Ya puedes reservar Kireei 9 o suscribirte a la 9 y la 10 con regalo de número anterior

Kireei9_Portada

 

Esta semana nos llega de imprenta la Kireei 9, pero ya podéis comprarla en la tienda online. De esta manera podremos ir preparando los pedidos para que os lleguen antes de Navidad.
Tenía tantas ganas de mostrárosla, con esta preciosa portada de Sonia Pulido, y un elenco de colaboradores que son un lujo y un gusto trabajar con ellos. Al final del post os mostraré todos los que han colaborado en este número. Seguimos con el tema central que ya es el tema de continuo “El mundo que queremos” y seguimos hablando de iniciativas para mejorar el mundo, publicando textos, tanto de ficción como argumentativos, que van acompañados de ilustraciones y fotografías. Y seguimos publicando reportajes de pequeñas marcas handmade, de proyectos que nos gustan y pensamos que también contribuyen a un mundo mejor.
En definitiva, seguimos con la Kireei de siempre pero más enfocada a temas de calado.
Diseñada y maquetada, como siempre, por mi compañera Rocío Mejías, y acompañada de un equipo sensacional de colaboradores.
Como siempre, gracias por seguir comprando Kireei, esta revista es para la comunidad Kireei, la de siempre, y toda la gente nueva que nos ha descubierto en los últimos años, una comunidad de personas creativas, curiosas y comprometidas, que aprecian la belleza y la aportación de valor.

Podéis comprarla en la tienda online en solitario, o bien comprar la suscripción a la 9 y 10, con regalo extra de un número anterior. Gastos de envío gratis.

Estos son los colaboradores de este número.

PORTADA

Sonia Pulido

ILUSTRADORES

Nuria Díaz

Julio Antonio Blasco

Merce Galí

Cynthia Alonso

Mariona Cabassa

Luciano Lozano

Iratxe López de Munáin

Helena Pérez-García

María José de Tellería

Àfrica Fanlo

Ester García

María Hesse

Emily Hugues

Laura Pérez

Gemma Capdevila

Cris Romagosa

 TEXTOS

Jenn Díaz

Caterina Pérez

Alex Nogués

Cristina Camarena

Laura Donada

Germán Machado

Mar Benegas

Elena Ferro

Estíbaliz Hernández de Miguel

FOTOGRAFÍA

Montse Mármol

Cris Romagosa

Beatriz Gaspar

Núria Altarriba

Paula G. Furió

Sara Birds

Chloé Sucrée

 

 

kireei19

 

kireei1

 

kireei2
kireei6

 

kireei8

 

kireei9

 

kireei10

 

 

kireei18

 

suscripcion kireei

 

Ya puedes reservar PEQUEÑA EMPRESA CREATIVA

simulacion portada pequeña empresa creativa

 

Hoy es el día del lanzamiento de todas las novedades que nos faltaba presentar. Pequeña Empresa Creativa es una de las más esperadas. Se ha cocinado durante un año entero y hemos hablado mucho en redes sociales de esta publicación. Montse Mármol a la cámara, y yo en la edición y textos. Las dos hemos vuelto a formar tándem después de El libro de las casas bellas y ya tenemos aquí a nuestro segundo bebé en común.

Está a punto de salir de imprenta, pero podéis comprarlo ya en la tienda online. De esta manera podremos preparar los envíos para que os lleguen antes de Navidad.

Pequeña Empresa Creativa es un monográfico en tapa dura que contiene una mirada a los proyectos de 59 emprendedores de nuestro territorio, y alguno incluso de fuera. Muchos proyectos muy conocidos ya en el entorno Kireei, muchos amigos, colaboradores y algunos que aún no conocíamos y que ha sido un placer descubrir.

Los aciertos, los errores, las claves a la hora de emprender. En solitario, en pareja, en equipo. Pequeñas empresas que recién empiezan, otras veteranas, otras que han dado el salto y se han convertido en referentes, en empresas con un nutrido equipo. La creatividad como hilo conductor, y el esfuerzo, tesón, coherencia, pasión y talento como gasolina para hacer posible proyectos en un entorno difícil como es el de los proyectos artísticos, artesanales, de diseño, de formación, de cocina saludable, etc. Todos sabemos que no son entornos mayoritarios, más bien tienen un público minoritario, sin embargo, este libro demuestra que se puede, a pesar de las dificultades.

