Mis primeros softies

Uno de los propósitos para este nuevo curso que ya os comenté aquí era comprarme una máquina de coser y empezar a hacer mis primeros pinitos en el arte de la costura. La máquina aún no me la he comprado, a ver si me la traen los reyes, pero los pinitos ya han empezado, a mano, en forma de softies con viejas camisetas o sueters a los que ya no les daba uso.

Este buho tan colorido fue el primero que cosí y más simple no puede ser. ¡No me iba a complicar la vida justo en el estreno!. Para las que también queréis lanzaros a la piscina os diré que con saber hacer un pespunte ya podéis intentarlo. Este tipo de muñeco se realiza cortando dos piezas de tela con la forma deseada, uniéndolas del revés, dejando una pequeña abertura al final para rellenarlo (habiéndole dado la vuelta, claro está) y rematando ese corte al final. Los ojos, pico y patas los hice pegando el fieltro con pegamento para tela.

Para cortar el patrón os recomiendo dibujarlo primero en una hoja de papel o cartón, recortarla, situarla sobre la tela para, a continuación, dibujar el contorno sobre la tela. Tened en cuenta que el muñeco os saldrá un dedo más pequeño al realizar el pespunte por todo su contorno.

 

 

 

Me hizo mucha ilusión verlo acabado y pensar: "lo he hecho yo". Puede parecer una bobada pero fue una sensación muy agradable.

El segundo fue este elefante de orejas redondeadas, que parece una E acostada. Aquí hice un poco de trampa, pues una vez embastado se lo bajé a mi vecina para que le pasará el repunte con la máquina, como podéis apreciar en las orejas. Lo que me hubiera costado un par de horas, de esta manera fueron 10 minutos. Este lo hice para mi sobrina Julia, en su 12 cumpleaños, con una tela de una camiseta suya que había retirado. Fué una sorpresita para ella.

 

 

Y aquí mi tercera y, de momento, última "obra de arte", una casa-softie-cojín hecha también con diversas camisetas y sueters. Este aún es más fácil porque lo cosí del derecho, con una puntada de bordado. Más fácil pero mucho más elaborado, tiene más piezas que unir, y las ventanas y la puerta llevan un pequeño bordado en cadeneta. Le puse hasta una etiqueta.

 

                     

 

 Ya estoy pensando en el próximo. ¿Qué?, ¿os animáis? Os lo recomiendo, veréis como os engancháis. A mi me inspiraron los de Meisi, espero que estos también os hagan picar y que siga la cadena.

 

 

5 respuestas a Mis primeros softies

  1. 1
    Elena dice:

    Esa casita es super chula. Yo quiero hacer una parecida pero que esté hueca por dentro, que sirva de bolsita…
    Yo tengo mi máquina de coser muy desaprovechada, tendré que darle algún uso a parte de arreglos de ropa!

  2. 2
    criscamarena dice:

    te puede quedar muy chula la bolsa-casita, ya me contarás :)

  3. 3
    Meisi dice:

    Tiene mucho mérito Cris, sólo te digo que has dado el paso más dificil, verdad?

  4. 4
    Bea79 dice:

    Son chulisimos!! me encantan! tambien los tuyos Meisi! yo me voy a iniciar ahora con los adornos navideños… ya os mandaré fotos!
    Sabeis tiendas en Madrid donde haya material barato y variado?
    Besoss!

  5. 5
    lauragariglio dice:

    están hermosos !! te felicito por haberte animado a empezar!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>