Una habitación de cuento

 

No es necesario desembolsar una gran cantidad de dinero para conseguir una habitación de cuento. Con unos cuantos detalles acertados el efecto puede ser espectacular. A esta habitación en blanco se le han añadido unas cajas del tesoro, una lámpara de princesa, un dosel, una alfombra a juego, un espejo infantil y unas coronas pintadas en las paredes. ¡Ni siquiera falta la rana! Casi todos los elementos son de Ikea. ¿Te atreves? Si quieres puedes compartir con nosotros tu habitación de cuento.

 

 

¡Feliz día del libro!

 

 

El 23 de abril de 1616 fallecían Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. También en un 23 de abril nacieron – o murieron – otros escritores eminentes como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo. Por este motivo, esta fecha tan simbólica para la literatura universal fue la escogida por la Conferencia General de la UNESCO para rendir un homenaje mundial al libro y sus autores, y alentar a todos, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y respetar la irreemplazable contribución de los creadores al progreso social y cultural. La idea de esta celebración partió de Cataluña (España), donde este día es tradicional regalar una rosa al comprador de un libro.” (UNESCO).

Así define el día mundial del libro la UNESCO, y aquí os podéis descargar el cartel de este año. En Cataluña es tradicional regalar rosas y libros. La tradición de la rosa tiene su origen en la leyenda de Sant Jordi, patrón de Cataluña. Salir a la calle un 23 de abril es encontrarse en medio de una multitud de puestos al aire libre; me encanta comprar un libro para cada uno (aunque hay que reconocer que no es el mejor día para escoger con tranquilidad) y una rosa (mis niños me la piden de caramelo).
 

             

¿Qué libros habéis regalado u os habéis autoregalado ese año? ¿Cuales recomendaríais? ¿Y para los niños? 

 

Imagen de cabecera Creative Commons de erix!, vista en Re-Nest.

Imágenes del collage (de arriba a abajo, y de izquierda a derecha):

CC de viajar24h.com, CC de viajar24h.com, CC de pmolucasx, CC de bernatff.

 

Katsumi Komagata

 

Katsumi Komagata es un diseñador gráfico japonés que empezó a crear libros de gran fuerza poética inspirado por el desarrollo de su propia hija. Aunque no son baratos, son toda una experiencia visual: formas desplegables, contrastes de colores, luces, sombras… El soporte material del libro convertido en verdadero vehículo de estímulos sensoriales más allá de la letra impresa.
 
                    
 
                    
  
Algunos de sus libros se pueden comprar on-line en la librería La Central y también en la concept store Nobodinoz.
 

Poemas en las paredes

 

 

En Apple Pie Design hemos encontrado estos vinilos decorativos con poemas. Nos ha parecido una idea original y, además, hacen textos por encargo.

Mantequilla casera

 

 
 
 
No todo el mundo sabe que la mantequilla es nata, simplemente. Nos ha gustado la idea que sugiere ohdeedoh para hacer mantequilla con los niños. Ideal para aquellos que tienen la suerte de pasar tiempo en la cocina accediendo a lo que les rodea. El proyecto es sencillísimo. Unos botes de cristal, nata y ¡a agitar tocan! Se puede incluso poner música e inventar un baile al son de las maracas. Habrá que turnarse ya que se tardan unos 20 minutos en conseguir la consistencia adecuada, después de lo cual se elimina el suero y se mete en la nevera para que se endurezca.
Me ha recordado al cuento de J.Bucay de las ranitas en la nata.

 

De periódicos a ramo de rosas

Nos gusta encontrar proyectos como este que convierte materiales que acaban normalmente en un contenedor de basura en algo bello y decorativo. La iniciativa además sirve para dinamizar una asociación de chicas jóvenes, Girls Club.