Yo misma con Kireei y La Mirada aparezco en el libro, como una más. Vivir este proyecto desde los dos lados ha sido interesantísimo, y visitar a los 59 emprendedores una alegría. Visitas que nos han dejado siempre a Montse y a mi con una enorme sonrisa. Por encontrarnos con gente que prácticamente vibra igual que nosotras, en cuanto a sus emprendimientos. Han sido encuentros llenos de momentos aha, y de camaradería, de reconocernos embarcados en el mismo viaje.

Un libro que os va a gustar seáis emprendedores o seguidores de estos proyectos. Entrevista, retratos, y fotos de productos, fotografías preciosas de Montse, ha sido complicadísimo elegir solo unas cuantas de cada proyecto, de las tropecientas que teníamos, a cada cual más bonita y un diseño de Carlos Rubio de Ladies & Gentlemen: que os va a encantar, muy del estilo de Kireei pero también con la marca de la casa de Carlos y Noelia, un estilo sobrio y depurado pero con toques de color muy acertados y una dirección de arte que encaja de manera muy acertada en el universo Kireei. Por cierto, Ladies & Gentlemen también están presentes en el libro. Conozco a Carlos y a Noelia desde hace años y me ha encantado tenerlos en el libro también.

Solo me queda agradecer a mi compañera Montse, y a todos los proyectos que han participado en este libro, su generosidad, y su cariño. Este libro no habría sido posible sin vosotros. Demostráis lo que siempre comento, que el entorno se refuerza si todos remamos a favor, y viajamos en el mismo barco. Gracias, gracias, gracias. Y gracias también a Lorena Na sua Lua, por decir que sí a salir en portada. Estamos tan contentas con la portada, ella está sensacional, con esa mirada y actitud que parece decir todo lo que queremos decir con este libro.

Gracias también a nuestra imprenta habitual, a Fernando Gil, pero habernos apoyado tanto para llegar a tiempo antes de Navidad, y por el trabajo siempre tan bien hecho. Y a mis compañeras, Carmen, Montse, Pilar y Rocío por arrimar el hombro cuando más se necesita. No sé qué haría sin vosotras.

Para todos los que queréis saber más sobre el mundo emprendedor de los proyectos creativos que veis todos los días, este es vuestro libro y seguro que un regalo sorpresa perfecto para quien no se lo espere. 

Podéis comprar el libro en nuestra tienda online, gastos de envío gratis. Lo recibiréis antes de Navidad si hacéis vuestra compra antes del 19 de diciembre. Lo llevaremos también al Festivalet este fin de semana, y también llegará a tiendas a partir del 19 de diciembre.

 

Libro PEC doble numon

 

Libro PEC doble aran

 

Libro PEC doble charuca

 

Libro PEC doble kireei

 

Libro PEC doble kireei2

 

Libro PEC doble misako

 

Libro PEC doble naguisa

 

Libro PEC doble naguisa2

24726031_10211120649875370_411838517_o

Adviento 11 de diciembre

sandra rojo

 

Hoy descubrimos en la ventana del 11 de diciembre de nuestro adviento a la fotógrafa Sandra Rojo, quien colaboró con Kireei en la revista número 8, con un reportaje realizado en Berlín.

Sandra es una fotógrafa con mucha potencia visual, un estilo muy depurado y limpio, y una mirada especial para los espacios e interiores. No os perdáis su portafolio porque vale mucho la pena, espero que poder colaborar con ella de nuevo en el futuro.

Adviento 10 de diciembre

El adviento de hoy es un texto de nuestra colaboradora Elena Ferro, ilustrado por Albert Asensio para Kireei 8. Un texto profundo muy acorde con los tiempos que vivimos y muy del estilo de los textos que escribe Elena para Kireei, muy críticos pero con un punto de esperanza. Esperanza presente también en la preciosa ilustración de Albert.

 

albert asensio

 

¿INCAPACES DE CAMBIAR NADA? Por Elena Ferro, ilustración de Albert Asensio.

