Casitas de galletas y chuches

De acuerdo: no es lo más apropiado para la primavera, ni siquiera es muy sano… pero no podía guardar por más tiempo estas imágenes que vi en la web de Martha Stewart. Estas casitas se hacen con galletitas, gominolas, alguna otra chuchería, almendras en lámina, cucuruchos de helado, barquillos… Para unir las piezas, mantequilla o cualquier tipo de "caramelizable" que endurezca. Vale la pena experimentar, ¡son tan bonitas!

 

                     

                     

                     

 

 

Patchwork con viejas camisetas

Este es uno de los proyectos craft que más me ha entusiasmado últimamente: convertir viejas camisetas en una hermosa colcha patchwork. Cuantas y cuantas camisetas apreciadas han desaparecido y podría haberlas inmortalizado de esta manera: The Cure, The Smiths …

Pensándolo bien podría utilizar las camisetas de mi hijo y convertirlas en este collage de recuerdos. Ahora no me dará pena retirar camisetas que han quedado pequeñas.

Aquí y aquí podéis ver más imágenes del proceso. Conocer las técnicas básicas del patchwork es necesario. La autora de esta idea compró un trozo grande de tela de camiseta para la parte de atrás, y un material de relleno para darle grosor, formó el esquema de patchwork que deseaba en el suelo y lo unió con una cinta adhesiva especial. A partir de ahí lo que hizo fue coser a máquina todo a la vez formando zig-zags. Según ella, un proyecto sencillísimo. Habrá que probarlo.

 

         

 

Maceto-huertos

En una entrada anterior hablaba de mi deseo de montar un huerto en casa. Hoy os voy a enseñar algunas fotos vistas en thekitchen de maceto-huertos o, lo que es lo mismo, hortalizas en macetas, jardineras o cualquier otro recipiente adecuado para cultivar en balcones y terrazas.
 
 
 
 
 
Las tres fotos que véis a continuación me las ha cedido mi amiga Eliana, que ha montado su primer maceto-huerto en la terraza recientemente. La primera es de rabanitos y la segunda de lechuga hoja de roble. ¡Gracias Eliana! Espero que estos pequeños cultivos den ricos frutos pronto. Las fotos, como siempre, son preciosas.
 
 
 
 
 
 
Si os estáis planteando empezar esta pequeña aventura, aquí teneis cuatro requisitos absolutamente necesarios para empezar.
 
-         Un espacio donde llegue suficiente luz sin que sea un sol directo que quemaría cualquier posible cultivo.
-         Un buen sustrato y agua suficiente, a poder ser con riego a goteo.
-         Conseguir semillas o hacerse un semillero.
-         Conocer el calendario de siembra y asociación de cultivos.
 
Kireei no es un blog de jardinería y por tanto no entraremos en explicaciones detalladas, ni es nuestra intención pasar por expertos pero os iremos dando pequeñas ideas o detalles a tener en cuenta y enlaces interesantes, como lo es infojardín, una estupenda web llena de información útil y con un foro de lo más dinámico.
 
 

Etic-etac, marcar ropa y mucho más

 

 
Pronto un montón de niños van a irse de colonias o campamentos de verano, luego llega septiembre y la vuelta al colegio y a actividades extraescolares. Y en todas estas ocasiones, nos encontramos con una tarea bastante engorrosa: marcar la ropa y los objetos de los niños. En Etic Etac  hemos encontrado una solución práctica y original: las etiquetas autoadhesivas y termoadhesivas de Etic Etac se pueden pedir online con el nombre que se requiera y el adorno de vuestra preferencia y se pueden utilizar para la ropa, los zapatos, y cualquier otro objeto que se necesite etiquetar.
Pero como la coletilla de su propio nombre indica (Etic Etac, marcar ropa y mucho más), tienen otros productos, como estos divertidos y decorativos vinilos para la habitación infantil y para la casa muy fáciles de colocar, y algo que yo personalmente no conocía, vinilos pizarra, tan decorativos como los anteriores y fuente de diversión para garabatear en la pared.

 

 
               

 

           

                  

 

                     

 

             

 

Dad un vistazo a la tienda, tienen muchos más modelos y tamaños. Además, queremos felicitarlos por el diseño de su tienda, tan limpio y tan ordenadito, así da gusto buscar los diferentes productos. Y también por su blog y los videos que han colgado para enseñarnos cómo planchar las etiquetas y cómo colocar los vinilos.

 

Bento and Co.

Bento and Co. es una tienda virtual dedicada al bento (del que ya habíamos hablado en una entrada anterior) y a todos los accesorios necesarios. La iniciativa es de Thomas, un francés afincado en Japón que ha querido hacer llegar a Europa, especialmente a Francia, el auténtico bento japonés. No se trata solamente de meter comida en una caja de plástico, sino de usar la imaginación para hacer del bento un placer para los ojos tanto como para las papilas gustativas. En mi búsqueda de tiendas bento, esta ha sido la que más me ha gustado tanto por la selección de productos como por el diseño de la web y, además, para cada producto hay una detallada explicación de para qué sirve y cómo se usa (para quien no domine el francés, el uso de un diccionario - o incluso de un traductor automático, pese a sus enormes limitaciones - vale la pena). Felicitamos a Thomas por la iniciativa.

Aquí teneis algunas imágenes de los productos que allí se pueden encontrar:

 

Set de bento para niños.

 

          

Botellitas para salsas.                               Moldes de papel.

 

Separadores.

 

        

                         Formas para cortar.                                       Moldes para huevos.

 

 

Cajitas en forma de "onigiri" (la famosa bola de arroz japonesa).

 

        

Bento tradicional.

 

       

Bento de acero inoxidable.

Set de bento para adultos.

Conejito Zakka

 

 

Un pantalón de uno de mis hijos y las mangas de una camiseta de otro. ¡Ah!, y una tela de hilo blanco muy bonita. Los tres materiales tenían un colorido muy zakka, de ahí su nombre. Menos mal que el retal de tela blanco, el del vestido, era grande, porque hice cinco modelos hasta que acerté. Y es que yo nunca había cosido un vestidito. El patrón de este conejo lo "copié" en mi mente mientras miraba tiendas, aunque queda bien poco de aquél, porque lo mío tampoco son los patrones. Aun así, al final ha merecido, y mucho, la pena. El conejito zakka fue un regalo de cumpleaños, ¿no ha quedado muy apañado?