Calendario perpetuo

 

Este es un proyecto ideal para los amantes de la fotografía. Consiste en tomar fotos de los 31 números que componen un calendario. Llevaos la cámara allá donde vayáis, poco a poco iréis encontrando los números en distintos lugares con distintas tipografías. Haced fotos también de las letras que representen los 7 días de la semana y 6 fotos extra para rellenar los huecos y a partir de ahí realizad el calendario imprimiendo las fotos, cortándolas en forma cuadrada, plastificándolas si se desea preservarlas del polvo y uniéndolas con los clips que muestra la foto. Al mes siguiente se debe recomponer el conjunto para que cuadren los días. Un calendario original y único, no habrá dos iguales. Podéis encontrar más información en el tutorial de photojojo, así como los clips en venta en su tienda online.

 

 

El cocinero de Damasco

El cocinero de Damasco
Cocina, cultura y recetas
Jordi Colobrans/ Salem Khabbaz
Editorial Zendrera Zariquiey
ISBN: 978-84-8418-360-0
Premio GOURMAND WORLD COOKBOOK AWARDS 2007

“En el cocinero de Damasco un antropólogo de Barcelona y un cocinero sirio han establecido un diálogo con el fin de dar a conocer una particular tradición culinaria entre las muchas que conviven en el Próximo Oriente. Las recetas nunca son lo que parecen. Son un reflejo de lo que deberían ser. De ahí que la experiencia del comer siempre sea distinta. No se trata, pues, de una cocina científica que busca la precisión de la receta sino de una cocina artesana que intenta personalizar los platos para que sean significativos en cada ocasión”.

 


Así reza la contraportada de este magnífico libro que no es solamente un compendio de recetas sino una verdadera inmersión en una cultura en que la comida físicamente nutre el cuerpo y, simbólicamente, alimenta la mente y el espíritu.
Aunque el libro carece de buenas ilustraciones o fotos en color, leerlo es una experiencia absolutamente recomendable, incluso para los poco interesados en meterse entre fogones.

Imagen Creative Commons de ersdel.

 

 

Pintura de dedos casera

Foto Creative Imagen Creative Commons de mollypop.

 

3 partes de agua
1 parte de harina de maíz
Colorante alimenticio
 
Disolver la harina en un vasito con agua fría, hervir el resto del agua y retirar. Verter la mezcla y remover hasta que tome una consistencia espesa, luego añadir el colorante deseado. Dejar enfriar.
 
Con esta sencilla receta podéis tener pintura de dedos casera lista en unos minutos. Enseñadnos el resultado.
 

 

Recoger el agua
de lluvia con estilo

 

 
 
 
 

 

Una manera de ahorrar agua es recoger la de lluvia para usarla en el riego del jardín. Si se hace en una terraza no es conveniente almacenarla toda en un gran depósito, para no sobrecargar la estructura del edificio, sino en varios recipientes pequeños. Pero ahora vamos a ocuparnos de los que tienen la suerte de tener un jardín y no tienen limitaciones con el tamaño del recipiente. Habitualmente vemos grandes depósitos de plástico, a veces reciclados de otros usos. La verdad es que, aunque prácticos, no son demasiado bonitos…
Esto es lo que debieron pensar los arquitectos que diseñaron esta casa y decidieron dedicarle un tiempo al depósito de aguas pluviales. Este ha sido el espectacular resultado, visto en re-nest.
 
Para quien no pueda contratar a unos arquitectos que le diseñen un dipósito, hay otras opciones más asequibles y también bonitas como esta, que aprovecha un barril. Puede ser reciclado, es decir, usado previamente para envejecer el vino. Visto en unjenesaisquoi Decó.

No os perdáis la regadera, hecha de plancha reciclada, de venta en nature et découvertes.

 

 

La pequeña oruga glotona

 

Este año es el 40 aniversario de The Very Hungry Caterpillar, el famoso clásico infantil de Eric Carle. Se han organizado múltiples eventos conmemorativos e incluso Google se ha sumado al homenaje, tal como explica sfist:

En España lo ha editado Kókinos, nosotros lo tenemos y a mis niños les encanta. La misma editorial también ha sacado una versión del cuento (Mi propia pequeña oruga glotona) que los niños pueden colorear ellos mismos, y que también ha triunfado en casa.

¿Y qué mejor para celebrar este aniversario que una tarta de cumpleaños? Hemos vista esta realizada por Lyndsay Sung (Coco Cake) en el blog Coco Cake Cupcakes. Nos parece una idea estupenda.

 

Gracias, Cris, por avisarme. Con lo fans que son mis niños de la oruga, ¡y se iban a perder su cumpleaños! ¡Y gracias Lyndsay, por darnos permiso para mostrar la foto de la tarta!

Podéis comprar aquí:

La pequeña oruga glotona. / L’erugueta goluda.

La pequeña oruga glotona (desplegable).

Mi propia pequeña oruga glotona (para colorear).

 

 

Un niño al piano

 

 

Acabamos de recibir esta maravilla de la tienda online jugarijugar, una replica de piano en miniatura. La foto no le hace justicia, aun es mas bonito al natural. Cuando lo vi no pude resistirme, es el juguete musical perfecto, alejado de los pianos que producen la mayoría de marcas comerciales, instrumentos de plástico con fanfarrias programadas infumables. No hace falta decir que a Biel le entusiasmó desde el mismo instante en que abrió la caja. Lo mejor fue que lo primero que hizo al sacarlo fue sentarse encima: ¡fallo técnico!