa armonía…se pusieron a llorar de emoción. Y es que la estética no es un elemento superfluo en educación, sino que es inherente al acto educativo y por eso es tan importante crear espacios tan acogedores y con tanto por transmitir.
    Gracias por contemplar un tema tan importante

  8. 8
    miñú k. dice:

    mira!! si por este tema tuve yo un problema… estudio educación infantil, una vez visitmos una ludoteca y después nos hicieron preguntas, entre otras nos preguntaron qué cambiaríamos de el lugar… la pregunta iba encaminada a que respondiésemos cosas como pues la zona de juegoas la pondría aquí, el baño para minusválidos en tal sitio… yo respondí que cambiaría la estética y hablé también sobre la colocación de las ventanas y lo mal que se estaba aprovechando la luz natural en el espacio… me respondieron que la estética no era importante ni el tema de la luz porque con la iluminación de las bombillas estaba resuelto. pues me quedé con carita de idiota pensando que menudas ocurrencias las mías…

  9. 9
    miñú k. dice:

    por cierto, viva Tonucci!!

  10. 10
    miñú k. dice:

    y ahora recuerdo que también hablé sobre la pedgogía waldorf y me miraron como una hippie… en fin, mala suerte, menos mal que me cambié de centro, ;)

  11. 11
    maria jose dice:

    Soy profesora y a lo largo de mi vida profesional he trabajado porque la estetica impregne la actividad educativa de mis alumnos.

  12. 12
    Tània dice:

    Soy maestra, conocí a Jugar y jugar a través de tu blog, des de entonces en nuestra escuela compramos un montón de cosas para nuestros alumnos!!!
    Dos de mis compañeras han ido a unas jornadas al Congrés D’indians y todo lo que nos aportan es simplemente fantástico…nuestra mirada vá hacia ese punto!!!!! un 10 por todo!!!

  13. 13
    María José dice:

    Me ha alegrado mucho que trataras este tema. Me parece muy interesante. Como arquitecta creo que no sólo la disposición del equipamiento y su calidad estética es importante, también el diseño de los espacios educativos debe fomentar la creatividad de los niños, el intercambio de ideas y experiencias entre los maestros, los alumnos, sus padres y el resto de la sociedad. Como madre me gustaría que en mi ciudad hubiera algún colegio de los que has hablado, donde seguro que mi hija podría aprender desarrollando toda su creatividad. Hoy mismo me ha dicho con sólo tres años, “me encanta todo lo bonito”

  14. 14
    hortensia dice:

    Tengo la suerte de conocer la escuela, soy madre de un alumno de Congrés-Indians. Lo cierto es que la belleza de los ambientes te transmite unas sensaciones muy fuertes. Es un lugar del que resulta difícil salir! Te atrapa. Voy a buscar a mi hijo, en la acollida de tarde, entro en el ambiente de mediateca, hay una paz y algo especial ahí dentro, es como si el mundo se parase…No sé si es la música, la decoración, el juego espontáneo y tranquilo o a veces más enérgico, siempre guiado por los propios niños… Será una combinación de todo esto, la cuestión es que en ese momento me quedaría allí horas. Y aún es más difícil escapar si están viendo una película de Buster Keaton, muda y en blanco y negro (“mamá, ese hombre es gris!”), con los niños encandilados…

  15. 15
    monica dice:

    Querría comentar a enaR cuando dice “toparnos con la realidad encontramos que ese tipo de materiales tan bonitos y tan buenos son realmente caros y muchas escuelas no se lo pueden permitir”, que se trata de una escuela pública y por lo tanto los recursos son los mismos que en las demás. Hay que decir que desde la asociación de famílias de alumnos la mayoría estamos dispuestos a apoyar también económicamente si hace falta, pagando una cuota anual de material y salidas, compensando así por ejemplo el gasto que ahorramos en libros de texto (y quizá la escula también ahorra en mesas y sillas, en comparación con otras escuelas). Siempre se encuentran recursos cuando se trata de una prioridad, también lo intentamos con otros aspectos que para nosotros son básicos.
    Gracias por el artículo!

