Pompones decorativos

>
 
Hace unos meses os mostrábamos cómo hacer un erizo con un pompón. Aquí tenéis dos ideas más, utilizando la misma técnica.
 
El pompón de mollychicken se realiza con tiras de tela deshilachadas, los recortes de tela que os hayan sobrado de otros proyectos (no hay que tirar nada, todo vale).
Se cortan dos círculos de cartón con un agujero en el centro y se enrollan las tiras de tela a lo largo de todo el cartón. A continuación se cortan los extremos, se pasa una tira entre los dos círculos y se ata con fuerza.
Se retira el cartón y listo, una pieza decorativa para cualquier rincón especial, o un regalo lindo y original.
 
 
 
 
 
 
 
El proyecto de Cally, de quien ya hemos hablado aquí y aquí, es una corona de pompones, realizada con un aro de alfiler y pompones de lana de distintos colores.
Preciosos los dos, y con muchas posibilidades de adaptación.
 
 
 
 

The balcony gardener

>

The Balcony Gardener es una tienda inglesa que se basa en el principio de convertir en un espacio especial el jardín de cada uno, no importa el tamaño, aunque sea un simple balcón. Incluso el más pequeño rincón puede resultar un magnífico espacio para relajarse y disfrutar del placer de hacer crecer un jardín en medio de la ciudad.

Desde diseño sueco, muebles vintage y jardineras, hasta macetas para una ventana, plantas y semillas, pasando por elementos decorativos. Me gustan mucho las imágenes con las que ilustran su tienda, dan muchas ideas acerca de cómo decorar un jardín de una manera personal y acogedora. Mirad cuantas cosas bonitas (hasta los sobres con semillas están diseñados con esmero):

                     

                   

                    

 

 

           

 

 

Willow house

>

En el fantástico blog Kleas, que os recomendamos visitar, hemos visto esta casita hecha con ramas de sauce. Es una bonita versión de la tradicional cabaña que a todo niño le gusta construir si dispone del espacio y los materiales para hacerlo. Algunos de los momentos más felices de mi infancia están relacionados con hacer cabañas, así que no he podido resistirme a mostraros esta:

 

 

         El proceso de construcción:

           

 

 

            Disfrutando de la casa de sauce:

 

Gracias a Kristin por permitirnos mostrar en Kireei su "willow house".

 

Lecturas veraniegas

>

Tanto si estáis haciendo la maleta para iros de vacaciones como si planificáis vuestras actividades veraniegas en casa, no puede faltar una buena lectura. Desde Kireei, después de las recomendaciones para niños, queremos haceros algunas recomendaciones para adultos partiendo de nuestros intereses y gustos personales.

 

                                            Elena recomienda:

Amphigorey, de Edward Gorey.

Para este verano os recomiendo una lectura en las antípodas de la corrección política, Edward Gorey, uno de los autores e ilustradores americanos más influyentes de la segunda mitad del siglo XX. Dicen que recoge la tradición de, entre otros, Arthur Rackham, y su huella se deja notar claramente en Tim Burton, cuyo universo sería difícil de concebir sin el precedente de Gorey. Amphigorey es una antología (la primera de tres), publicada en edición bilingüe por Valdemar, que no puede faltar en ninguna biblioteca. Son 15 relatos cortos acompañados de magníficas ilustraciones, llenos de humor, ironía, gusto por lo macabro y estética gótica.

Lo podéis conseguir aquí.

 

 

 

 

El mejor humor inglés, varios autores.

Este año se conmemora el 40 aniversario de Anagrama, una de las más importantes editoriales independientes en lengua castellana. Jorge Herralde, el editor que inició el proyecto, ha recopilado once relatos del mejor humor inglés, desde P.G.Wodehouse a Nick Hornby, en una edición no venal. Este libro solamente puede conseguirse como regalo al comprar dos títulos del catálogo de Anagrama. Hay mucho donde escoger…

Aquí tenéis una amplia selección de títulos de Anagrama. 

