Sorteo 5 ejemplares de Mi ciudad imaginada – La meva ciutat imaginada. Han ganado …

El sorteo de 5 ejemplares de Mi ciudad imaginada – La meva ciutat imaginada se cerró ayer a las 22.00. Los ganadores han sido los números 140, 129, 145, 51 y 4, que corresponen a…

 

Elendp

 

24-4-2016 22.4.51 1

 

Carmen Darós

 

24-4-2016 22.4.22 2

 

Diana Sánchez

 

24-4-2016 22.4.11 3

 

Diana M

 

24-4-2016 22.4.53 4

 

Margarida

 

24-4-2016 22.4.4 5

 

 

Dejar de pelearse, por Mireia Simó

BETTY_BONE_72

Ilustración de Betty Bone

 

Siguiendo a Cris en su post del domingo pasado, digo yo que para poder elegir gratitud tiene que haber una aceptación de fondo. Como bien decía ella, para llegar ahí suele haber un proceso previo de trabajo personal.

A veces estamos en una lucha interna que nos agota y nos impide disfrutar de aquello que acontece. A veces, nuestro diálogo interno es una pelea entre lo que es y lo que debería ser según nuestro ideal, nuestras expectativas o nuestros mensajes introyectados familiarmente.

Fritz Perls, creador de la Terapia Gestalt, le llamaba a esta polaridad interna “el perro de arriba y el perro de abajo”. Decía que cada persona tenemos una voz interna que se encarga de mandarnos, de decirnos lo que debemos hacer, de controlarnos y de exigirnos; y otra que se queja, que no quiere, que pone excusas.

Es esto tan conocido que nos ocurre a todos en alguna medida de decirnos a nosotros mismos “tendrías que haberlo hecho mejor, no has hecho suficiente,…” y la otra parte que dice: “es que no se, es que no puedo”, cuando en realidad es que no quiere. Entonces se puede convertir en un diálogo absurdo que lo único a lo que nos conduce es a paralizarnos y a experimentar frustración. Mientras haya lucha de poder ninguno gana. El tema es reconciliar dichas dualidades.

Cuando nos damos cuenta de esto es cuando se produce el encuentro entre los dos perros, entre esas dos partes nuestras enfrentadas. Porque como bien decía Arnold Beisser, paradójicamente “el cambio se produce cuando uno se convierte en lo que es, no cuando trata de convertirse en lo que no es”.
Es cuando nos podemos decir: “hago lo que puedo y esta bien así”, sin pelea de fondo, con tranquilidad, sin juzgarnos, sin castigarnos. Aceptando lo que sea que haya en cada momento.

Y eso que nos ocurre internamente es lo mismo que experimentamos con lo de fuera. Cuando nos aceptamos a nosotros mismos es cuando también podemos trasladar esa actitud hacia el mundo y entonces así experimentar gratitud.

Así, cuando podemos experimentar ese sosiego interno tenemos más disponibilidad para estar abiertos y receptivos a todo aquello que la vida nos regala diariamente. Sin exigencias, sin peleas y sin quejas.
Escoger implica responsabilizarnos de nuestras propias elecciones. Porque al fin y al cabo, cada uno de nosotros y nosotras somos responsables de nuestras vidas. No tanto de lo que nos sucede, sino de aquello que hacemos con lo que nos sucede. Y ahí, es donde Cris, en su post del domingo pasado, dice que podemos escoger gratitud. Podemos elegir agradecimiento.

Eso es la libertad. Poder escoger. Poder elegir, aunque a veces nos pueda dar vértigo. Es correr riesgos y responsabilizarnos de nuestras propias decisiones.

Quejarse es instalarse en una posición pasiva en el mundo, es poner la responsabilidad fuera, es exigir a los demás que hagan las cosas como nosotros queramos, y así, desde esa posición neurótica, es muy difícil experimentar gratitud.

Expresar directamente es responsabilizarnos de lo que necesitamos, de lo que nos molesta, de lo que queremos cambiar. Nos lleva a una actitud más activa, más resolutiva, de mayor aceptación, y nos aporta mucha más vitalidad existencial. ¡Vale la pena arriesgarse!

Como dice un proverbio árabe, “es mejor encender una luz que maldecir la oscuridad”.

Mireia Simó Rel .Psicóloga. Terapeuta Gestalt. Especializada en Intervención Familiar e Infantil. Co-directora formación Técnicas Gestálticas Aplicadas a las Familias en el ITG (Instituto de Terapia Gestalt de Valencia).

Sorteo de 5 ejemplares de Mi ciudad imaginada – La meva ciutat imaginada

Portada  600

 

Hoy celebramos el día de Sant Jordi, día del libro con un sorteo express de 5 ejemplares de Mi ciudad imaginada – La meva ciutat imaginada, para 5 ganadores a elegir en castellano o catalán. No me voy a extender mucho porque ya conocéis el libro escrito por mi e ilustrado por Vireta, justo lo hemos presentado esta semana. Para participar tenéis que compartir este post en vuestras redes sociales y dejar un comentario aquí abajo en la zona de comentario ¡Buena suerte! Los ganadores del sorteo se publicarán aquí en la web el lunes por la mañana.