  16. 16
    Faroteo dice:

    Mi realidad es otra, muy diferente, si vierais la clase de mi hijo, os pondríais a llorar, un espacio minúsculo 25 niños que no pueden ni corretear, todos apiñados en mesitas y una seño que lo que quiere es irse de compras.
    Gracias el artículo.

  17. 17
    Elena dice:

    Gracias por vuestros comentarios. La verdad es que para elaborar el artículo yo también he experimentado muchas emociones. Estoy de acuerdo con el comentario de que no necesariamente es caro, o más caro que en cualquier otra escuela. Esta es una escuela pública y no está situada en un barrio de clase alta con gran capacidad económica, simplemente es una cuestión de priorizar. También hay muchos materiales que pueden ser reciclados, elaborados por los padres y los niños, reutilizados. La cuestión es tener claro lo que se quiere y caminar hacia allí con los recursos disponibles. También estoy de acuerdo con que la arquitectura es otro aspecto a tener en cuenta. Y qué decir de los espacios exteriores. Habría mucho que hablar acerca de los patios de las escuelas…

  18. 18
    Silvia dice:

    Todo el artículo y lo que estais comentando acerca de él es algo que me llega muy hondo, un tema que me “hace daño”. Tengo una hija pequeña que ya ha pasado por dos colegios y que ahora mismo está desescolarizada (a su edad aún no es obligatoria la escolaridad) porque todo lo que encuentro no responde o en forma o en fondo a todo esto de lo que habláis. Colegios públicos de pedagogía totalmente directiva en la que los niños no pueden decidir ni con qué jugar en el rato de “juego libre”. Patios de recreo que son explanadas de cemento sin absolutamente nada más, en la que se supone que los niños de tres, cuatro y cinco años deben saber divertirse (y luego se quejan de que se pelean entre sí, como si les quedaran muchas más opciones de actividad a esa edad en ese ambiente). O colegio no directivo formado por un grupo de padres pero donde no es que se le dé poca importancia a la estética, es que no se le da ninguna, yo diría que ni siquiera a la limpieza. Podría contaros tantas cosas. Por eso leer este artículo y ver que hay más personas que comparten mis puntos de vista en este asunto me ha llegado a emocionar.

  19. 19
    Anabel dice:

    No sabes con qué emoción he leído este artículo, en el terreno profesional llevo tiempo estudiando este tema y me ha sorprendido gratamente el interés que ha suscitado y las opiniones publicadas. Ahora estoy buscando un nuevo centro educativo en Madrid para mis tres hijos, es muy dificil encontrar escuelas de educación activa no privadas, al menos en mi ciudad, la mayoría de los proyectos que voy conociendo son escuelas infantiles y es aún más complicado encontrar una continuidad en primaria y cursos superiores. Aunque poco a poco van despuntando proyectos con nuevas pedagogías pero sobre todo con muchas ganas de enseñar de verdad, los padres tenemos una dificil tarea que es la de buscar, investigar, preguntar y visitar los centros hasta encontrar de verdad lo que deseamos para nuestros hijos, tan duro como gratificante cuando encuentras que hay profesionales apostando por un cambio educativo real. Agradezco sinceramente este artículo. Felicidades.

  20. 20
    Ana Mora dice:

    Yo soy mami de una niña que va a ese colegio, y tengo que decir que es maravilloso que traten a nuestros hijos con tanto respeto y cariño que hacen que nos sintamor orgullosos de decir que nuestros hijos van con una sonrisa al colegio y que les cuesta irse de alli. Muchas gracias a todos los que participan en esto!

  21. Pingback: L’ESTÈTICA A L’ESCOLA | ESCOLA CONGRÉS-INDIANS

  22. Pingback: La estética en la escuela « Jugar i jugar castellà

  23. Pingback: L’estètica a l’escola « Jugarijugar's Blog

  24. 24
    patricia dice:

    Qué equivocados pensando que la belleza es un lujo.. cien por cien de acuerdo en que es un derecho del ser humano, si no les proporcionamos toda la belleza que está en nuestras manos ¿cómo serán capaces luego de buscarla y crearla y embellecer el mundo?

  25. 25
    Cristina D dice:

    Me ha encantado el articulo, yo ya no tengo niños en edad escolar, pero si sobrinos, y creo que es una buena manera de educar y que los niños se formen en ese ambiente tan especial, por que no se promueve más?

