Cestas de metal

Útiles y decorativas, para almacenar cualquier cosa. Yo tenía una que encontré en un contenedor, y ahora mismo no sé qué hice de ella…

cesta de metal 2

The idea room

 

cesta de metal

Just the Bee’s Knees

 

cesta de alambre

Farmhouse Wares

 

cesta de metal 5

A bowl full of lemmons

 

cestas de metal 4

70 per cent

 

cestas de alambre 2

Vosges Paris

 

 

Cuatro peldaños para llegar a la escuela del siglo XXI… y escapar de los zombies.

ed072e7a018fc50eafaf8730136853e9

Ilustración de Delphine Durand

 

Últimamente se habla mucho de la nueva escuela que necesitamos, de la crisis del sistema, de una hipotética revolución educativa. El debate está vivo y eso es síntoma de que alguna cosa no está funcionando como debería. ¿Necesitamos otra escuela? ¿Para qué? ¿Cómo debe ser? A veces me apetece soñar e imaginar la escuela que me gustaría a mi. Pero hoy prefiero ver qué dicen los expertos acerca de los nuevos paradigmas de la educación que exige la sociedad actual. Por ejemplo, quiero saber qué opina y qué propone Robert B. Kozma.

Kozma empezó como profesor de matemáticas en Detroit y actualmente es consultado por gobiernos de todo el mundo que le piden consejo para mejorar sus sistemas educativos. En un informe para la UNESCO expuso el marco conceptual de “La escala del conocimiento”. Esta escala tiene cuatro niveles, cuatro diferentes escalones de una trayectoria progresiva para el cambio educativo: de una sociedad pre-industrial a una sociedad del conocimiento.

El punto de vista de Kozma nos aparta la mirada del árbol que nos impide ver el bosque. Así nos situamos en un marco mucho más amplio, que nos aclara dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos. Estos son los cuatro estadios de la escala del conocimiento:

1. Modelo de educación básico:

• Objetivo: conseguir habilidades necesarias para mejorar la salud y el bienestar y participar en la economía formal, salir de la pobreza.
• Se busca alfabetización básica y conocimientos matemáticos elementales.
• Los profesores tienen poca formación, lo que obliga a un currículum detallado y una supervisión jerárquica que controle su trabajo.
• Como hay pocos profesores, las ratios son altas y el modelo pedagógico se basa en clases magistrales.

2. Modelo de adquisición del conocimiento.

• Objetivo: aumentar el nivel de conocimiento de la población y su capacidad para utilizar la tecnología.
• Los alumnos se prepararan para un modelo económico de producción en masa, de base industrial.
• Se amplia la obligatoriedad a la educación secundaria.
• El currículum es extenso y hace incapié en matemáticas, ciencias y alfabetización tecnológica básica. Está dividido en materias compartimentadas.
• El uso de las TIC es un recurso suplementario, no central. Las TIC se consideran una materia a impartir, no algo integrado en el currículum de manera transversal.
• El currículum es muy extenso, lo que obliga a una visión superficial.

3. Modelo de profundización del conocimiento.

• Objetivo: aumentar la capacidad de la población para participar en la sociedad y ser capaces de resolver problemas complejos.
• El currículum se centra en un pequeño número de conceptos y en la manera en cómo se conectan entre ellos para formar sistemas de conocimiento complejos.
• Los profesores plantean preguntas, estructuran actividades colaborativas y de resolución de problemas.
• Se trabaja en proyectos transversales interdisciplinares, lo que implica que los profesores trabajan en equipo.
• Los profesores han de tener un nivel superior de formación para esta manera de enseñar, más compleja que la anterior.
• Las TIC están integradas en el currículum y en el día a día del aula.

4. Modelo de creación de conocimiento.

• Objetivo: aumentar la capacidad de la población para crear artefactos culturales, innovar y producir nuevo conocimiento, en un marco de desarrollo sostenible.
• Se usan herramientas tecnológicas para buscar, organizar y analizar la información, para comunicar, para colaborar, para ser críticos y creativos.
• Los ciudadanos han de ser capaces de aprender durante toda su vida, establecer sus propios objetivos, buscar sus recursos y autoevaluarse para monitorizar su proceso de aprendizaje.
• Los profesores diseñan y dinamizan una comunidad de aprendizaje, la escuela se transforma en una organización en la que todos los actores están activamente implicados.

 

La mayor parte de la generación de nuestros padres, creciendo en una España rural en plena posguerra, tuvo acceso – con suerte – a una escuela del modelo de educación básico: aprender a escribir y leer, las cuatro reglas… y todo con unos maestros cuya formación dejaba bastante que desear.

Más de 60 años después, ¿en qué estadio nos encontramos? Constato con pesar que una gran parte de la generación de nuestros hijos solamente tiene acceso a una escuela del modelo de adquisición del conocimiento, la del segundo nivel. Es posible que algunos experimenten intentos poco consistentes e intermitentes de acercarse al modelo de profundización del conocimiento. Unas cuantas escuelas (y poquísimos institutos de secundaria) ya están total o parcialmente en el tercer nivel. Dudo que haya más de un puñado de ejemplos, si los hay, que hayan llegado al último estadio.

Estamos preparando a nuestros hijos para una sociedad basada en la producción industrial en masa. Es decir, para que vivan en los años 70 del siglo XX. Es un modelo educativo para un mundo que ya no existe, un modelo muerto que, sin embargo, todavía camina. A los muertos que andan se les llama zombies, y es por eso que innovadores como Héctor Gardó afirman que muchas de nuestras escuelas son ZBL (Zombie-Based Learning). ¿Queremos seguir como zombies, atascados en el segundo peldaño de la escalera, o subiremos el siguiente nivel?