 

7I2A6527 800px

 

Portada Cat vertical crop  600

 

Pagina color 1 600 Pagina color 2 otra vertical crop 600

 

Detalle interior 600

 

La ciudad imaginada de Abel 3 600

 

Detalle interior 1 600

 

como dibujar un max  vertical 600

7I2A6540 baja

 

¿Cómo puedo tener tanto tiempo para hacer tantas cosas?

clocks

Ilustración de Cath Kidston

 

Esta pregunta me la hace mucha gente La clave es esta: para tener tanto tiempo para hacer tantas cosas hace falta no tener tiempo.

Paradójico, ¿verdad?

En mis años de estudiante ya funcionaba así. Me saqué la carrera en 5 años, estudiando y trabajando a la vez. ¿Cómo lo hacía? Pues así. Como no tenía tiempo no perdía tiempo. Iba a piñón y con mis días totalmente milimetrados. 

Creo que fue entonces cuando me acostumbré a ser súper práctica, a sacar tiempo de debajo de las piedras. Cuando eres súper práctica pasa algo mágico: pones el mínimo de energía posible para sacar el máximo de provecho posible. Y aprendes a hacer esto porque no tienes más remedio, porque no tienes ni demasiado tiempo disponible ni demasiada energía tampoco. 

¿Qué implica ser súper práctica? No es fácil, porque implica renunciar a muchas cosas. Renunciar sobre todo a algo que a mucha gente le cuesta renunciar, como es al miedo. El miedo es el peor enemigo de la practicidad. Si tengo miedo lo hago todo más lento, lo repaso todo cien veces, me lleva más tiempo cerrar cuestiones, me alargo en explicaciones por miedo a quedar mal, dudo y no decido y me dejo muchas cosas pendientes, procastino, me despisto, me disperso y así hasta el infinito.

Cuando pierdes miedo, o te haces amigo de él, vas al grano, te centras, te disciplinas, descartas lo superfluo, no te bloqueas, estableces prioridades, renuncias a muchas cosas sin lamentos, agilizas cualquier reunión, cualquier llamada o mail, y así hasta el infinito.

Mis días son bastantes milimetrados. ¿Significa esto que vivo en una especie de disciplina militar en la que no hay cabida para el relax y para la vida slow? Pienso que no, de hecho no trabajo más de ocho horas al día, alguna vez pueden ser diez horas pero hay días de cuatro. Aunque he de decir que siempre trabajo en fin de semana, un poco pero trabajo. Y siempre trabajo por la noche, un poco pero trabajo, ya os había dicho que renuncio a algunas cosas.

Tengo muy interiorizada la rutina práctica y no sufro por ello. Por supuesto, echo de menos tener más tiempo “libre” o menos milimetrado pero de vez en cuando me tomo días “hippies” y compenso.

Como digo siempre, hace falta entrenamiento, aceptar muchas cosas e integrarlas y con la práctica se interioriza y se lleva al piloto automático, piloto que para nada significa convertirse en un robot. Simplemente funcionas de manera muy eficiente y productiva y al estar acostumbrada es una actitud que te fluye naturalmente. Lo llamo bromeando llevar el modo nórdico “on” todo el rato.

En resumen, para hacer muchas cosas al día os recomiendo no perder tiempo, y para no perderlo os recomiendo no tenerlo, paradójicamente.

Y al final, lo mejor de todo es que cuanto más aprendes a usar tu tiempo de maner súper práctica más tiempo acabas teniendo, ¡incluso para perderlo!

 

¿Te gustaría formarte conmigo en marketing y emprendimiento?

35_taller_Rollitoasí

Foto de Núria Altarriba del taller que dí el año pasado en Rollitoasí.

 

Esta es la Newsletter que he mandado esta semana en La Mirada. Por cierto, si aún no estás suscrito a la news de mi web de formación para emprendedores, lo puedes hacer aquí, recibirás el decálogo del emprendedor de regalo por solo suscribirte.

He escrito este resumen de la formación que puedes recibir conmigo, para todos aquellos que sois nuevos seguidores tanto de La Mirada como de Kireei. 

En los primeros años de Kireei no busqué ningún tipo de formación, estaba centradísima en darle forma y visibilidad al proyecto y tampoco había tanta oferta de cursos para emprendedores como ahora.

Pero desde hace cuatro años que me formo de manera constante y periódica, no solo se ha convertido en hipernecesario, además lo disfruto. Me gusta mucho recibir formación para mi proyecto, porque me hace vislumbrar un futuro mejor para todas mis iniciativas, tenerlo todo mucho más claro, y saber que voy por buen camino.