¿Quien no está en estos días desorientado y preocupado a causa del auge de los populismos, la aparición de conceptos como “precariado” o la constatación de que las viejas seguridades se han esfumado? Zygmunt Bauman decía que “todos sentimos la desagradable experiencia de ser incapaces de cambiar nada y sufrimos la falta de instituciones colectivas capaces de actuar efectivamente”.

Es cierto que vivimos en un mundo que se caracteriza por el cambio y la provisionalidad. Nos bombardean con información que no podemos retener ni procesar. Es difícil sacar conclusiones de nada ni detenerse mucho tiempo en una cuestión pues enseguida nuevas urgencias nos apremian. La actualidad se convierte en una sucesión de ráfagas borrosas, imprecisas… en una repetitiva novedad.

Por otro lado, aquellos que creen tener más criterio que los demás se lamentan de los límites de la democracia. Seguro que habéis oído – o incluso dicho – que es de locos que el voto de personas que depositan un papel en la urna “sin pensar ni saber lo que hacen” tenga el mismo valor que el de aquel que ha reflexionado partiendo de informaciones (presuntamente) contrastadas. El Brexit, la victoria de Trump e incluso otras victorias más cercanas, han hecho que las redes sociales o las tertulias de la tele se llenen de opiniones de menosprecio acerca del voto de ciertos colectivos considerados más racistas, ignorantes, egoístas, susceptibles de ser engañados, irresponsables…

Y, aparte de los que “votan mal”, están los que no participan. Bauman atribuía el hecho de que muchos jóvenes decidieran quedarse al margen del sistema, refugiándose en mundos imaginarios o incluso destructivos, a la falta de expectativas a largo plazo. Hace ya 50 años Freinet atribuía esta tendencia a la evasión a la imposición de coacciones arbitrarias y sin sentido desde la misma escuela. La tensión insoportable se combate con un adormecimiento que reduce el sufrimiento físico y moral.

¿Pero es la escuela parte del problema o de la solución? Quizá ambas cosas: en paralelo a la creación de una institución escolar universal para dar respuesta a las necesidades educativas que la sociedad industrial requería, surgieron movimientos de renovación pedagógica que pretendían transformar esa institución de opresión y perpetuación de orden social en una herramienta para la libertad, la democracia y la emancipación. En los últimos 200 años no han parado de surgir corrientes pedagógicas defendiendo que la escuela podía ser el germen de una sociedad más justa, más libre y más consciente, inspirando a generaciones de maestros que han intentado construir un mundo mejor.

Sin embargo, aquí estamos, en pleno siglo XXI y utilizando las viejas ideas de esos pedagogos para intentar arrojar un poco de luz sobre nuestra confusión. No hemos conseguido una ciudadanía libre, culta, formada y con criterio que haga funcionar la democracia en favor de todos. Al contrario, parecemos impotentes y desorientados, engañados de alguna manera para ejercer de piezas de un sistema que no nos sirve a nosotros sino a unos pocos (a los de siempre).

Bauman sostiene que es crucial transformar el sistema educativo ya que “la cultura líquida moderna ya no es una cultura de aprendizaje, es, sobre todo, una cultura del desapego, de la discontinuidad y del olvido”. Estamos en un nuevo escenario y ni siquiera hemos llegado a implementar completamente los cambios que quizá podrían haber funcionado en el mundo que conocíamos. ¿Puede la escuela ser todavía el germen del cambio? ¿Lo fue alguna vez? ¿Puede competir con los medios de comunicación, que ofrecen una evasión fácil, empobrecedora y alienante?

Tengo una anécdota al respecto. Hace algún tiempo en el instituto donde trabajaba se organizaron unos monólogos de humor científico. Alumnos de tercero de ESO fueron invitados (es decir, obligados) a asistir con la finalidad de estimular vocaciones científicas. Los monologuistas, jóvenes doctores e investigadores, sacaron a relucir su humor más friki, que incluía algunas muestras de hilarante desprecio por programas de tele basura. La sorpresa saltó cuando algunos alumnos, cuyos máximos referentes son los protagonistas de esa tele basura, se sintieron personalmente insultados, tratados de tontos y humillados. Su desapego hacia la institución escolar creció un poco más. Lamentablemente, la brecha se amplía cada día.