 

 

                                                Jaume recomienda:

 Objetivo decrecimiento, del Colectivo revista Silence.

Todos hemos oido hablar del crecimiento sostenible como la única opción para el futuro. Este libro planta cara de manera frontal a esa idea que considera una gran mentira. Está compuesto por artículos publicados durante años en la revista Silence en los que diversos autores argumentan de manera clara y razonada por qué el crecimiento económico no es un modelo de futuro en un planeta finito y por qué el objetivo debe ser el contrario: el decrecimiento, que traería consigo un mundo más justo y más pacífico, y, sobre todo, evitaría la destrucción del planeta. Muy recomendable para mirar un poco más allá de lo que nos venden políticos y multinacionales como modelo de futuro.

En castellano aparece como agotado, pero lo podéis conseguir en catalán o buscarlo en la biblioteca.

 

 

                                                Cris recomienda:

Las voces del Pamano, de Jaume Cabré.

Este libro me lo recomendaron hace un par de años mis amigos Rosa y Vicent. A pesar de sus 700 páginas me lo leí en un par de semanas, no lo podía soltar de las manos. Su compleja estructura narrativa, con muchas historias entrecruzadas no le resta un ápice de agilidad. La guerra civil y sus consecuencias puede que no sea, de entrada, un escenario donde querer meterse en la calma de una tarde de verano pero el relato de un maestro de escuela convertido en héroe franquista muy a su pesar y el objetivo de una maestra de escuela en el presente por dar a conocer la verdad, se convierte en una novela totalmente fascinante, intensa, y conmovedora, de las que permanecen en la memoria como si de una vivencia propia se tratara. Lo podéis conseguir aquí, o también en la versión original en catalán, Les veus del Pamano.

 

 

El arte de amar, de Erich Fromm.

Existen muchos libros sobre el amor, pero el arte de amar de Erich Fromm es uno de los ensayos más famosos y clásicos sobre este tema. El autor desarrolla la siguiente tesis: amar es un arte, una facultad, y se le ha de dar la importancia que se le da al dominio de cualquier arte, al que se llega a través de un proceso de aprendizaje, principalmente de uno mismo, de maduración. Es famosa su cita: El amor inmaduro dice: "Te amo porque te necesito". El amor maduro dice: "Te necesito porque te amo".
El arte de amar no es un libro con recetas, es una reflexión sobre la naturaleza del amor y nuestra relación con ese sentimiento. 
Lo podéis conseguir aquí.

 

                                                           Meisi recomienda:

Placeres sencilos para el hogar: Detalles acogedores y apetitiosos para disfrutar más de la vida hogareña, de Susannah Seton.

Creo que los lectores de Kireei sólo con leer el título de este libro ya se pueden hacer una idea de su contenido. La autora divide el libro en capitulos como La cocina, El dormitorio, Espacios al aire libre… Cada uno de ellos contiene pequeños apartados con títulos como Comida reconfortante, El instinto de anidarDía al revés, Talco de lavandaAlmohadones con recuerdos… Observaciones, reflexiones, recetas, pequeñas manualidades con el objetivo de intensificar la alegría que te produce estar en casa. Irresistible, se vende aquí.

 

 Su hijo, una persona competente, de Jesper Juul 

Este es uno de los libros dedicados a las relaciones entre padres e hijos que más me ha hecho reflexionar. Juul expone de manera clara cuales son las razones por las que un niño se comporta como lo hace y la idea central es esta: los niños siempre colaboran, aunque parezca todo lo contrario. Citando al autor: “Cuando afirmo que los niños son personas competentes, quiero decir que son capaces de enseñarnos lo que necesitamos aprender. Nos dan las claves que nos permiten recuperar nuestra competencia perdida… Aprender de nuestros hijos significa crear un diálogo que muchos adultos no pueden establecer ni siquiera con otros adultos, es decir, un diálogo personal basado en una dignidad igual”.

