Micumacu especial Navidad

_mg_3367

 

Hoy os muestro la sesión fotográfica especial de Navidad de Micumacu, de quienes os ha hablado varias veces, proyecto de creación de coronas, bolsas de tela para el almuerzo, mochilas y bolsas, cojines, todo ilustrado por ellas mismas. Esta es la presentación para la Navidad, podéis ver toda su gama en su tienda online.

Se acerca la navidad y, como madre previsora, Yurema prepara actividades para llevar a cabo estos días con sus pequeñas  Arlette y Vinyet. Una de las cosas que siempre está en su lista es pasear por el bosque; el aire fresco, las hojas caídas en el suelo y los matices marrones y rojizos del paisaje son el mejor indicador de que el invierno está aquí y, por tanto, las fiestas navideñas están a la vuelta de la esquina. No se irán sin recoger piñas, para ella son parte imprescindible de la decoración navideña, así que ¡manos a la obra! Quiere que sea un momento mágico para sus pequeñas y para añadir diversión al momento, si cabe, les pone una corona y un tutú Micumacu a cada una.  Arlette además, quiso su capa de superprincesa de la que nunca se separa. Las caras de las niñas no se pueden describir, saltan y bailan mientras llenan sus cestas de piñas; eso es lo que consiguen estos preciosos detalles infantiles y es maravilloso.

Llegan a casa contentísimas, pero Vinyet está agotada y se queda dormida en el sofá. Arlette es imparable y le recuerda a su madre que tienen que hacer galletas tal y como ella le ha prometido. Así que va a buscar su delantal y le trae a Yurema su peto a conjunto  y empiezan la tarde en la cocina, la verdad es que las caras de sorpresa cuando ve el resultado hace que valga la pena el desorden que queda.

Ya se despertó Vinyet, a Yurema le encanta su cara de recién levantada y se le escapa una sonrisa. La pequeña quiere escuchar un cuento, su madre empieza el relato mientras la niña la mira embobada. Cae la tarde y el día se termina, pero hoy no hará falta insistir a nadie para que vaya a dormir, porque todos están deseando cerrar los ojos y que la noche pase rápidamente.

Amanece y llega el momento que todos los niños están esperando, ha llegado el día mágico, el día en el que todos se levantan más temprano que nunca y despiertan a sus padres nerviosos porque hay regalos en el árbol. ¡Pues vamos allá, a sentarse y abrir los paquetes! Las niñas no paran de correr de un lado a otro… y Yurema observa las caras de sus hijas y sabe que ha acertado, que los regalos les encantan y eso la llena de satisfacción.

La Navidad llena de felicidad a padres y niños y en Micumacu lo sabemos  muy bien.  Trabajamos cada día para crear emociones que llenen historias como la de Yurema, que provoquen sonrisas y sean perdurables. La originalidad y sobretodo la ilusión son los valores fundamentales de nuestra marca y eso, en estas fechas, es lo que la mayoría de padres, tíos y abuelos buscan. Así que cuenta con Micumacu para que los deseos de pequeños y grandes se cumplan y, sobretodo, no pierdas nunca la ilusión…. ¡FELIZ NAVIDAD!

 

 

_mg_3370

_mg_3369 _mg_3368 _mg_3366

 

_mg_3371

 

_mg_3372

_mg_3374
_mg_3376

 

micumacucojinbailarinas micumacucoronanaviad1 micumacudelantalbailarinasallegro

 

 

Adviento 19 de diciembre

gift-tag-examples-568x670

Etiquetas de regalo estampadas manualmente, de Geninne 

 

2016, el año de la claridad

rim-draw10

Kim Hyerim

 

Hace poco abrí un documento de word y escribí en el este título: “plan estratégico 2017-2027″. Qué grandilocuente ¿verdad? Nunca había hecho nada igual, ni siquiera me había hecho nunca documentos con planes estratégicos anuales. Bueno, un poco sí, siempre he planeado cosas para no andar sin dirección, pero solo ahora a punto de cumplir 47 años siento que se me han despejado muchas dudas y puedo planear a largo plazo con claridad.

Si tengo que definir el año que está a punto de acabar lo definiría como el año de la claridad. Y de la tranquilidad porque ver las cosas más claras me hace sentirme más tranquila.

Este va a ser el último post largo del año, un texto en el que miro hacia el pasado y veo cómo estoy en el presente. En el primero del 2017 miraré al futuro y os contaré algunos trazos de lo que he empezado a escribir en ese documento estratégico, por lo que respecta a Kireei, esta aventura que comenzó hace 8 años y que nunca imaginé hasta dónde me llevaría.

Han sido ocho años complicadísimos, quien tiene una empresa propia sabe lo difícil que es mantenerla a flote e impulsarla hacia adelante, pero han sido unos años fantásticos también, de sueños cumplidos. Aunque de renuncias, también.

Volvamos a la claridad. Sé que suena algo odioso cuando oyes a la gente decir que tiene las cosas claras, sobre todo cuando atraviesas momentos sombríos, pero el hecho es que nunca había tenido tan claro hacia dónde quiero ir, cómo lo quiero hacer y porqué. Este año ha sido clave en eso. He tenido muchos momentos de epifanías personales.

Imagino que han ido cayendo las frutas cuando han estado maduras. Y no siempre ha sido así. He pasado muchos años con las frutas verdes en el árbol, esperando ver por dónde iba a caer alguna que me diera claves.

Echando la vista atrás veo que lo que me ha llevado a la claridad ha sido el seguir nadando, como diría Dory, la pez compañera de Nemo. A pesar de no saber en muchos momentos hacia donde nadar, siempre he mantenido vivo el entusiasmo “Doryniano”, el sigue nadando.

Los que habéis hecho mi curso Un trabajo a tu medida sabéis cuánto insisto en la idea del entusiasmo, al que algunos llaman deseo, otros sed, otros llamada, otros pasión…Yo también lo llamo amor, pero me corto un poco y no lo uso mucho porque este concepto tan bonito está desgastado de tanto usarlo superficialmente y ya no se sabe percibir en toda su profundidad.

Y con esto acabo sugeriendoos este trinomio entusiasmo-claridad-tranquilidad, por si os sirve. Para que lo hagáis vuestro a vuestra manera, con vuestras circunstancias vitales y a vuestro ritmo.

El año que viene os cuento todo lo que se está cociendo. Qué paséis unas felices fiestas, nos seguimos viendo aquí y en redes cada día, no habrá día sin post porque Kireei siempre publica, y en nochevieja, como siempre habrá un post al que le dedico especial atención para cerrar el año de manera distinta cada año, aún con entusiasmo…y que me dure.

 

 

Adviento 18 de diciembre

adviento

Ilustración de Mateja Kovac

Nelleke Verhoeff

 

nelleke-verhoeff2-1

 

Lo he vuelto a hacer, me he vuelto a enamorar de otra ilustradora, y ya son cientos y a este paso pronto perderé la cuenta. Nelleke Verhoeff, también conocida como Red cheeks factory es holandesa, y a la vista están las razones de mi enamoramiento.

 

giechel_meisjes pinguins talking_with_birds tweeling wachten

 

nelleke-verhoeff nelleke-verhoeff1
nelleke-verhoeff3-1 nelleke-verhoeff6-1 nelleke-verhoeff7-1 nelleke-verhoeff8-1

Adviento 17 de diciembre

adviento

Adornos de fieltro de Purl Soho