El bosque en casa

En el número de este otoño de Marie Claire idées aparecía el tema “Tous au bois” y nos presentaban varias ideas como el perchero de listones de madera, bautizado poéticamente como “árbol de Prévert”, o esta otra pared con secciones de pequeños troncos o ramas.

 

 

Ambas creaciones son obra de la estilista Camille Soulayrol.

Ahora tenemos la oportunidad de ver en un video cual fue el proceso de creación de estos y otros proyectos con madera. Es trabajoso y algunos pasos requieren de herramientas de las que no todo el mundo dispone, pero nos ha gustado verlo. Quizá esto anime a alguien a llevar a cabo algún proyecto similar.

 

La belleza

No vamos a intentar definir la belleza, no sabríamos cómo hacerlo. Es como definir la felicidad: difícil, depende tanto de cada persona… Pero hemos pensado estrenar esta aventura con este título por tratarse del eje principal de nuestro blog: un lugar pensado para mostraros lo más lindo que puebla la red y compartir lo que nos inspira a diario.

Como no queremos definirla, hemos decidido inaugurar este catálogo de Cosas Bellas con estas imágenes; disfrutadlas. Nos vemos en Kireei, cada día.
 

                    

                                                  
(* Fotografía Creative Commons por Wolfgang Staudt, el resto por Meisi). 
 

Clementina en el bosque

Clementina es como de la familia. Nuestra pequeña hada, imaginada por Elena y hecha realidad por Meisi, tiene su propio cuento, en el que se dispone a descubrir el mundo que hay más allá de su cajita de los tesoros. ¡A nuestros niños les encanta!

Sorteamos dos libros para celebrar nuestro estreno en la red. Haced click abajo en la palabra comentario y anotad tres temas que os gustaría ver publicados en Kireei. La recogida de comentarios acabará el día 19, domingo, y los ganadores, elegidos al azar, serán anunciados el lunes 20 de abril a primera hora. ¡Suerte!

La casa de Elena Ferrer

Nos encanta ver imágenes de casas bonitas, decoradas con cariño y pensadas para vivir en ellas, no para salir en una revista. Lo que nos gusta de una casa es notar que las personas que allí viven disfrutan de ese hogar, que los niños pueden moverse en libertad y que un poco de desorden no se vive como una catástrofe.
A veces encontramos fotos maravillosas en revistas o en blogs que nos dan buenas ideas para mejorar nuestro hogar. Pero las imágenes que más nos inspiran son las que se toman cuando nadie está pendiente del fantástico sofá o el color tan ideal de la pared.
Por eso nos gustan tanto las fotos que hace Elena Ferrer, no de su casa, sino de las cosas que pasan en su casa.

 

Si os apetece compartir imágenes de vuestro hogar, podéis enviárnoslas.

La diferencia está en el detalle

Nos gustan las habitaciones infantiles que poseen pequeños detalles que las personalizan y las llenan de encanto y originalidad. A continuación os mostramos algunas ideas vistas en las house tours del blog de cookie magazine para que os sirvan para inspiraros y animaros a ir añadiendo toques de cosecha propia que conviertan las habitaciones de vuestros niños en lugares únicos.
 
 
Muebles para libros en el suelo, peluches pocos, de tela, y hechos a mano, rincón de lectura.
 
 
Pósters memorables y juguetes antiguos.
 
 
Bloques de letras con sus nombres, estantería bajas para acceder a los libros fácilmente,
alfombras coloridas.
 
 
Rincón con mesa y sillas, sus dibujos expuestos de manera original.
 
 
Móviles originales, guirnaldas coloridas.
 
 
Más guirnaldas, a poder ser hechas a mano; paredes con murales.
 
 
Camas diferentes y divertidas.
 
 
Algún mueble y juguetes antiguos.
                                                                                           

Área de juego

Al decorar una casa en la que van a vivir niños, uno de los aspectos más importantes es planificar el área de juego. Hay quien la sitúa en la habitación infantil, también puede ubicarse en el salón o en la cocina o en cualquiera que sea el espacio en el que la familia pasa el tiempo libre. Nos ha gustado este ambiente porque en él todo está al alcance del niño, incluso las baldas se han colocado bajas para permitir la total autonomía a la hora de alcanzar los libros y los juguetes. También nos ha llamado la atención que el mueble para el almacenaje no sea un diseño específicamente infantil. Puede ser una manera de sacar más rendimiento al mueble y seguir usándolo cuando el niño crezca pero nos gusta pensar que también puede ser un indicio de que este rincón es parte de la dinámica general de la casa y no solo un bonito rincón infantil del que no pueden salir los juguetes y, ¡sobre todo!, las pinturas.