Filodendro de papel

Corrie_Hogg_paper_heartleaf_philodendron_plant_DIY_4

 

Ahora que están de moda las plantas también se está poniendo en moda hacer crafts de plantas de papel. Una cosa no quita la otra. Podéis ver este paso a paso para hacer un Filodendro de papel en The House that Lars Built.

 

Corrie_Hogg_paper_heartleaf_philodendron_plant_DIY_2
Corrie_Hogg_paper_heartleaf_philodendron_plant_DIY_5-the-house-that-lars-built

 

Lo que ocurre cuando no esperas, por Mireia Simó

Kirsten-Sims-You-are-Here-2016.-Mixed-Media-on-board.-1200-x-895-mm

Ilustración de Kirsten Sims

 

Leyendo a Cris en su post del domingo pasado me acordé de una experiencia que tuve hace unos días. Me había apuntado a un curso al que tenía muchas ganas de ir. Estaba ilusionada pensando en las horas que iba a estar allí aprendiendo, sentada a ese otro lado de la silla donde iba a recibir y donde me apetecía mucho estar.

Me interesaba mucho el tema, el docente y la idea de estar en un encuentro grupal compartiendo con otros profesionales. Llegó el día y allí que me fui dispuesta a pasar unas cuantas horas durante tres días seguidos.

Bien, pues al rato de estar allí empecé a inquietarme y cuando terminó la tarde, después de cinco horas, salí de aquel lugar un tanto revuelta. Con todo lo que tenía yo que hacer, con lo que me suponía en estos momentos de mi vida, criando y trabajando, poder sacar 20 horas para mi, con lo cansada que estaba ese día… ¡Y allí había estado toda la tarde casi perdiendo el tiempo!

Replanteándome con enfado si iba al día siguiente o no, me di cuenta de que había puesto demasiadas expectativas en aquel curso. Claro que habían pasado momentos importantes en esas 5 horas, claro que había aprendido cosas significativas, y claro que lo que allí había pasado tenía un componente de novedad e interés para mí.

Pero yo estaba frustrada porque esperaba más, y esa frustración me estaba impidiendo recoger y disfrutar de lo que sí que hubo. Al rato de llegar a casa me recoloqué internamente y esa noche me acosté tranquila, pensando que al día siguiente iría con ganas y con ilusión, aunque situándome en un lugar distinto, sin expectativas.

Sorprendentemente estuve receptiva, motivada, se me pasaron las 8 horas deliciosamente, y al día siguiente terminé el curso agradecida y con un montón de aportes interesantes que iría masticando después.

No esperar nada no significa resignarse, tampoco tiene que ver con no tener esperanza. No tener expectativas es tener una actitud receptiva sin exigencia, es tener capacidad para recibir y valorar lo que sea que nos aporte el encuentro, suceso o situación. En cada momento siempre hay algo que agradecer. Desarrollar esta manera de estar en el mundo es una forma de poder nutrirnos y sentirnos en paz.

Y así nos pasa también con nosotros mismos. Como decía Cris, cuando nos ponemos el listón muy alto y luego nos castigamos por no haber sido capaces de llegar, no nos estamos dando cuenta de lo que sí hemos hecho, de lo que sí hemos conseguido y de lo que sí somos capaces de hacer.

Creernos que de verdad “hacemos lo que podemos” es una bonita manera de aceptarnos con lo que sea que hagamos en cada momento. Y como a mi me gusta recordar, la aceptación es justo el trampolín para seguir creciendo.

Mireia Simó Rel .Psicóloga. Terapeuta Gestalt. Especializada en Intervención Familiar e Infantil. Co-directora formación Técnicas Gestálticas Aplicadas a las Familias en el ITG (Instituto de Terapia Gestalt de Valencia).

 

 

Monnan

bloemschikkenA4

 

Una amiga que conoce bien mis gustos me muestra el portafolio de la ilustradora Manon de Jong, alias Monnan, y sí, efectivamente, flechazo instantáneo. Aquí la tenéis, seguro que os gusta también. Una de sus prints caerá seguro, lo difícil será elegir cual.

 

fietstweedefoto2kopie happyhomekaart kitchendefa4rgb lighthousetweedefoto littleonekaart monnan morning_walk_card sleepydayskaart waslijnpostcard werenotherekaart

 

 

 

La ciudad imaginada por Dirty Harry

ciudad final

 

Los que ya tenéis Mi ciudad imaginada – La meva ciutat imaginada ya habréis descubierto algunas de sus sorpresas y guiños. No los quería desvelar porqué es más chulo encontrárselo por sorpresa en el libro pero tampoco puedo resistir hablaros de cuatro “cameos creativos” (así los llamo yo) que aparecen.

Como sabéis Max describe su ciudad imaginada, Posidonia, y os invita a que imaginéis la vuestra. Y yo invité a cuatro ilustradores a que imaginaran la suya, y el resultado está en el libro, no os desvelaré nada más, solo os las mostraré una a una.

La primera es Metropolis, la ciudad imaginada de Dirty Harry. Fue también la primera colaboración que propuse. Conocía poco a Alfredo García-Almonacid (alias Dirty Harry) pero lo seguía desde hace tiempo en redes sociales, porque me gustan mucho los letterings que hace. Cuando me mandó su ciudad imaginada me encantó de inmediato, y se me dibujó una amplia sonrisa en el rostro. Metropolis es una ciudad fantástica, en todos los sentidos de la palabra. Y aquí podéis ver los bocetos que muestran su proceso de creación. Qué chulo me parece ver todo el proceso.

Dirty Harry la describe así:

Es una ciudad en la que los rascacielos tienen jardines, donde los trenes van por el aire. Una ciudad con playa y llena de vegetación. Una ciudad donde hasta las montañas sonríen y el sol nos silba canciones todos los días para despertarnos, una ciudad donde la música está en las calles y hay bandas de música tocando en ellas, en definitiva… Mi ciudad imaginada.

A mi hijo le ha encantado Metrópolis, por sus trenes elevados sobre todo, y sus montañas sonrientes, y a mi me parece sensacional el dibujo entero, la idea, la ejecución, la banderola, esas montañas adorables, esa ciudad que parece salida de un cómic, las flores, la vegetación, el tren, todo. Además, trabajar con Alfredo ha sido tan fácil y divertido que estoy deseando volver a plantear alguna colaboración conjunta con él. Gracias, Alfredo!

¿Y cómo es vuestra ciudad imaginada? Si queréis saber cómo es Posidonia y dibujar con vuestros hijos la vuestra podéis compra el libro aquí.

 

 600port

 

Boceto01

 

Boceto02

 

Boceto03

 

Boceto04

 

ciudad final

 

Filantropic, nueva colección

Filantropic-Lookbook-9B

 

Qué bonita se ve la nueva colección de Filantropic y qué gustosa al tacto parece, con ese algodón de punto de calidad. ¿Queréis ver más? Id corriendo a su tienda online o a su Facebook.

 

Filantropic-Lookbook-1B-600x900

 

Filantropic-Lookbook-11B

 

Filantropic-Lookbook-20B-600x900

 

Filantropic-Lookbook-24B-600x900

 

Filantropic-Lookbook-28B-600x900

 

Filantropic-Lookbook-29B-600x900 Filantropic-Lookbook-35B-600x900

 

 

 

Algunas casas bellas

De estas tres casas la que más me gusta es la primera. No es que me gusten los sitios muy abigarrados pero sí que me gustan las casas con más solera.

 

casas bellas 2

Planete Deco

 

casas bellas

My Scandinavian Home

 

casas bellas 3

SFgirlbybay