  26. ¡Hola a todos y todas!

    Soy Isabel, maestra de la escuela en cuestión y responsable del citado “Atelier della Luce”. En primer lugar dar las gracias a Elena por abrirnos la puerta a colaborar con ella en un artículo tan interesante y completo como el que ha realizado. Querría darle mis más sinceras felicitaciones por ello y también expresarle mi más sincero agradecimiento por las bellas palabras que nos dedica. También agradecer a las familias de la escuela que, con sus comentarios, ayudan a completar el punto de vista y a afirmar que todo esto es posible. No querría olvidarme de aquellos que en sus comentarios nos han animado y felicitado por el trabajo que realizamos, muchas gracias también.
    Por otro lado, me gustaría decir que una escuela como “Congrés-Indians” es posible por varias cosas. La primera de ellas es optimizar los recursos: es cierto que hay materiales caros, pero también son de calidad así que con comprarlos una vez ya es más que suficiente. He trabajado como maestra, durante años, en otras escuelas y he visto como materiales de baja calidad se han de reponer de forma anual: cocinitas, muñecas, puzzles, libros, etc.
    Otro factor importante es el uso de elementos naturales y el reciclaje de elementos que se transforman. Si vas de paseo por la montaña encontrarás piñas, hojas, ramitas, piedras en cantidad y diversidad que pueden llenar los ambientes y darles un aire completamente diferente. El reciclaje de algunos elementos para incorporarlos en los ambientes es también un factor clave: tapones, chapas, tuppers pequeños de aquellos que usan en los restaurantes japoneses para traerte las salsas, piezas de embalajes de muebles, de cuadros, botes de iogur de vidrio…si estás en plan receptivo acabas transformando tu casa en una planta de reciclaje.
    Y el factor decisivo es la ilusión y la voluntad compartidas por toda la comunidad educativa. Ser maestra es una profesión que requiere buenas dosis de tiempo, creatividad y pasión esta energía, si existe, se transmite a los niños, a los padres e incluso a los abuelos. Es cierto que es cansado y que no se contempla en el contrato, pero si le das el valor necesario, encuentras el momento y la manera. Para mi no valen excusas: ni el dinero, ni el espacio, ni las familias ni los niños. ¡Lo que cuenta verdaderamente es el empeño y las ganas! ¡Y eso mueve montañas!

  27. Pingback: L’estètica a l’escola és possible: agraïments, criteris i idees. | Cafè Pedagògic

  28. Pingback: Article de l’Escola Congrés Indians a la web de Kireei! | Colabor-EU

  29. 32
    Isabel dice:

    Hola
    Me ha encantado este artículo, soy estudiante de magisterio y mi sueño es poder abrir una escuela infantil con una metodología activa y más parecida a las escuelas libres que a los colegios tradicionales. Me encantaría ir viendo en Kireei proyectos de este tipo, se que hay diferentes proyectos por España pero algunos simplemente con la web no te haces a la idea de como ha surgido o como se han desarrollado. Estaría muy bien que entrevistaseis a esos emprendedores.

    Y por otro lado: ¿alguien sabe de centros de educación infantil en Zaragoza que sigan un poco esta filosofía? los centros que veo son todos iguales, meras guarderías con juguetes de plástico rosas y azules…

    Gracias y un saludo

  30. Interesante artículo. Soy mama y me encanta

  31. Pingback: Reflexions sobre el fenomen de l’apatia en àmbits escolars | educat

  32. Me ha encantado el artículo y considero que es importante tener en cuenta la explicación que da Isabel más abajo… No se trata de disponer de mucho dinero, sino de disponer de mucha paciencia y ganas! El resultado no tiene precio, se puede apreciar en las fotos y los vídeos de las escuelas activas de las que ya disponemos en España… Especialmente Congres-Indians que dispone de esos espacios tan trabajados :) Un ejemplo para toda la comunidad educativa ♡

  33. Pingback: Com afavorir un entorn de llibertat… | Grup de treball d'expressió

  34. Pingback: Cerrando blogs, abriendo mentes. – Título del sitio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>