El tiempo es el bien más preciado que tenemos, y aunque la formación impepinablemente supone una inversión de tiempo considerable, vale la pena al final porque evitas dar palos de ciego, evitas no tener un plan, y acabas teniendo una estrategia, una organización y las cosas más claras para conseguir más clientes, más ventas y más solidez.

Formarme para ser mejor emprendedora es lo mejor que he hecho para mi proyecto.

Hoy os voy a contar qué puedo hacer por vosotros a nivel de formación, muchos ya lo sabéis, ya la habéis hecho, pero sois muchos nuevos en esta Newsletter, por eso es un buen momento para repasar. Además, quiero hablaros de lo que estoy trabajando ahora para ofreceros formación ampliada en septiembre-octubre, daros una pincelada sobre lo nuevo para el nuevo curso.

Para empezar a formarte conmigo lo primero que tienes que hacer es trabajar El Cuaderno del Emprendedor. Nunca me cansaré de deciros cuán necesaria es esta lectura, para tener una visión amplia y profunda de qué necesitáis para sembrar un proyecto sólido a largo plazo. Lo puedes comprar aquí, por solo 23 euros, y en un click lo tienes en tu mail como descarga en PDF, más de 100 páginas de zumo concentrado de experiencia emprendedora.

Muchos de vosotros ya lo habéis comprado, y me mandáis feedback precioso. Ya imaginaba que había escrito un buen material pero vuestros comentarios han superado todas mis expectativas.
Este es el último mail que he recibido:

Hola Cristina,

Solo paso un momento a comentarte que eres mi parte fácil del trabajo… Leerte es como una pequeña recompensa a los esfuerzos de cada día!
He leído y he intentado seguir a mucha gente que se dedica a esto mismo,sin resultados satisfactorios, al final he desistido de todos ellos, pero te descubrí y después de leer varias newsletters compré el cuaderno del emprendedor que he empezado a leer hace unos días y que se ha convertido en mi libro de cabecera… Leerte cada noche me carga las pilas para el día siguiente.

A veces pienso que debería centrarme en un único proyecto, es decir, en Kireei, pero cuando recibo mensajes como este sé que debo seguir con La Mirada, porque a mi lo que más me gusta es ayudar a la gente, crear un impacto, por pequeño que sea, en la vida de la gente. La Mirada a mi también me carga las pilas.

En segundo lugar, como formación conmigo, podéis hacer Tu hoja de ruta. Es la asesoría individualizada, con apoyo telefónico, pensada para hacer después de la lectura del Cuaderno. Se trata aquí de que analices tu proyecto y recibas mi feedback personalizado. Analizar tu proyecto es hipernecesario. En la hoja de ruta acabas con un plan de marketing pero lo más importante, acabas sabiendo dónde están tus dificultades, y donde tienes que reforzar tu proyecto.

Para este verano he abierto la posibilidad de hacer talleres presenciales en mi casa. Talleres de fin de semana, ya he recibido algunas solicitudes y estoy a punto de formar grupos. Si te interesa, puedes escribirme a crislamirada@gmail.com y te informo. Un fin de semana intensivo para trabajar tu hoja de ruta, y conocernos, y formar un pequeño grupo para que os nutráis mutuamente.

Y finalmente para el otoño estoy preparando desde ya (la preparación me ocupará todo el verano), nuevo material para seguir formándoos. Este nuevo material será una continuación a lo que ya tengo. Será un segundo nivel. Conmigo os podréis preparar no solo el plan de marketing, sino el plan estratégico para los próximos años de vuestro proyecto. Un plan que será profundo en la parte de estrategia (todo proyecto necesita una estrategia) pero también eminentemente práctico, con tácticas concretas.

Para los que aún no os habéis formado conmigo tenéis hasta el otoño para hacerlo y así poder luego hacer el segundo nivel. Yo de vosotros empezaba hoy mismo con El Cuaderno, material que como decía el comentario que os he mostrado, se convertirá en vuestro libro de cabecera.

Mi lema en La Mirada es Emprender acompañados es más fácil y también debería ser Emprender con formación también es más fácil.

Nómada Market, en el Mercado de la Cebada, en Madrid, este fin de semana

nomada market

 

Somos muy fans del Nómada Market, desde sus inicios. Este fin de semana se celebra una nueva edición, esta vez en el Mercado de la Cebada. Desde hoy hasta el domingo, y con entrada gratuita. La feria referente del diseño independiente esta vez tiene como tema central la autenticidad: Be Yourself (sé tu mismo es el lema).

El nuevo emplazamiento aprovecha los clásicos puestos del mercado, como hueverías y carnicerías, habrá como siempre un espacio para los más pequeños y este año como novedad habrá personal shoppers para guiaros en vuestras compras.

No os lo perdáis!