Detalles primaverales

Flores y plantas presentadas de una manera diferente, huevos de Pascua nada convencionales y gallinas-títere de dedo, estas son algunas de las propuestas de Living at Home para decorar la casa en estas fechas. A mi me han convencido estas ideas, las encuentro originales y muy bonitas.

 

Hummus

 

 
El humus es un paté de garbanzos típico de la cocina árabe, es sencillo de realizar y muy rico y sano. En casi todas las cenas con amigos alguien trae hecho de casa, es ya una tradición. Se puede acompañar con pan pita o con varitas de verdura cruda. Si no se quiere hervir garbanzos dejados en remojo la noche anterior se puede realizar con garbanzos de bote, aunque siempre sale mejor con la cocción casera.
Se trituran en la batidora 100 gramos de garbanzos, un par de dientes de ajo, un chorrito de limón, un par de cucharadas de tahina (pasta de semillas de sésamo) y una pizca de comino. Conviene probarlo y rectificar alguno de los ingredientes hasta alcanzar el sabor deseado. Al presentar se puede adornar con pimentón rojo y un chorrito de aceite de oliva. Para los niños se puede preparar una versión sin ajo y convertirse en una forma diferente de comer legumbres.
 
 

 

Siempre falta un calcetín

El fenómeno del calcetín perdido es común en todas las casas, ¿verdad? Siempre me pregunto adonde irán a parar todos esos calcetines que nunca encontramos, es algo digno de Expediente X.

Y hablando de fenómenos paranormales, hemos visto en bodenusa a estos tres dignos candidatos a película de extraterrestres. Mirad que sencillo es convertir un calcetín desparejado en estos simpáticos muñecos.
1. Dale la vuelta al calcetín y colócalo con el talón mirando hacia arriba.
2. Cose una W en la parte central del pie y corta el sobrante. Al darle la vuelta al calcetín esta W se convertirá en los pies del muñeco. No tires el trozo que te ha sobrado.
3. Rellena el calcetín y cose la parte de arriba, cortando la parte de la goma. En estos momentos tendrás la parte básica del muñeco, a partir de aquí solo queda añadirle los detalles a tu gusto. Con el sobrante de los pies se pueden coser brazos, y con la goma también sobrante orejas.
Podéis ver gráficos del proceso aquí.
 

Batería de cocina ecofriendly

 

 

Este es un tema recurrente, cómo cocinar con la comodidad de un sistema antiadherente pero libre de toxinas. Hemos topado con este fabricante danés, ScanPan,  productores de material de cocina antiadherente con certificado libre de PFOA. Parece ser que el ceramic titanium es casi tan duro como el diamante y, por lo tanto, prácticamente imposible de rallar o estropear. Además, su diseño es funcional y bello como suele ser el diseño escandinavo. El único problema es el precio pero, si son tan resistentes, a la larga puede incluso salir más provechoso: ¡cuantas y cuantas sartenes acaban en los vertederos a los pocos meses de comprarlas!
 

Primavera en Dinamarca

La marca danesa Green Gate ya tiene su catálogo primavera/ verano 09: Scents of the Summer. En España sus productos se venden en Living in London (Madrid). Pero las imágenes que nos muestra son, por si solas, toda una inspiración.

Pañales de tela

 

 

 

 

Los pañales de tela son una opción cada vez más extendida. Son bonitos, son ecológicos y son buenos para la piel del bebé. Yo los usé con mi segundo hijo y aunque me imaginaba un trabajo agotador con la colada, una vez adquieres la rutina no supone nada inasumible, incluso teniendo un bebé al que cuidar.

Mis preferidos eran los Fuzzi Bunz, pañales rellenables, lo que quiere decir que se componen de dos piezas: el pañal en si, y el relleno (Fuzzi Bunz los trae de algodón orgánico, pero yo usaba también unos de cáñamo más absorbentes). He visitado la web y he visto que si ya eran bonitos cuando yo los usaba, ahora tienen diseños todavía mejores.

 

Por la noche usaba Popolini, supergorditos y suaves. Se pueden usar con cobertores de plástico, de forro polar o de lana.
 
 
 
Si ahora tuviera que usar de nuevo pañales de tela me gustaría probar los Blueberry nappies, ¡sus diseños me parecen tan bonitos! En verano ni siquiera hace falta poner pantalones o faldas a los bebés.
 

 

Hay otras soluciones mixtas, en que se combinan cobertores lavables con rellenos desechables biodegradables. Pero, evidentemente, no es sostenible traer toneladas de rellenos desechables de países lejanos para tirarlos. Así que, de momento, nos podemos limitar a ver con envidia pañales como estos gdiapers.
 
 
Lo que es seguro es que no fue por el ahorro por lo que me decidí a usar pañales de tela. Con los pañales tan bonitos que hay, es difícil resistirse a comprar más de la cuenta.