No, no podemos encerrarnos en una burbuja y caricaturizar y menospreciar a los que viven en otras burbujas diferentes. No podemos analizar el mundo desde nuestra atalaya y luego sorprendernos de las realidades sociales cuando nos atrapan en forma de incomprensible resultado electoral. Los profesores que organizaron los monólogos y los universitarios que los llevaron a cabo vivían, indudablemente, en un mundo diferente que algunos de esos alumnos.

Una de las famosas invariantes pedagógicas de Freinet reza así: “Todo individuo quiere conseguir éxitos. El fracaso es inhibidor, destructor del ánimo y del entusiasmo.” Por lo tanto, no podemos entrar en la escuela con la sentencia del fracaso cuando fuera se les está ofreciendo la gratificación de un falso éxito sin esfuerzo. No podemos humillar al que no sabe cuando fuera de la escuela se le está adulando y aceptando en un rebaño (hacia donde se le conduce es lo que debemos hacer que descubra). No podemos ser arrogantes desde una posición inalcanzable para muchos porque eso les hará construir sus propios bastiones de arrogancia.
Pero no podemos tampoco dedicarnos a competir en “diversión” con las vías de evasión alienantes. Ya advertía Dewey que la escuela debe ser un espacio de producción y reflexión, no un entretenimiento.

Mi conclusión es que sí, la escuela puede ser un motor de transformación social. Necesitamos que lo sea. Y lo será, aunque para ello tengamos que hacer explotar algunas burbujas y transformar otros espacios más allá de la institución escolar. Solo si abandonamos el individualismo de esta sociedad líquida en la que lo colectivo se ha difuminado podremos conseguirlo. Solo si aquellos docentes y familias que desean el cambio y tienen capacidad de luchar por él deciden poner sus energías no exclusivamente en su hijo, su alumno, su centro, sino en todos los hijos, alumnos y centros, podremos conseguirlo. Creo que por más líquido que se vuelva todo, por más efímero que parezca todo, por más prisa que tengamos… debemos volver a pensar en el bien común y no en soluciones individuales. Y el bien común pasa por una ciudadanía despierta y solidaria, que se consigue no desde una posición de superioridad y un espíritu de salvador providencial sino desde la humildad, el respeto a la dignidad de todas las personas y el compromiso.

 

 

Adviento día 9 de diciembre

ceci moreno

 

Hoy unimos el adviento de este año dedicado a colaboradores de Kireei con el post de ilustración que solemos hacer los sábados, y el resultado es la ilustradora Cecilia Moreno. Ceci ilustró el reportaje de iniciativas de Kireei 8 y está ilustrando un próximo álbum ilustrado con Kireei que verá la luz en 2018. Ceci me gusta tanto que estoy segura de que colaboremos incluso más en el futuro.

La merienda en el parque es su más reciente libro ilustrado, publicado por Narval Editores y escrito por Pablo Albo.

Ahora mismo podéis ver en Madrid en Mad is mad gallery una exposición de su proyecto juego, 365 días de ilustraciones-juego que Ceci ha ido publicando a lo largo del año, he aquí una muestra.

 

8-12-2017 18.12.5 1

 

8-12-2017 18.12.8 5

 

8-12-2017 18.12.19 2

 

8-12-2017 18.12.36 3

 

8-12-2017 18.12.51 4

 

 

Adviento 8 de diciembre

Hoy unimos el adviento dedicado este año a nuestros colaboradores, con las casas bellas de los viernes, y como no podía ser de otra manera el resultado son las fotos de nuestra colaboradora la fotógrafa Montse Mármol para el Libro de las Casas Bellas. Esto es solo una muestra de las preciosas fotos que hizo Montse para el libro. En total el libro contiene 13 casas.

 

two thirds kireei

La casa de Two Thirds

1-27

 La casa de Bateau Lune

1-13

La casa de Lady Desidia

 

1-37

La casa de Black Oveja

 

1-42

La casa de Sonia Rayos