Los espacios de libre circulación de La Llacuna de Poblenou

DSCF1673petit

 

Cuando pensamos en una escuela normalmente imaginamos niños divididos por grupos de edad clasificados en aulas, dentro de las cuales se desarrolla una actividad dirigida por un maestro. Pero no todas las escuelas funcionan así. Algunas, intentando dar respuesta a la diversidad dentro del aula, a las diferentes capacidades, intereses y estrategias de aprendizaje de los alumnos, y también buscando la manera de fomentar la autonomía y la responsabilidad dentro del ejercicio de la libertad, exploran otros caminos. La escuela pública La Llacuna del Poblenou, en Barcelona, es un ejemplo que he conocido de la mano de Jordi Martín, su jefe de estudios.

 

DSC00423petit

 

Como escuela nueva ha ido definiendo su proyecto educativo, que todavía está en construcción. El actual equipo directivo, apoyado por el claustro, ha tenido muy clara su voluntad de hacer una escuela para educar a personas responsables y libres. Su mirada sobre el niño ha querido ser atenta y respetuosa, y así lo percibo mientras visito la escuela. Aquí no veo niños en silencio, quietos y atentos, sino niños que se mueven por las aulas (y entre aulas), que conversan, que se sientan en sillas o en el suelo, que se concentran en alguna actividad que los absorbe, que construyen, que preguntan, que muestran lo que han hecho, que observan… Durante el rato que estoy en la escuela puedo ver que las aulas son espacios donde tienen lugar múltiples actividades simultáneas y el maestro se convierte en un acompañante al que los niños acuden cuando lo necesitan. Pero, contrariamente a lo que se podría esperar, no hay ningún jaleo ensordecedor, no hay caos (o yo no lo percibo), no hay gritos… Los niños parecen tranquilos, concentrados y ocupados.

 

DSCF1639petit

 

Jordi me explica que hasta el curso pasado hacían tres sesiones de talleres a la semana, de una hora u hora y media, en los que mezclaban a niños de dos niveles diferentes. Este curso han pasado a hacer una hora cada día de espacios de libre circulación para los alumnos de infantil y para los de primaria de 1º a 3º. Cada uno de estos espacios, la mayoría montados dentro de las aulas de los grupos-clase, tiene su nombre, que define el area de conocimiento a la que hacen referencia las propuestas principales – aunque no exclusivas. Los espacios de primaria son Nido de ciencia, Construcciones, Luces y sombras, Laboratorio de sonidos, Taller de arte, La tienda y Cuentos e historias. Los de los más pequeños son Aula de luz, Aula de sonidos, Espacio de ciencia, El hospital, La cooperativa, Los disfraces y El espacio de arte, además del juego simbólico que está repartido por todas partes. También disponen de espacios de lectura o pequeños rincones para escuchar música, aprovechando los pasillos. A partir de enero quieren introducir el espacio de Cuerpo y Movimiento, en el gimnasio.

 

IMG_0076petit

 

La idea es renovar estos espacios cada trimestre y dentro de cada espacio se van adaptando las propuestas a medida que el maestro responsable detecta nuevos intereses o considera que una nueva actividad puede resultar motivadora o conveniente. La participación en cada actividad es totalmente libre para los niños, así como el cambio entre espacios. De hecho, no son realmente “actividades” en el sentido cerrado y dirigido sino provocaciones que pueden dar pie a múltiples acciones por parte de los niños. Algunos alumnos van cambiando, otros son fieles a un espacio y a una actividad. Los maestros responsables no se muestran preocupados por este hecho: el mismo aprendizaje se puede conseguir desde diferentes caminos, poniendo en juego las estrategias más apropiadas para cada niño. Los tres cursos de los mayores (4º, 5º y 6º) continúan con la misma estructura de talleres que el año anterior pero con la intención de reconventir esa franja horaria en espacios de libre circulación más adelante. 

Le pregunto a Jordi el por qué de este cambio y me contesta: “Este paso adelante, como nos gusta decir a nosotros, nace a mediados del curso anterior cuando un grupo de maestros del claustro empieza a reflexionar sobre qué y, especialmente, cómo aprendemos. De esta manera pensamos una manera que fomentara más el trabajo de la autonomía y la responsabilidad, que respetara los diferentes ritmos y atendiera al máximo a la diversidad. Vimos la necesidad de crear contextos ricos y provocaciones que supusieran un reto y un estímulo para aprender, que ayudaran a elaborar un pensamiento crítico y comprometido, y que fomentaran la creatividad y el trabajo cooperativo en un entorno estéticamente agradable, dentro de un clima de calma. Es cierto que no hemos inventado nada, de hecho muchos maestros del claustro nos hemos dedicado a visitar otras escuelas y a formarnos en esta línea. Esperamos que todo esto nos ayude a crear nuestro propio proyecto de La Llacuna.” 

Llevar adelante un proyecto propio de estas características requiere mucha formación e investigación por parte de los maestros. También hace falta trabajo en equipo, reflexión, autoevaluación, coordinación y muchas horas de preparación de las provocaciones y de los espacios. Y, sobre todo, entusiasmo e ilusión. Por lo que he visto, nada de esto falta en La Llacuna del Poblenou. Desde aquí los felicitamos por la iniciativa y les deseamos mucha suerte con el proyecto.

 

3 respuestas a Los espacios de libre circulación de La Llacuna de Poblenou

  1. 1
    Mada dice:

    Enhorabuena!! Y deseos de que el ejemplo vuele hacía todo el país! Es fantástico sentir que las cosas están a mudar… Me encanta pensar que llegará un momento en que no haga falta buscar proyectos de educación alternativa para poder saber que, incluso mientras están en el colegio, nuestros peques también pueden ser libres y crecer como individuos :)
    Enhorabuena de nuevo!!

  2. 2
    Marta V dice:

    ¡¡¡Me uno a las felicitaciones!!!

  3. 3
    LuciLá dice:

    Acabo de aterrizar aquí, un poco de casualidad, desde el primer día de curso de Memorable y con las emociones a flor de piel…leyendo el primer articulo no paraba de pensar el lo afortunado que era mi hijo….
    Él va a una escuela cercana a la Llacuna, se llama Fluvià y ambas tienen el mismo funcionamiento, y estoy muy contenta, confié desde el primer momento y confío en que todas las escuelas acaben llevando un sistema igual.
    Un saludo,
    LuciLá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>