Mi principal problema es el tiempo

tortuga 3

Foto de Heva

 

El siguiente texto es la newsletter que escribí a principios de semana para los sucriptores de La Mirada. Como veréis, tiene un formato textual de email, o más bien de carta, este es un ejemplo de carta que voy a enviar todas las semanas a los sucriptores de La Mirada. Si eres emprendedor te interesará y si no lo eres seguramente también, por eso he pensado publicarla aquí en Kireei. Además, me he dado cuenta de que me dejé algo en el tintero,  y aprovecho ahora para completado. Para los que ya lo habéis leído os añado este remate final.

Este es uno de los problemas que más me habéis comentado, los que le habéis dado al botón de responder al recibir la newsletter de La Mirada.  Y este es el principal problema de nuestro tiempo, seas emprendedor o no.

El tema es que el tiempo no es un problema, es un hecho. Tenemos el que tenemos, ni más ni menos. El problema es perderlo, gestionarlo mal.

Sobre gestión y organización de tiempo se ha escrito mucho, hay blogs enteramente dedicados a ello, libros, seminarios. No descarto en un futuro invitar a alguien muy bueno en esto a iluminarnos a todos y enseñarnos cómo gestionar mejor nuestro tiempo.

De momento os puedo recomendar algunas cosas que a mi me funcionan.

Mucha gente se sorprende al ver la cantidad de cosas que hago, y me preguntan cómo lo hago. La verdad es que no trabajo más de ocho horas al día, aproximadamente, algunos días más, otros menos. Los fines de semana también caen algunas horas.

Creo que mis principales virtudes respecto al tiempo son la practicidad, la resolución y la disciplina.

Práctica:

Escribo mails principalmente, para gestionarlo todo. Cero llamadas de teléfono. El teléfono es un chupatiempo. Una gestión que al mail son 5 minutos al teléfono siempre son 15 o 20 minutos. Cuando alguien me pide por mail llamarme por teléfono siempre les respondo que mejor por mail, más rápido, y queda todo por escrito.

Escribo mails cortos. En algunos podrá parecer que incluso rozo la brusquedad pero es simple practicidad. Necesitáis empezar a escribir de manera más sintética. Cualquier mail de 10 líneas se puede escribir en 3.

Distinguir entre lo importante y lo superficial. Vale que todos necesitamos en algún momento explayarnos con cosas superficiales pero la mayor parte del poco tiempo que tenemos hay que usarlo de manera sensata, en lo que de verdad importa.

Tener activo la mayor parte del tiempo lo que yo llamo “modo nórdico” on. Es un modo que pones en piloto automático, que has interiorizado, y te hace, como he dicho antes, despejar el camino rápidamente, desechar lo superfluo, ir al grano.

Resolutiva:

Decidir rápido y con seguridad. Probablemente te equivocarás alguna vez, yo soy la primera que me equivoco, pero de 100 veces que decidas rápido te equivocarás pocas, y las otras las habrás resuelto de manera rápida. De todas maneras aunque le des mil vueltas a las cosas te vas a equivocar igualmente. Así es que modo nórdico on también para resolver, para decidir rápido y moverte rápido.

Disciplinada:

Fijaos una rutina de trabajo como si trabajarais por cuenta ajena, aunque seáis vuestros propios jefes.  Trabajad todos los días, y todas las horas que podáis, sean ocho o una. Organizaos como mejor funcionéis, por la mañana, tarde o noche pero organizaos y cumplid.

Usad las horas en las que más energía tengáis para sacar el trabajo duro y difícil afuera, y dejaos el tiempo en el que ya estáis más cansados para trabajo menor. No uséis vuestras horas más productivas navegando por intenet. Cerrad internet en vuestras horas más potentes.

Empezad siempre por lo urgente y de ahí vais bajando en la lista hacia lo menos prioritario. Que no quede ningún día nada urgente por hacer.

Vuelvo a decirlo: aprended a distinguir para qué vale la pena realmente emplear vuestro tiempo, y para qué no. Sed disciplinados con vuestro tiempo, ahuyentad todo aquello que os distrae, sobre todo personas que os distraen.

Podría continuar pero no quiero una newsletter kilométrica, y lo dicho, algún día invitaré a alguien que sepa mucho de esto para que nos ilumine a todos.

