Lecturas recomendadas

Como sabéis solemos hacer una selección de los libros que nos han gustado recientemente. Aquí tenéis sus títulos, sinopsis y enlaces para obtener más información sobre ellos.

 la pequeña amelia

La pequeña Amelia se hace mayor. Elisenda Roca y Paula Bonet, de Combel editorial. Tambíen en catalán.

La pequeña Amelia nos propone un paseo por su mundo, en el que todo es muy, muy grande. ¿O acaso ella es muy pequeña? Un delicioso cuento con escenas en pop-up sobre la fascinante aventura de crecer.

foto_llibre-500x500

La petita orquestra. Anna Arán, Agnés Aran, y Judit Canela. Llegir Cruïlla

Dins d’aquest llibre trobareu un recull de cançons populars per apropar els nens i les nenes al món de la música d’una manera activa, completa i divertida.
Cada cançó va acompanyada de:
- Il·lustracions que ajudaran els més petits a comprendre el que canten.
- Instruccions per fabricar-vos els vostres propis instruments per tocar cada cançó.
- Un enllaç per descarregar-vos les cançons i escoltar-les tantes vegades com vulgueu.
Tot és a punt per al concert de la Petita Orquestra!

 Burro_300

Burro (el origen), Juan Arjona y Luciano Lozano, de Editorial A buen paso.

El protagonista de esta historia es un burro triste que vive al pie de un sauce llorón. Y cuando el sauce llora, llora el burro. Un buen día decide que está harto de tanta pena y se va.
En cuanto se pone en marcha, asistimos al nacimiento de un héroe: Burro, que se verá inmerso en la popular historia de una conocida ratita, a la que intentará ayudar con humor y astucia.
A lo largo de la aventura descubrirá su inimaginable talento para disfrazarse y su capacidad para deshacer hechizos y maleficios. Hasta reescribir su propia historia, el origen de su leyenda.

LosCincoDesastres_PrimeraDeCub

Los cinco desastres. Beatrice Alemagna, editorial A buen paso. 

Los cinco desastres son cinco personajes extraños: uno está todo agujereado; otro está plegado en dos, como una carta lista para enviar; el tercero es blandito, siempre medio dormido. El cuarto está del revés, tanto que para mirarlo a la cara te tienes que poner patas arriba. Y mejor ni hablar del quinto, un estropicio de la cabeza a los pies.
Viven todos juntos en una casa destartalada en la que no hacen nada de nada… Hasta que un día, caído del cielo, llega él: un tipo sensacional.
Un libro brillante, ligero, amable y cercano, lleno de imperfecciones, un libro para ser perfectamente felices. 

COBERTA-UNA-COSA...-210x172

Una cosa tan petita que cap a la butxaca dels pantalons. Joan Camises y Anduluplandu. Piscina un petit oceà.

En Claudi és mecànic i sap del cert que, al seu taller, només para qui necessita ajuda. En Claudi és calmat, amable, tranquil. Fa temps que veu passar cotxes però mai no s’avorreix…

Aquest és un llibre que parla sobre el valor de la calma i la senzillesa. Una història per a llegir sense presses i amb la certesa que tard o d’hora arribarà, de carretera enllà, alguna petita sorpresa.

GARABATOYTINTAcubierta-CAS

Garabato y tinta, Ethan Long, de editorial Lata de sal

Garabato es un gato al que le gusta dibujar. Tinta es un ratón al que le encanta pintar. Pero a ninguno de los dos le gustan las obras del otro… o eso dicen. No aceptan las críticas y se pelean porque ambos quieren ser los mejores artistas del mundo. Finalmente se dan cuenta de que juntos, cada uno con su estilo, pueden crear auténticas obras de arte.

 

portada_elefante_rosa

Un elefante rosa, Lucía Serrano, de Narval editores

¿Cómo es vivir con un elefante rosa en casa? Lo cierto es que sólo yo lo veo y, aunque molesta un poco a la hora de comer, también me hace compañía… Lo malo es que el elefante está tan a gusto, que decide llamar a tres más…

Un elefante rosa es un divertido álbum ilustrado, una fábula sobre los elefantes que llenan los huecos que deja el silencio.

 

rasccu

Los rascacielos. German Zullo y Albertine, de Libros del zorro rojo

«Una hermosa fábula sobre la locura de los hombres, una crítica humorística al mundo moderno, la competencia a cualquier precio y al “siempre más”».
La Joie de Lire
 

 

Ser madre soltera

 CRIS_BIEL17

Fotos de Megan Spelman

Ayer Elena publicó su precioso texto “Ser madre” y me quedé enganchada a su última frase: Ni tampoco mis propias expectativas, porque ser madre no se parece del todo a lo que había imaginado. Si pienso en mis expectativas a lo largo de mi vida sobre cómo sería mi maternidad ciertamente no se parece a lo que había imaginado. El cuadro que había dibujado en mi mente era el de tener varios hijos con mi pareja, con un compañero de vida, sin embargo el cuadro final ha sido un único hijo y en solitario.

