Cocina infantil

 

 
En todo rincón de juegos es imprescindible una buena cocinita de juguete. Sin embargo, la mayoría de cocinas de madera que encontramos en el mercado no tienen espacio suficiente para guardar todos los utensilios y alimentos necesarios, además de no contar con una superficie de trabajo generosa. No todo el mundo es capaz de hacer de carpintero para fabricarse su propia cocina de juguete pero sí que, con un poco de maña e imaginación, podemos transformar un mueble preexistente. En la red hemos encontrado, entre otras imaginativas soluciones, esta preciosa cocina realizada a partir de un módulo TRÄBY con patas y algunos elementos más. Sobre esta idea inicial hay muchas variantes: podemos poner una pica sobre la superficie de trabajo si no nos atrevemos a agujerear el mueble, utilizar componentes de la serie TROFAST , unas mesillas de noche viejas, cajas de madera, un banco olvidado en el trastero…
 
Roser nos ha enviado la foto de la cocina de su hijo. No requiere tanto trabajo de bricolaje como la anterior, pero es práctica y funcional, además de bonita. Está hecha con un módulo Trofast y varios accesorios de cocina. El fregadero es un cubo en el que se pueden lavar los platos de verdad y la superficie está protegida con un plástico, para que el agua no estropee el mueble.
 
 
Seguro que también tenéis buenas ideas al respecto, ¿por qué no las ponéis en práctica y nos las mostráis enviándonos vuestras fotos?

Estanterías flotantes

 

 

Me gusta mucho cómo quedan las estanterías flotantes, pero si no llevan soportes visibles suelen aguantar poco. En Ikea vi esta solución, que queda bastante bien y aguanta mucho peso.


 

Pero poner muchas y que queden bien rectas es una ardua tarea. Así que no me atrevería a llenar una pared con esto, y no quedaría otra que comprar las clásicas estanterías apoyadas en el suelo.

 

El señor Atkinson no se conformaba, él quería un sistema de estanterías resistente para guardar muchos libros, que no tocara el suelo para dar mayor sensación de amplitud y, sobre todo, que no le saliera astronómicamente caro. Así que se fue a una tienda de bricolaje y compró un sistema de estanterías metálicas, de esas que parecen pensadas para un garaje. Las baldas las puso de madera, y el estupendo resultado es el de la imagen inicial. Además de práctico y bonito tiene una ventaja adicional: las estanterías son regulables sin necesidad de hacer nuevos agujeros en la pared.

 

Clementina en el bosque.
Los ganadores son…

Los comentarios para entrar en el sorteo del libro "Clementina en el bosque" se cerraron ayer domingo, 19 de abril, a las 12 de la noche. Una vez realizado el sorteo, las dos ganadoras son…
 

 

¡Felicidades! Y gracias a todos por participar, estad atentos al próximo sorteo.
En breve nos pondremos en contacto con las ganadoras para hacerles llegar el premio.

 

———————————————————————————————–

El sorteo se ha realizado a traves del generador de numeros al azar www.random.org
 

O-Bento

 

 

El O-Bento es todo un arte. Es comida para llevar pero, de acuerdo con la tradicional concepción japonesa de la cocina, no es solamente algo para quitar el hambre sino que es tanto o más importante la disposición y la estética de la comida presentada.
Se guarda dentro de las llamadas Bento boxes, cajitas a las que el nombre de fiambrera se les queda pequeño. Llevan compartimentos para no mezclar los sabores y también espacio para los palillos. Incluso pueden ir con su propia bolsita a juego para su transporte.


Todos de Jbox.
 

Pero si vistoso es el recipiente, esperad a ver las auténticas obras de arte que se esconden dentro. Estas son algunas de las creaciones de una madre japonesa, luckysundae.
 

¿Qué es Scrapbooking?

>

Scrapbooking es la palabra que se usa en el mundo anglosajón para definir un tipo de manualidad que consiste en reunir y pegar recortes de papeles, textos y fotografías con la intención de componer una crónica, un recuerdo de un acontecimiento o fecha memorable. En Estados Unidos es una afición extendidísima, hay gran cantidad de tiendas y productos relacionados: cintas, adhesivos, rotuladores, adhesivos… Incluso hay plantillas digitales para usar junto con la impresora. En cualquier caso, es un oportunidad para crear, pasar un buen rato y luego regalar, decorar o guardar. Será entrañable encontrar nuestros recuerdos en forma de álbum de scrapbooking.

La temática es muy variada: desde los primeros pasos, al primer día de escuela, cumpleaños, vacaciones de verano, navidades, excursiones, visitas del Ratoncito Pérez….

Para haceros una idea os presentamos Two Peas in a Bucket, que tiene una galería lo suficientemente amplia para inspirar nuestros primeros proyectos:

     

          Everyday Brag Book  y Autumn Fun de Stacey Sattler

                    

                       The Cake de Jennifer Harrison

Bruno Munari

 

En la librería La casa del libro hemos encontrado este libro de culto: I prelibri . En realidad, se trata de una colección de libritos sin palabras, compendio de colores y texturas.
 

 

Bruno Munari fue un revolucionario en el campo del diseño gráfico e industrial, la museología, la pedagogía… Sus libros para niños son verdaderos tesoros, la mayoría no están editados en español pero vale igualmente la pena hacerse con ellos porque son auténticas obras de arte.
 
La cul­tu­ra es­tá he­cha de sor­pre­sas, es de­cir, de lo que pri­me­ro no se sa­bía, y hay que ejer­ci­tar­se en re­ci­bir­las y no en re­cha­zar­las por mie­do a que se de­rrum­be el cas­ti­llo que nos he­mos cons­trui­do.” (Bruno Munari)
 
Para saber más sobre Bruno Munari: Centenario de Bruno Munari. Revista babar.