Cuando habláis de que vuestro principal problema es el tiempo imagino que lo que queréis decir es algo que nos pasa a todos, a mi la primera, y es que no podéis dedicar a vuestro proyecto todo el tiempo que quisierais porque probablemente tenéis un trabajo por cuenta ajena que os sustenta y no podéis dejarlo.

Yo también he estado ahí, y estoy. Soy docente. Si no tuviera que trabajar en docencia pondría más tiempo en desarrollar mi emprendimiento. Pero esto es lo que hay. No es un problema, es una realidad.  A más tiempo más avanzas en tu empresa, a menos tiempo menos avanzas, esto es matemático si haces bien los deberes. Lo importante, y es lo que quiero que se os quede de esta newsletter es hacer bien los deberes.

Por último un extra que añado hoy en el post de Kireei. Hay otra cosa que hace que pueda avanzar bastante en el trabajo, y son las renuncias. No se puede tener todo. En mi caso, hace años que no tengo una vida doméstica estable y tranquila, mi casa es muchas veces un caos, con el que he aprendido a vivir. También he renunciado a leer y ver pelis tanto como lo hacía antes, mi vida cultural es mucho menor ahora. Por poner dos ejemplos. Seguro que he renunciado a más cosas. No se si llamarlo renuncia. No me siento mal por ello. Podría llamarlo ELECCIÓN, y quizás suene más positivo. Cuando no hay tiempo para todo necesitas elegir con firmeza, a qué cosas quieres dedicarte de lleno y qué cosas tienen que esperar. Algún día, cuando no necesite dedicarme tanto podré volver a tener una vida doméstica y cultural como antes. Y vosotros ¿a qué podéis renunciar para darle a vuestro emprendimiento el impuso que necesita ahora?

Un abrazo enorme.

Cristina Camarena

PS: Os quiero dar las gracias por la buena acogida en estas dos semanas desde que lancé La Mirada. Gracias por el bonito feedback que me está llegando, vuestros comentarios, vuestros mails. Me llenan de alegría y de confianza para seguir por este camino. Por cierto, seguid dándole al botón de responder en este mail y seguid contándome cosas. Os iré contestando conforme el tiempo me lo permita ;))

PS2: Algunos de vosotros me ha escrito después de leer El Cuaderno del Emprendedor, mensajes tan bonitos como este:

Cristina estamos devorando tus comentarios, :)) Vamos a analizarlos con muchísimo interés. Muchísimas gracias! Tu libro es absolutamente una joya, el trabajo que has hecho a mi entender es extraordinario,  y tu idea de acompañamiento brillante.  

Postdata extra para los lectores de Kireei: Si quieres suscribirte a la Newsletter de la Mirada, lo puedes hacer aquí, te llegará un mail de confirmación (mirad en la carpeta de Spam por si acaso) La mayoría de las newsletters que escriba y envíe serán solo para suscriptores. Nos vemos en el rincón de las píldoras de emprendimiento!

 

3 respuestas a Mi principal problema es el tiempo

  1. 1
    virginia dice:

    buenos días, Cristina
    Me parece maravilloso, que los futuros emprendedores tengan ese soporte tuyo desde la mirada <3 no me he suscrito porque estoy metida de lleno, en mi lucha personal con los dragones con los que me ha tocado batallar. En su día, cuando estaba metida de lleno en el mundo empresarial, para mi, un elemento imprescindible para ganar tiempo, era delegar.
    Incluso ahora, para poder tener un poco de espacio para mi, sólo delegando puedo tener mi pequeña burbuja de tiempo "pa mi", lo dificil dar con las personas adecuadas. Feliz domingo.

  2. 2
    Claudia dice:

    Cristina, gracias. Trabajo con gente mayor. Muchos creen que el problema del tiempo es propio de su edad. Compartiré este tema en clases para tener en claro que es un tema transversal a nuestras diferentes edades.

  3. 3
    Charo dice:

    Este último párrafo me ha dado tanto consuelo, Cris. Gracias. Es cierto, hace poco leí que toda elección implica una renuncia, y saberlo, es asumirlo con madurez. No se puede hacer ni tener todo lo que uno quiere, pero así es la vida, una suerte de elecciones a cada minuto. Gracias nuevamente!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>