Soy madre soltera, por elección, por técnicas de reproducción asistida. Cuando cumplí 30 años (hablando de puntos de inflexión vital con los cambios de década) me dije a mi misma que si a los 35 no tenía pareja emprendería el camino hacia la maternidad en solitario. A los 37 tuve a mi hijo, Biel. Como decía ayer Elena, no se bien qué es ser madre (soltera), lo que sí que sé es que muchas de las cosas que había imaginado (no todo, como he dicho antes) son exactamente cómo las había imaginado. Ser madre soltera no es distinto de ser madre en pareja. Hay, por supuesto, una persona menos en casa, con todo lo que eso conlleva, tanto en los asuntos logísticos, económicos, prácticos, etc, como en los temas del corazón, hay una espacio importante de tristeza y deseo de estar acompañada, eso es así. Y para Biel también sería mucho más enriquecedor tener dos personas en casa…o tres, o cuatro. Esto lo hablamos el y yo, cada año con mayor profundidad, conforme el va creciendo.

Pero esto que no está en casa está fuera de casa. Nuestra pequeña familia se nutre de toda la gente que nos rodea, que es mucha. Familia y amigos. Y esto va para todas aquellas de vosotras que alguna vez hayáis pensado en la maternidad por esta vía. No hay pareja pero todo lo demás puede ser como lo habéis imaginado, o similar, o distinto, en realidad como sea de parecido a lo imaginado no es tan importante. Lo que cuenta es lo que pasa día a día. Asumiendo todas las dificultades que se presentan como algo que forma parte de la vida, el resto es “pure bliss”, pura felicidad. Sobre mi maternidad en solitario no tengo mucho más que decir, pero hay millones de cosas que os podría contar.

 

CRIS_BIEL24 CRIS_BIEL15 CRIS_BIEL12

 

CRIS_BIEL43 CRIS_BIEL37 CRIS_BIEL33 CRIS_BIEL03 CRIS_BIEL01 CRIS_BIEL22 CRIS_BIEL20

 

Escritorios para dos

Ser madre

 alvaro sanz

Álvaro Sanz

Ser madre no es solo biología. De hecho, no es la biología lo que lo define, puesto que se puede ser madre sin mediar concepción ni parto.
Ser madre no es sacrificio aunque, como en tantas cosas en la vida, haya a veces que esforzarse mucho.
Ser madre no es ser acreedora de un pago, puesto que una de las partes era menor en el momento del contrato y jamás pudo contraer obligación alguna.
Ser madre no es algo que te pasa cuando tienes un bebé, y luego un niño pequeño, y luego… una espesa niebla, como si la maternidad durara solo unos añitos.
Ser madre no es ser propietaria de un ser humano, ni ser propiedad de nadie.
Ser madre no es ser una súper mujer, no es sentirse culpable, no es tener miedo a perder el tren, no es constatar que ya lo has perdido, no es apuesta, no es renuncia. O no debería serlo.
No se bien lo que es ser madre. Quizá ser madre es solamente tener un hijo o una hija y hacerse responsable de la decisión tomada con todas sus consecuencias.
Lo único que tengo claro es que ser madre te cambia pero no te convierte en un estereotipo, por mucho que algunas personas e instituciones actúen como si lo fueras.

Esto es todo lo que tengo que decir sobre ser madre, aunque en realidad he hablado sobre todo de lo que no es ser madre. Creía que podría decir mucho más, y sin duda durante los primeros años habría escrito más cosas. Pero el tiempo pasa y me he dado cuenta de que sé muy poco de la experiencia genérica de ser madre, si es que tal cosa existe. Solamente sé lo que yo he vivido, lo que yo he sentido. Y al respecto, tengo algunos reproches que hacerle a la sociedad (pobre sociedad, siempre tiene la culpa de todo).

