Nada es importante, todo es importante

Captura de pantalla 2015-09-11 a la(s) 12.22.49

 

Me encanta hablar de las dualidades, ya lo sabéis. De los opuestos. Entiendo la vida como la unión de los dos extremos, como el puente que va desde una parte a la otra. Pienso que vivir atendiendo solo un extremo es no tener en cuenta toda la complejidad, lo integral. Mi lema es: “abraza la dualidad”.

Alguien dijo que lo contrario de una verdad es otra verdad. En los refranes se aprecia bien la idea. “A quien madruga Dios le ayuda”, sin embargo “No por mucho madrugar amanece más temprano”. Válidos ambos, ¿verdad?

La dualidad del título del post de hoy también es válida en ambos casos, en mi opinión. No quiero escribir hoy un post muy largo, ya me explayé ayer largo y tendido. Creo que el título se entiende perfectamente.

Nada es importante, absolutamente nada…excepto las tres o cuatro cosas importante que todos sabemos: nuestra integridad, la de los nuestros, los derechos universales para uno mismo, para los demás y para el mundo…y poca cosa más.

El otro día hablaba de salir de nuestro ombligo, de vaciar mochila. Cuando lo haces y miras la vida desde fuera aprecias de manera potente que nada es importante, que no se acaba el mundo por nada. Sin embargo, vivimos nuestras pequeñas vidas aferrados a las pequeñas vicisitudes del día a día, cargados de los malestares que el mundo nos ocasiona. Y menos mal que suele ser cierto ese refrán de “mañana será otro día” y el de “no hay mal que dure cien años”. Y se nos pasan pronto, los malestares. Señal de que nada es tan importante. Pero ojo, muchos malestares somos incapaces de dejarlos atrás, yo la primera.

Por otra parte, todo es importante. ¿Porqué no?

Cada uno es libre de decidir a qué le otorga importancia y a qué no, nadie nos quita eso. Es común la frase bienintencionada “no te preocupes, no es importante”. Pero no, eso no es empatía. Para mi en estos momentos esto es importante y de momento necesito vivirlo así. Hasta que ya no lo sea. Ya le quitaré yo el hierro cuando sea mi momento.

Y también es importante lo insignificante, lo pequeño, lo cotidiano, la vida de cada uno, tal y como decidimos vivirla, otorgándole magia allá donde queremos verla. Porque eso es la magia. 

Cierro el post con este precioso poema de Mary Oliver, que habla de esto. Feliz domingo de importancias grandes, pequeñas e inexistentes.

The summer day

Who made the world?
Who made the swan, and the black bear?
Who made the grasshopper?
This grasshopper, I mean-
the one who has flung herself out of the grass,
the one who is eating sugar out of my hand,
who is moving her jaws back and forth instead of up and down-
who is gazing around with her enormous and complicated eyes.
Now she lifts her pale forearms and thoroughly washes her face.
Now she snaps her wings open, and floats away.

I don’t know exactly what a prayer is.
I do know how to pay attention, how to fall down
into the grass, how to kneel down in the grass,
how to be idle and blessed, how to stroll through the fields,
which is what I have been doing all day.
Tell me, what else should I have done?
Doesn’t everything die at last, and too soon?
Tell me, what is it you plan to do
With your one wild and precious life?

El día de verano

¿Quién creó el mundo?
¿Quién dio forma al cisne, al oso negro?
¿Quién hizo al saltamontes?
Me refiero a este saltamontes,
el que acaba de saltar en la hierba,
el que ahora come azúcar de mi mano,
el que mueve las fauces de atrás para adelante y no de arriba abajo,
el que mira a su alrededor con enormes ojos complicados.
Ahora levanta una de sus patas y se lava la cara cuidadosamente.
Ahora de pronto abre sus alas y se va flotando.

No sé con certeza lo que es una oración.
Sin embargo sé prestar atención
y sé cómo caer sobre la hierba,
cómo arrodillarme en la hierba,
cómo ser bendita y perezosa,
cómo andar por el campo,
que es lo que llevo haciendo todo el día.
Dime, ¿qué más debería haber hecho?
¿No es verdad que todo al final se muere, y tan pronto?
Dime, ¿qué planeas hacer con tu salvaje y preciosa vida?

 

5 respuestas a Nada es importante, todo es importante

  1. 1
    Heva dice:

    Lo que hoy tiene importancia mañana deja de tenerlo porque otra cosa ocupa nuestra mente, pocas cosas son realmente importantes al final, los pilares de nuestra vida. Que tengas un maravilloso domingo ♥

  2. 3
    terenya dice:

    Hay que salir de uno mismo para ver lo que realmente importa. Salir y empatizar. Y disfrutar, saborear esta maravillosa vida que tenemos hoy delante. Mañana será otro día.
    Feliz domingo y feliz vuelta al cole. :-)

    • 4
      Cristina Camarena dice:

      Gracias Terenya, igualmente.
      Salgamos más a menudo de nosotros mismos, para disfrutar de lo importante y de lo que no lo es ;))

  3. 5
    Estibaliz dice:

    A veces, cuando cojo las pinturas, los papeles y paso una tarde y otra recortando-pegando, más féliz que una perdiz, de pronto me viene a la cabeza la pregunta ¿no hay mejores cosas, más importantes en que usar tu titempo? Y me avinagro yo sola, porque me cuesta responder.¿ Lo importante es lo que te hace féliz? ¿lo que ayuda a ser tú? cuántas preguntas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>