Hamaca de interior

 

Tengo una amiga mexicana que se ha ofrecido a traerme una auténtica hamaca de México en su próximo viaje. La última vez que estuve en su casa me encantó ver cómo mis hijos disfrutaban con las dos que ella tiene colgadas en su patio. Una buena hamaca puede ser un columpio divertido, pero también un lugar relajante. El caso es que mis hijos no querían bajarse de ninguna manera.

El único problema es que no tengo terraza, patio ni jardín en que colocarla, pero ella me ha asegurado que no hay problema, que dentro de casa también es un buen lugar para la hamaca.
Por eso me ha gustado mucho encontrar este modelo de hamaca. Seguro que es mucho más cara que la que mi amiga puede conseguirme, y tengo dudas acerca de que sea más cómoda y práctica. Pero lo que es seguro es que dan unas ganas tremendas de tumbarse en ella. ¡Y queda perfecta en este salón!

Brownies

 
 
Ingredientes: 
1¼ tazas de harina
½ cucharadita de sal
¾ cucharadita de levadura
una tableta pequeña de chocolate puro, picadito
12 cucharadas de mantequilla
2¼ tazas de azúcar
4 huevos
1 cucharada de extracto de vainilla
 
 
1. Mezclar la harina la sal y la levadura en un recipiente y dejar a un lado.
2. Derretir el chocolate y la mantequilla al baño maría o al microondas (45 segundos, remover y 30 segundos más). Cuando la mezcla esté cremosa sacar del fuego y añadir el azúcar primero y los huevos después (uno a uno). Añadir la vainilla y acabar incorporando la mezcla de harina poco a poco. Remover hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa.
3. Verter la mezcla en recipiente pastelero y formar una capa uniforme con la espátula. Hornear hasta que al introducir un palillo salga casi seco, normalmente 30 minutos a 200 grados. Dejar enfriar durante unas dos horas, sacar del recipiente y cortar a cuadritos.

Las mantitas de siempre

 

 

De este fin de semana no pasa, estoy dispuesta a aprender a tejer esos encantadores cuadraditos – "granny squares", les llaman en inglés. Le dan un aire encantador y familiar a una habitación. Además se pueden hacer con restos de lanas y puedes hacer mantas tan grandes o pequeñas como quieras. En una cama infantil quedan muy bien. Estas fotos son de moline.

Y, para otra ocasión, os prometo un tutorial.

 

 

 

Cuaderno de notas de cerámica

 

 

 
 
 
Nos encanta encontrar productos para una vida más sostenible y, si además son bellos, no se puede pedir más. Por eso nos ha llamado la atención esta libreta para anotaciones hecha de cerámica. Cuanto papel se puede ahorrar y qué placer escribir sobre tal superficie. Se puede comprar en yoyo ceramics. No es nada cara comparada con el beneficio que proporciona y realizan envíos a toda Europa.
 

 

Beatrix Potter

 

 

 

He de reconocerlo: tengo debilidad por los conejitos de Beatrix Potter. Nada más nacer mi primer hijo fui a comprarle su tacita y plato decorados con el adorable Peter Rabbit. ¡Han resistido admirablemente y todavía los tenemos! Por eso me ha gustado encontrarme con esta nueva colección de platos y utensilios de mesa, y me ha encantado la cestita para recoger los huevos de Pascua, todo visto en Pottery Barn Kids.
La editorial Debate ha publicado en castellano sus Cuentos completos. ¡Muy recomendables!

 

 

Aprender a abotonarse

Nos ha parecido muy ingeniosa esta idea de Mayamade. Además de darle vida a la falda, es un entretenimiento para su propietaria y, lo mejor de todo, la decoración puede variar. Después de los corazones, pueden abotonarse estrellas, círculos… que se pueden combinar con el resto de la ropa.