Su hijo, una persona competente ha sido traducido a 14 idiomas y ha vendido 250.000 copias. Lo podéis conseguir aquí.

 

 

Ideas para cocinar con wok

>

Cocinar con wok es relativamente sencillo. Además, la simplicidad no es su única ventaja, se ahorra energía ya que la forma del recipiente permite que se caliente rápidamente y, al cocinar las verduras al dente, en dados o juliana, se prepara en poco tiempo y se mantienen las propiedades. Cocina rápida y sana. Parece una contradicción ¿verdad? Pues así es, el wok permite cocinar “fast food” sin obtener “junk food”.
Todo son ventajas, además, no hay lugar para la monotonía. Os voy a dar unas ideas generales para que os sirvan de introducción al wok para hacer recetas básicas de salteado de verduras con carne, pescado o marisco. Más adelante ya haremos recetas más sofisticadas, pues el wok tiene muchísimas posibilidades.

 

 

-Necesitaréis dos o tres verduras susceptibles de saltear: zanahoria, puerro, brócoli, lechuga, calabacín, pimientos, cebolla. Se cortan en juliana (a tiras) o a dados. Es el único “engorro” que tendréis, el corte de la verdura. La mandolina es ideal para esto, rápida y permite cortes uniformes. Os debéis asegurar de tener todas las verduras cortadas antes de empezar a saltear.

-No uséis aceite de oliva, no es que sea imposible pero no conseguiréis el sabor característico. Para ello usad aceites como el de sésamo, de maíz, de soja, de cacahuete, etc. Calentad un par de minutos dos o tres cucharadas de aceite antes de agregar los primeros ingredientes, saltead un poco de ajo o jengibre al principio si queréis aromatizar el aceite, pero sacadlo al cabo de unos minutos para que no se queme.

-Esta es la secuencia a seguir para saltear: primero las proteínas (carne, pescado, marisco, tofu), a continuación hay que sacarlas y agregar las verduras que necesiten más cocción, al final se saltean las más ligeras y se vuelve a añadir la proteína del principio. Hay que remover durante todo el proceso, apartando cantidades hacia los lados continuamente y devolviéndolas al centro que es donde se fríen.

-La salsa de soja es el condimento más común, mientras estáis salteando se rocían los ingredientes con esta salsa un par de veces, primero a la proteína y luego a las verduras. Formad un pozo en el centro del wok, apartando los ingredientes hacia los lados, y rociad este hueco con la salsa. Hay muchas otras salsas que se pueden usar, pasad por una tienda especializada y comprad un par para ir probando sabores: salsa curry (pasta), satay, hoisin, salsa de ostras…

-Podéis marinar la proteína a priori si queréis: con limón, jengibre, soja, ajo durante una hora más o menos. Al estar marinado el sabor será más intenso.

-Acompañad con el cereal de vuestra elección: arroz, fideos chinos, tallarines de arroz.

-Recordad: fácil + sano + rápido + divertido. ¿Alguien da más?

 

         

 

Accesorios de surlatable.

 


 

Las casas de cuento de Carmel

>

En 1927 un matrimonio de Carmel (California), Hugh Comstock y Mayotta Browne, dedicada ella a la fabricación de muñecas de trapo, decidió ampliar su casa para exponer sus creaciones. Hugh no era arquitecto, pero dibujaba muy bien y le diseñó a Mayotta un pequeño y coqueto cobertizo al que llamaron Gretel. En aquella época las casas de Carmel eran sencillas construcciones tipo caja, sin ninguna pretensión estética, pero todo esto cambió cuando a Hugh le llovieron proyectos para convertir aquellas casas y tiendas en pequeñas granjitas con falsas fachadas. Deliberadamente no usaba lineas rectas lo que contribuyó a crear ese aire de pueblo sacado de cuento.

¿No es una historia preciosa? La conozco gracias a Linda Yvonne a la que encontré en flickr, que me ha descubierto este pequeño mundo. En su photostream podéis ver más casitas.