Lo que de verdad importa

digitalnomad2_site_1072

Ilustración de Katie Vernon

 

En los últimos meses he leído en internet varios artículos que tienen una misma cosa en común: Darse cuenta de lo que de verdad importa. Artículo preciosos que os recomiendo, de Ángeles Caso, Rosa Montero y Carles Capdevila, entre otros.

En este post mi intención no es la de escribir también un artículo con lo que de verdad importa, en realidad suscribo lo que ellos dicen hasta el las comas y en los puntos.

Voy a aportar otro argumento. Todos sabemos lo que de verdad importa, pero lo sabemos “en teoría”, lo sabemos pero no lo SENTIMOS. Suele pasar que si llegamos alguna vez a sentirlo profundamente, es cuando algo tremendamente duro pasa en nuestra vida que nos hace replanteárnoslo todo completamente, o cuando alcanzamos cierta edad o madurez en la que ya por fin lo vemos claramente.

Por eso vale la pena que sea antes, y sin haber pasado ciertos golpes. Sé que la teoría no se pasa a la práctica simplemente siendo consciente de ello, pero es un primer paso, un paso que tiene que ir acompañado de cientos de pasos más, pues integrar esto es un proceso, no ocurre de la noche a la mañana por mucho que nos empeñemos.

Sed conscientes, un día tras otro, de lo que de verdad importa, y no solo eso, actuad, ponedlo en práctica, para que de tanto practicar acabe integrándose. No os andéis por las ramas, no despistéis, no os contéis historias que solo son excusas.

Requiere un esfuerzo pero la alternativa no es muy halagüeña. La alternativa es esperar demasiados años, o esperar a que algo fuerte te golpee, para reaccionar.

Vivid más acordes con lo que de verdad importa, desde hoy mismo, no esperéis más.

 

7 respuestas a Lo que de verdad importa

  1. Buenos días!
    justamente uno de los aprendizajes que estoy teniendo últimamente va en resonancia a lo que comentas. Al sentir… Nos pasamos la vida leyendo, informándonos, adquiriendo sabiduría teórica para poder integrarla y aplicarla en nuestro día a día. Y así he sido yo muchos años. Muy desde lo mental, creyendo que ya era suficiente. Hasta que un día, hago un “viaje” emocional profundo, y me doy cuenta que todo estaba encallado en mi mente y que no lo había sentido. Y empiezo a descubrir un mundo, a dejarme de tantas teorias, y a ir a lo básico, guiándome por mi instinto, dejándome sentir. Y empezaron a afluir muchísimas sensaciones y emociones, como la rabia, la tristeza… que de verdad las sentía y me pedían experimentarlas como tal… pues creía, mentalmente, que las conocía, que sabía lo qué erean, pero no en la instensidad de lo que son, me pedía su esencia… y a partir de ahí, he empezado a alinear mi mente con mi sentir, para que no haya un bloqueo ni una barrera, entre lo que integro mentalmente y lo que me permito sentir. Y al dejarme sentir todo esto, al entregarme a este trabajo, también te alineas con lo más básico, lo más esencial y primordial, y te centras en lo que de verdad importa.
    Un abrazo!
    (estoy con tu cuaderno de emprendedores y me está ayudando mucho! gracias!)

    • 2
      Cristina Camarena dice:

      lo has explicado tan bien ;)) me ha encantado Alba, estoy totalmente de acuerdo ;))

      adelante con El Cuaderno!! un abrazo!!

  2. 3
    Estibaliz dice:

    lo que de verdad importa… Y como nos perdemos en chácharas mentales y fuegos de artificio. A pesar de tanto esfuerzo continuo viviendo en el pensamiento sin conseguir, como cuenta Alba que ha logrado, descender a las otras esferas y encontrarme con todo ese mundo emocional que te permite vivir lo que de verdad importa…. Pero seguimos intentándolo. Consciencia no es pensamiento.

    • 4
      Cristina Camarena dice:

      Así es Estíbaliz, el pensamiento nos pierde, no nos deja bajar a la esfera de las sensaciones ;))
      un abrazo!!

  3. 5
    Patricia Roig Galdón dice:

    Buenos días,

    He intentado buscar el articulo por Internet pero no lo he encontrado. Te importaría facilitarme el enlace o el lugar donde lo puedo conseguir. Muchas Gracias.

  4. 6
    Charo dice:

    Qué cierto lo que dices, del golpe.
    ¿Dónde puedo leer los artículos que mencionas?

  5. 7
    Marga dice:

    Como bien sabes, así ha sido mi caso: un duro bofetón que me empuja al viaje, doloroso, hasta quitarme la venda totalmente y quedarme en el SENTIR… Pero sabes? en este viaje me he dicho muchas veces que hubiera sido de gran ayuda haber practicado esto de “lo que de verdad importa” desde pequeña, haber aprendido a reflexionar y desmigar y sentir feliz… Y por eso estoy determinada a jugar con Margui a discernir qué es lo que de verdad importa para ella, en cada momento de su corta vida, porque me encantaría que se convirtiera en una cualidad de su personita, en algo que sea capaz de hacer y sentir de manera natural sin que tenga que llegarle un bofetón como a su madre… Y con todo esto sólo quiero decir que podemos, debemos, iniciar a nuestros niños en este SENTIR como parte de su educación natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>