Para saber más:

Hace tres años Robert B. Kozma estuvo en Barcelona y ofreció una conferencia en el marco de los “Debats d’Educació” de la Fundació Jaume Bofill. Podéis leerla íntegramente en catalán aquí: Les TIC i la transformació de l’educació en l’economia del coneixement. Si preferís leerlo en inglés, podéis estudiar su aportación en el informe de la UNESCO, Transforming Education: The Power of ICT Policies.

 

Kie Nakazawa

 kienoe

 

La web de Kie Nakazawa es preciosa, haced click para ver qué bonita presentación de su trabajo.

 

kie 3 kie 2 kie 4 kie kie 6 kie 5 my_laboratory1

 

Soy emprendedor pero no me gusta vender

amelie fontaine

Ilustración de Amélie Fontaine

Te puedes llamar emprendedor, freelance, microempresa, start up, artista, diseñador, coach online, artesano, fotógrafo, taller, proyecto creativo, da igual, al final lo que hacemos todos es vender algo. Hasta una ONG ha de vender su misión para conseguir recaudar fondos.

Sin embargo es algo ante lo que mucha gente se resiste, algo que echa para atrás. Y es lógico. Que uno sea artista no quiere decir que también valga como vendedor, como comercial. 

En el acompañamiento ha salido esta cuestión al menos tres veces esta semana, siempre sale, es una cuestión central y muy importante. Es un lamento clásico: “a mi me gusta crear (enseñar, informar, inspirar) pero no me gusta vender”. “Se me hacen cuesta arriba las redes sociales, no me gusta nada promocionar lo mío”, y lamentos similares.

Y lo que pasa es que muchos proyectos bonitos y viables acaban no vendiéndose. Y al revés, proyectos que no son tan potentes, se venden bien. Lo ideal es tenerlo todo, un proyecto que sea fantástico, pero también venderlo, promocionarlo, hacer de comercial, como a la antigua usanza pero con los instrumentos nuevos, que son las redes sociales (entre otras cosas) y todo el potencial que tienen para diseminar los proyectos. 

El siguiente lamento es “no tengo tiempo para vender, solo para crear”. Y yo, que soy muy profe mandona (es broma) siempre digo: hay que encontrar tiempo para crear y también para vender (insertad aquí tono serio, como de sermón).

Las circunstancias de cada uno son las que son y muchos no tenemos tiempo ilimitado, pero el poco que tengamos, sea una hora al día, sean ocho es buena idea distribuirlo de manera que una parte sea para crear y otra para vender.

Otra cosa es ¿se nace con impulso emprendedor, con vena comercial? Pienso que en parte sí, pero los recursos necesarios para promocionar tu producto también se pueden entrenar, con la práctica se va mejorando. Y si no, si claramente alguien no se ve en ese papel siempre se puede plantear el tema como trabajo en equipo: yo creo, tu vendes, el tercero administra, etc.

Hay miles de maneras de organizarse pero sea como sea hay que incorporar la venta en el día a día (o el marketing, si lo queréis llamar así) Además, la venta es todo un arte. Cuando empiezas a perderle el miedo, la manía, la pereza, el prejuicio o como queramos llamarlo le vas viendo todas las posibilidades creativas que tiene y empieza a gustarte, al menos un poco más.

Sobre como hacer marketing sin hacer marketing hablaré en futuros posts, no cabe aquí todo, hay mucha tela que cortar…

 

El Banana Bread de Heva para Suculenta

ingredientes-banana-bread-heva

 

Después del descanso de Semana Santa volvemos a meternos en la cocina con nuestro proyecto Suculenta, del que ya os hablé aquí. Hoy os muestro la receta del Banana Bread de mi compañera Heva de Tarjeta de Embarque.

Suculenta cuenta con anfitrionas para cada receta, la propuesta inicial del Banana Bread la compartió Nona Bruna, aquí. 

Ya hemos visto algunas de vuestras recetas, publicadas en vuestros blogs o redes sociales. La mía la voy a hacer pronto, he estado sin horno todos estos días pero por fin lo tengo ya listo, solo necesito meterme en harina y nunca mejor dicho. La razón principal de este proyecto para mi es la de volver a una rutina de cocina que ya tenía y he perdido, me gustaría volverla a recuperar con recetas de las que nunca fallan, de las que quiero incorporar de manera sólida en mi cocina, y dirigirme hacia una cocina más casera.

Heva nos propone su Banana Bread con harina de espelta, y sin azúcar, seguid este enlace para ver la receta entera y su preciosa sesión fotográfica. Lo que más me gusta de este proyecto entre otras cosas es que cada una aporta sus trucos y sus maneras de hacer, y lo compartimos para nutrirnos todos.

Podéis compartir vuestro Banana Bread en redes usando los siguientes hashtags para que podamos encontraros #suculenta y #cocinasuculenta.

La ilustración de Suculenta es obra de Lady Desidia, una imagen que me maravilla.

 

Suculenta logo

 

banana-bread-sin-azucar-y-estevia-heva

 

banana-bread-heva

Xianna, nueva colección. Sweet Childhood

_DSC0142

 

No es la primera vez que os hablo de Xianna, marca de bolsos hechos a mano con materiales veganos. Hoy os muestro su nueva colección de primavera. Sweet Childhood es su nombre y como veis es un propuesta muy dulce y femenina. Podéis verlo todo en su web.

 

_DSC0043

 

_DSC0027

 

_DSC0019

 

_DSC0066

 

_DSC0101