Newsletter número 1

Ayer publicamos el primer número de nuestra newsletter que enviamos a todos los que, al registraros, marcasteis la opción de recibirla. Por si os despistásteis al registraros o habéis cambiado de opinión, hemos activado en MiKireei la posibilidad de que os deis de alta o de baja cuando queráis en el envío de newsletters.


Solo tenéis que entrar en MiKireei (en la columna izquierda podéis encontrar la entrada), marcar o desmarcar la casilla correspondiente y pulsar el botón ENVIAR. Desde allí podéis también modificar vuestro email si queréis recibir nuestros envíos en otra cuenta.


Os agradecemos la buena acogida que ha tenido este primer número y que hemos percibido a través de vuestras respuestas.


Si quieres recibir este primer número pero no habías marcado esa opción puedes pedirnos que te la enviemos dejando un comentario en esta entrada una vez hayas activado la opción en miKireei.

 

                               

Tiramisu

 
 
 
 
 
 
 
Este es el postre que más preparo, tanto en casa como fuera. En casa de los demás, cuando nos juntamos, muchas veces me llevo los ingredientes y lo preparo allí en un momento porque es sencillísimo y no requiere cocción.
 
Para 6 personas:
Una tarrina de mascarpone
Un paquete de bizcochos de soletilla o lenguas de gato
1 taza grande de café recien hecho y enfriado
2 cucharadas grandes de azúcar
4 huevos
Unas gotas de licor (opcional)
Cacao en polvo
 
Se blanquean las yemas con el azucar (consiste en remover las yemas junto con el azúcar con fuerza, para que se obtenga una textura cremosa).
Se añade el mascarpone y se mezcla todo.
Se montan las claras a punto de nieve y se agrega a la mezcla con cuidado, se remueve hasta conseguir una textura homogenea.
Se mojan los bizcochos en el café al que se le han añadido unas gotas de licor si se desea y se monta el plato en una fuente honda colocando capas de bizcochos intercaladas con la mezcla. Al final se agrega cacao espolvoreado por encima y se mete en la nevera (medio día) o congelador (una media hora), y a disfrutar de este popular postre italiano increíblemente delicioso. Siempre queda bien.

 

Foto Creative Commons de boo_licious.

Organizador de tela

En casa hay unas cuantas tareas familiares para que hagan mis hijos, pero como soy un poco exagerada para estas cosas, llevaba tiempo dándole vueltas, ¿cómo hacer un calendario de tareas claro y bonito? Y, mientras pensaba, la solución vino sola. Estaba aquí, de la mano del blog de SouleMama:

 

 

 

Es una gozada. Amanda Soule tiene cuatro niños y es una persona creativa y con recursos porque cose parte de la ropa de la familia y hace unos proyectos tan bonitos con sus hijos… Todo es muy casero y hogareño. Me encanta leer su blog, no sólo por sus prácticas ideas, sino porque resulta inspirador en todos los sentidos.

 

Softies & Doudous

Softies, doudous: muñecos blanditos y achuchables, para jugar o para decorar, para usar como cojín, invitarlos a merendar, llevarlos de excursión o dormir la siesta con ellos.

Estos que os presentamos hoy tienen, además, algo especial: algunos están hechos a mano, otros vienen preparados para que los monte uno mismo, algunos proceden de iniciativas de comercio justo, otros están hecho con materiales totalmente naturales, y todos se distinguen por su diseño. Proceden de diferentes paises, desde Francia hasta Australia. ¿Cual os gusta más? Es dificil decidirse…

La Sardine – Para fabricárselo uno mismo.

 

Flying Star Toys – Hecho a mano.

 

 

Abigail Brown – Hecho a mano.

 

Bholu - Comercio justo, hechos a mano.

 

 

Zid Zid Kids – Comercio justo.

  

 

Woollyhoodwinks – Hecho a mano.

 


 

Egg Press – Para coserlo uno mismo.

 

Teeny Tini – Fibras naturales.

 

Anne-Claire Petit – Algodón bio.

 

Donna Wilson – Hecho a mano.

Empapelar vuelve a estar de moda

 

 

Cuando yo tenía 10 años, toda mi casa estaba empapelada con motivos geométricos y florales. Cada habitación con un estampado diferente. Eran aquellos buenos viejos tiempos anteriores a la irrupción del gotelé…
El papel ha vuelto, aunque no todo el mundo – muy sabiamente, me atrevo a añadir – se atreve con él. Pero mirad esta aplicación: este papel vintage da un toque de color muy acertado a la habitación. En este caso, una habitación infantil, pero la idea puede servir en cualquier otra, aunque es cierto que en las habitaciones infantiles siempre nos sentimos más valientes ante la paleta de color y las técnicas arriesgadas… De todos modos, no desfallezcais, “solamente” hay que tener tan buen gusto como los papás de Silke (la niña de la foto), que muestran su casa y otras cosas en este estupendo blog: What we do.
 

Fotografías realizadas por Tia Borg Schmidt.
 

 

Picnic vegetariano

Recientemente comentaba en criarconelcorazón ideas para un picnic vegetariano. Lo que en un principio parecía algo limitado resultó tener múltiples posibilidades. Aquí tenéis unas cuantas de las que se sugirieron:
 

-Ensaladas frías (con pasta, arroz, lentejas, quinoa, etc). Se acompañan de lo que se tenga a mano: manzana, nueces, semillas de girasol, maíz, pimiento, tomate, huevo duro, queso, cebolleta, aguacate, melón, brotes de soja, lechuga. El truco es llevarse aparte, en un botecito de cristal una vinagreta.

-Quiche vegetal.

-Pizzas / cocas vegetarianas.

-Diferentes patés vegetales : hummus de garbanzo, de berenjena, de remolacha. Para mojar: bastoncitos de zanahoria, rabanitos, palitos de pan.

-Escalivadas.

-Hamburguesas vegetales.

-Bocadillos y sandwiches variados.

-Pinchitos y brochetas vegetales.

-Tortillas variadas.

 
 
 
Ahora que llega el buen tiempo es el momento de ponerse a experimentar con todas estas ideas y salir al campo a disfrutarlo. ¿Que tal montarse una bicipicnic como esta? Me recuerda a la bibliocicleta de mi amigo Vicent. Incluso se podrían combinar ambas versiones y crear una picnicbibliocicleta.
 

               

Tutorial en evilmadscientist

Cestas ecológicas de picnic vistas en productdose