Querida (o no tan querida) sociedad:
No me mires con compasión porque un día decidí quedarme en casa a cuidar de mis niños, que he oído que llamabas mala madre a otra que volvió a la oficina antes de los cuatro meses porque veía peligrar su puesto de trabajo.
¡Eh, tú! ¡Sí, tú! No me desapruebes porque di teta más de dos años, cuando también te he visto criticar a otras por no haberle dado ni tres meses.
¿No te parece bien que tenga tres hijos con los tiempos que corren? ¿Pero uno es poco? ¿Y no tener hijos es de egoista? Oye, ¿hay alguna manera de hacer algo bien en este mundo?
¡Anda! ¿Y por qué crees que voy a ser mala trabajadora por el hecho de tener hijos? ¿Por qué me preguntas si quiero ser madre en la entrevista de trabajo?
Perdona pero… ¿crees que faltar al trabajo por llevar al niño al pediatra solo voy a hacerlo yo y nunca el padre de las criaturas? ¿Y te parece que salir antes para ir a ver el partido es más razonable que para una reunión en la escuela?
¡Escucha! Estoy bastante quejosa. Estoy decepcionada. Enfadada incluso. No me han salido las cosas como quería, no se si por culpa mía, o por culpa tuya, maldita sociedad.

Pero una cosa es segura: nada de esto tiene que ver con ser madre. Son cosas que pasan en la vida, son cosas que hay que cambiar o mejorar. Pero la maternidad es otra cosa, algo mío, que no quiero dejar que me estropee nada. Ni una carrera laboral frustrada, ni una “demasiado existosa”, ni las expectativas de los vecinos. Ni tampoco mis propias expectativas, porque ser madre no se parece del todo a lo que había imaginado. 

Elena Ferro

 

600

Noemí Jariod

 

tumblr_nc8y4lzojS1qjwbovo1_1280

Montse Marmol

 

tumblr_mo6pskbsmh1qdd82mo1_1280

Megan Spelman

 

31-10-2014 14.10.55 2

Jose Bravo

 

monica bedmar

Mònica Bedmar

 

Walesca van Waveren

31-10-2014 23.10.19 1

 

Walesca van Waveren es una ilustradora holandesa que crea láminas, cerámica e ilustracion editorial, tanto en estilo fresco y simple, como ella misma lo categoriza, como rico y detallado, también según sus palabras. Gracias, Mónica, por descubrirmela, me ha gustado mucho.

 

aisforapple 31-10-2014 23.10.37 2

 

spreaddetail

 

sterrenbeelden1

 

La casa de al lado

En el día de hoy solemos republicar este post que escribimos en nuestros inicios en el que la pregunta era ¿Halloween o Todos los Santos? pero este año rescatamos el post de La Casa de al lado, uno de los cuentos incluídos en el libro Batiscafo en el mar, por motivos evidentes. Este es un cuento con muchos lectores, algunos muy pequeños, aunque sea de miedo, o quizás, por eso.

6-5-2014 7.5.5 1

 

(Post publicado el 6 de mayo de 2014)

Seguimos presentando Batiscafo, nuestro nuevo proyecto, un libro de cuentos ilustrados que muchos habéis reservado ya con la compra anticipada en la tienda online y que saldrá de imprenta a principios de junio. Os hemos hablado ya de dos de los cuentos del libro, El ratón del desván y El número 7 de la calle Sebastopol. Hoy es el turno de La casa de al lado, escrito por Susanna Isern e ilustrado por Adolfo Serra, un cuento de miedo en el que Susanna nos ha reservado una sorpresa final muy interesante, ilustrado de manera bellísima por Adolfo.

 

Captura de pantalla 2014-05-06 a la(s) 00.27.00

 

Elena Ferro nos reseña de esta manera La casa de al lado (en catalán La casa del costat).

Un inquietante bosque nocturno , búhos, murciélagos, cucarachas, un cementerio de gatos negros, una casa misteriosa, un caldero, una bruja… “La casa de al lado” reúne todos los elementos de los cuentos de miedo en un breve pero intenso recorrido que finaliza con… ¿una moraleja?, ¿la victoria de las fuerzas del bien?, ¿un sangriento escarmiento para la bruja al estilo Hansel y Gretel?, ¿una políticamente correcta conclusión adaptada a los tiempos modernos?

Tendréis que esperar a leer el cuento para saberlo, y es posible que en el proceso de lectura tengáis algún escalofrío, no solo gracias a la historia ideada por Susanna Isern sinó también a las magníficas ilustraciones monocromáticas (aunque salpicadas de color) de Adolfo Serra. El resultado de la colaboración gustará a todos los que creen que no hace falta dulcificar el mundo hasta extremos empalagosos para los niños, a los que recuerdan con un cosquilleo las historias de miedo explicadas entre susurros durante su infancia y a los que están convencidos – igual que lo estuvieron en su momento Mercer Mayer o Maurice Sendak – que los temores de la infancia no deben ser escondidos sino afrontados a través del poderoso recurso de la imaginación.

 

Captura de pantalla 2014-05-06 a la(s) 00.28.06

 

Captura de pantalla 2014-05-06 a la(s) 00.27.12