La luz entra en casa

 

Es sabido que en los países nórdicos, donde la luz es un bien escaso, hacen todo lo posible para dejarla entrar en casa. En zonas mediterráneas, en las que la luz nos sobra la mayor parte del año, este no es un bien preciado y, a menudo, se da la paradoja de que disponiendo de muchísima luz nuestras casas son oscuras. Y no siempre la penumbra que las invade responde a criterios climáticos (evitar que se caliente la casa, por ejemplo). Yo siento envidia de los espacios luminosos que las revistas escandinavas de decoración lucen de manera natural, en casas normales de gente corriente (no las casas de millonarios que han invertido una fortuna en decoradores o las filigranas arquitectónicas que a menudo copan nuestras revistas).

No me gustaría copiar al pie de la letra las pautas del interiorismo escandinavo pues la climatología y las tradiciones culturales tienen su razón de ser en el estilo de nuestras casas, pero sí que creo que puede ser una buena fuente de inspiración para incorporar dos valores imprescindibles: la luminosidad y la sencillez.

Como ejemplo, os dejo algunas imágenes de esta casa, escogida casi al azar de la revista Hus&Hem.

 

 

 

  

 

 

Me ha gustado mucho, también, la casita del jardín:

 

 

5 respuestas a La luz entra en casa

  1. 1
    Concha dice:

    La climatología y la manera de ser de las gentes del Norte de Europa condiciona sus casas.
    En invierno no tenemos más de 5 horas de luz y en la mayoría de los casos, si no enciendes la lámpara no ves nada dentro de casa. Por eso, es mejor que no haya muchos muebles y que todo sea más bien blanco.
    Luego está el hecho de que, excepto en Verano, la vida se hace siempre dentro de casa, así que tienen que ser cómodas, lo más espaciosas posibles (teniendo en cuenta que el m2 es carísimo) y con posibilidad de albergar al máximo número de amigos.

    De todas maneras, no todas las casas son como aparecen en las revistas. Hay algunas que parecen sacadas de alguna peli de miedo. ;.)

  2. 2
    Ana dice:

    Me he quedado prendada. ¡Qué maravilla! Genial. Un beso, Ana

  3. 3
    Violeta dice:

    Madre mía mis hijas serían felices en esa casita del jardín, con ese balconcito… qué mona!

  4. 4
    Yubarta dice:

    Ay, Ana, que he leído "me he quedado preñada" y he pensado… no veas qué efecto maravilloso ha tenido para ella ver estas fotos tan lindas! Jejeje… La verdad es que a mí también me gusta la estética nórdica, tan minimalista y delicada…

  5. 5
    criscamarena dice:

    Gracias por la info de primera mano, Concha, la verdad es que aquí se muestran las casas más bonitas, está claro que debe haber muchas más modestas incluso terroríficas como dices, eso en todas partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>