La casa de Sfgirlbybay

>

Sfgirlbybay, Bohemian modern style from a San Francisco girl es el nombre del blog de Victoria Smith que vive en San Francisco, en una casa inundada por la luz. Esto ya es un buen punto de partida pero, además, ella posee un don especial para reunir muebles y otras piezas decorativas bajo un estilo personal. El conjunto resulta ecléctico y armonioso. ¡Me gustaría encontrar ese punto personal para mi casa! Parece que a Victoria las cosas que le gustan y elige le combinan a la perfección: me estoy fijando mucho en su casa para ver si yo tambien consigo reflejar mi propio estilo en la mía. Tomo nota y apunto: mucha luz, blanco y rosa.

 

            ¿No es bonita la manera de colocar ilustraciones enmarcadas?

 

           ¿Por qué nuestros pisos se parecen tan  poco a estos?

 

Para acabar os enseño esta esta lámina, suave y fresca como este primaveral apartamento.

 

 

Katherine Marie

Navegando el otro día encontré el estupendo blog de Katherine Marie y me pasé un buen rato admirando sus fotografías, capturas de sus cuatro hijos sobre todo, junto con un sinfín de actividades y manualidades, muchas de ellas concebidas por el placer de hacerlas más que por el resultado, como juegos.

Su web profesional también me pareció preciosa, con todas esas imágenes como salidas de un mundo suave, de algodón, de pureza y fragilidad.
Aquí tenéis una muestra:
 
 
 
 
 
 
Aunque a mi las que más me han gustado son las de su blog, las que atrapan la espontaneidad de sus hijos, su actividad cotidiana, su disfrute al experimentar libremente con la pintura, la tierra, el agua, lo que de verdad importa cuando eres niño.
¡Gracias Katherine por compartir con nosotros tu arte y tus joyas!
 
 
 

 

 

Cómo hacer un compostador

Recientemente os hemos hablado de huertos urbanos aquí y aquí. Hoy os mostramos ideas para hacer compostadores y algún ejemplo de compostador comercial. El compostaje es un proceso a través del cual pequeños organismos vivos descomponen desechos orgánicos, hojas, hierba, etc. El resultado que se obtiene es el compost, ideal para el cultivo de plantas y hortalizas. Sea hecho a mano o comprado es una buena idea tener un compostador si se quiere cultivar en casa y hay soluciones para todos los espacios, así es que no hay excusa. El proceso de mantenimiento es bien sencillo: cubrir el compostador con los restos, añadir agua para mantenerlo húmedo y remover de vez en cuando.

 
El compostador más común es el hecho con madera de palets:
 

Visto en ehow.

 

También se pueden usar contenedores de plástico:

 

Visto en garden-composter.

 

Algunos compostadores comerciales:

 

De naturemill.

 

De smell free.

  

De tupperware.

 

Red canguro

Cuando estamos esperando un bebé, dos de las primeras cosas en las que pensamos son la cuna y el carrito. Poca gente – aunque cada vez más – sabe que no son tan imprescindibles como se piensa, sobre todo en los primeros meses. En cambio, hay un elemento que pocas veces se incluye como algo primordial en la lista de accesorios que hemos de tener: el portabebés. Poder olvidarse de los obstáculos en la calle, de las escaleras, de los pasos estrechos, de los caminos sin asfaltar, de las dificultades para subir a un autobús sin plataforma… es estupendo. Pero las ventajas no son solo para el porteador. Seguro que todo el mundo tiene en mente la típica escena del bebé llorando en su carrito y la madre (o el padre, o la abuela) apurada, intentando calmarlo con un chupete mientras se apresura hacia su destino. O, en el mejor de los casos, tomando al bebé en brazos y maniobrando con dificultad el carrito. Con el portabebés no existe ese problema, porque los bebés en brazos suelen estar tranquilos e incluso se les puede dar de mamar con las manos libres.

 

           


Las ventajas para los padres y, sobre todo, para el bebé, son muchas. A parte de la comodidad, hay muchos motivos fisiológicos y psicológicos para preferir el portabebés.
Las familias que lo han probado (y me refiero a portabebés auténticos y no a algunas mochilas antiergonómicas que solo generan frustración y dolor de espalda) están tan entusiasmadas que no me sorprende en absoluto que haya surgido la Red Canguro, una asociación de madres y padres que utilizan portabebés y que quieren compartir ese placer y promoverlo entre otros padres, cuidadores y profesionales relacionados con la infancia.

En el ámbito anglosajón, y en la mayor parte de países europeos, hay muchísima información en la red, multitud de organizaciones e iniciativas sin ánimo de lucro relacionadas con el porteo de los bebés. Sin embargo, en castellano no hay tanto, y por eso me alegré muchísimo al conocer la Red Canguro. Tienen muchos artículos, algunos de cosecha propia y otros, traducciones. También ofrecen asesoramiento, organizan talleres… Quiero destacar la información tan extensa y detallada que ofrecen para escoger un portabebés y saber cómo usarlo, incluyendo una estupenda selección de videos.
Aquí os muestro, como ejemplo, un par de ellos:

 

 

Desde Kireei queremos felicitar a todos las integrantes de Red Canguro por la iniciativa y animaros a que visitéis su web y la deis a conocer.


 

Gracias a Sol, integrante de la Red Canguro, por darnos permiso para usar sus fotos y mostraros los videos, y a Red Canguro por facilitarnos el contacto.

Areneros

Hace unos días os hablamos de areneros. Dos de nuestras lectoras nos han enviado imágenes de sus areneros. Os los queremos enseñar porque son dos soluciones distintas e igualmente aptas para el disfrute de los niños:

Este es el arenero de Roser, la tapa se baja para evitar que los animales domésticos ensucien la arena y, cuando está subida, sirve de protección contra el sol. Se puede mover de lugar y, por su tamaño, cabe en la mayoría de patios o terrazas.

 

 

El arenero de Belén, por contra, es fijo. Esto le permite disfrutar de una gran superficie de juego que nos da mucha envidia.

 

     

 

Estilo bohemio

Nos ha gustado esta casa inglesa, decorada con un estilo bohemio a base de muebles antiguos recuperados de mercadillos, paredes blancas y una explosión de color en las telas, el papel pintado y los complementos. No se puede decir que le falte personalidad. En cuanto al secreto de las estupendas fotos: montones de luz natural entrando a raudales por enormes ventanales.