Mercer Mayer

>

 

Mercer Mayer (Arkansas, 1943) es un autor e ilustrador de gran éxito en los EEUU. Sus series más famosas son "Little Critter" y "Little Monster", publicados en formatos baratos de gran difusión. Algunos de sus libros más populares fueron traducidos al castellano y publicados en los años 80 en España pero ya están agotados. Mercer Mayer ha ilustrado muchos libros en estilos muy diferentes.

Actualmente tenemos en las librerías dos libros magníficos, "Un niño, un perro y una rana" (publicado por Los cuatro azules) y "Una pesadilla en mi armario" (por Kalandraka). La calidad de ambas editoriales ya es un aval para ambos libros, pero por si sirve de algo, puedo decir que son dos de los libros más populares en mi casa.

 

 

 

 

"Una pesadilla en mi armario" (1968) es un libro sobre los miedos de los niños que no resulta un insulto a su inteligencia: sabe tratar con humor, ternura e inteligencia este tema tan recurrente en la pseudoliteratura infantil. Por eso, "Una pesadilla en mi armario" no es pseudoliteratura sino todo un clásico de la literatura infantil que los expertos (y los niños) celebran ver reeditado. El paso de los años se nota en las ilustraciones, hechas con plumilla y solo dos colores (verde y naranja) pero, desde luego, aquí reside también gran parte de su encanto.

 

 

 

 

 

"Un niño, un perro y una rana" (1967) es otro clásico de la literatura infantil, un álbum ilustrado sin palabras que cuenta la historia de tres personajes (los del título) que se encuentran en un río, una tarde de verano. Tampoco aquí hay ilustraciones a todo color: plumilla sobre papel blanco. Es suficiente. Este libro, que marcó el inicio de la carrera de Mercer Mayer y también contribuyó a abrir camino al álbum ilustrado tal como lo conocemos hoy, nos parece ahora de estilo muy clásico. Ya no resulta revolucionario como en su día, pese al sorprendente final, pero continua vigente: los niños quieren "leerlo" una y otra vez.

 

Os invito a que presentéis clásicos como estos a vuestros niños. Si no están acostumbrados a este tipo de literatura quizá no les hagan mucho caso el primer día (o quizá os sorprendan) pero a medio plazo es dificil que se resistan. Hoy en día, cuando la corrección política, los cuentos vacíos y moralizantes y el colorín gratuito invaden las estanterías (por suerte, no en todas las librerías y, afortunadamente, con la heroica resistencia de un buen puñado de editoriales de calidad y muchos autores e ilustradores actuales), rescatar joyas del pasado es una buena manera, una de las diversas maneras, de enriquecer la biblioteca infantil y llenar las lecturas de los niños de belleza y autenticidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>