Julie Hendriks

 

Vi esta casa de muñecas en Sweet sweet life, uno de mis blogs preferidos, y quedé prendada, parece sacada de un álbum ilustrado. Me cuenta Julie Hendriks, una madre y artista holandesa, que la consiguió en una tienda de segunda mano, la pintó y decoró ella misma cuando su hija cumplió dos años. Aquí la podéis ver vacía.

 

 

 

 

   

 

 

Julie pinta estos coloridos cuadros de aires naïf, podéis ver más en su tienda online y en su portafolio.

 

 

 

 

Y ya que tengo el permiso de Julie, os muestro rincones de su casa, que como podéis ver está concebida como una gran casa de muñecas, donde los niños tienes múltiples espacios donde jugar y crear.

 

 

 

 

 

 

 

 

El escaparate de Kireei

 

Estamos muy orgullosos de nuestra pequeña tiendecita, a la que vamos añadiendo poquito a poco nuestras cosas preferidas. Y por eso os la queremos enseñar, por si todavía no la habéis visitado pero es que, como "padres de la criatura", nos tiene ensimismados y queremos compartir con vosotros una parte de la ilusión que nos hace escoger los objetos bonitos que ofrecemos.

 

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, es el momento para un picnic. ¿Habéis visto los accesorios Bento&Picnic que tenemos en nuestra tienda?

 

Hay a quien le da por redecorar su casa: ¿un cambio radical en la decoración inspirándose en los ambientes de Paumes, ponerse a coser algunos muñecos de tela hechos a mano, colgar en la habitación de los niños un bonito abecedario?

El mes que viene es el día internacional de la lectura (23 de abril, Sant Jordi, que en Cataluña se celebra con especial intensidad). Tenemos algunas ideas para regalar, entre los imprescindibles de toda la vida o los álbumes ilustrados de Terrabastall.

 

 

Y como este año parece que va a ser el año de Alicia, algunos caprichos para los aliciamaníacos, tanto para los que apuestan por la obra original como para los que se enamoran de objetos cotidianos decorados con un guiño carrolliano.

 

 

Visitad nuestra tienda, Kireei tienda. Esperamos que disfrutéis de la selección que hemos hecho.

 

Canelones con calabaza y requesón

 

Hoy os traigo una receta sencilla, distinta y sana para sacar a los canelones de sus rutinarios rellenos de carne. Hace unos años comí unos raviolis rellenos de calabaza y queso en un restaurante italiano que me sorprendieron muy gratamente, me hice una marca imaginaria en la memoria para probar a hacerlos en casa pero se ve que esta marca era tan efímera que pronto se evaporó. El otro día, sin embargo, me acordé de ellos y encontré el momento para hacerlos, pero en vez de raviolis probé con canelones. Os recomiendo que la probéis, no hagáis como yo, no confiéis en la memoria, haced click en mikireei y que se os quede guardada en vuestra agenda particular Kireei. 

 

 

Ingredientes para 6 canelones:

6 placas de canelones

100 grs de calabaza

50 grs de queso fresco tipo requesón

Queso rallado

Nuez moscada

 

Proceso:

Se hierven los canelones siguiendo las instrucciones del fabricante, y se hierve también la calabaza, o bien con poca agua, o bien al vapor. Una vez hecha la calabaza se machaca en un chino para eliminar el exceso de agua. Se pone en un bol o plato y se agrega el queso fresco mezclando bien. Se añade una pizca de nuez moscada y se montan los canelones con una cucharada grande de la mezcla en cada canelón. Se colocan en una fuente y se cubren con un poco más de mezcla. Finalmente se ralla queso por encima.

 

 

Este plato es muy suave, si queréis algo más potente se me ocurre que la capa de calabaza que lleva por encima la sustituyaís por un poco de bechamel con taquitos de jamón serrano. La próxima vez lo probaré así.

 

 

Móvil de fieltro y tela

 

Hace tiempo que quería hacer un móvil con el fieltro que compré en Lupin handmade y con algunas telas que he ido comprando aquí y allá.  

 

Con estos dos elementos se me ocurrió lo siguiente:

Siguiendo la técnica de Lupin y su precioso móvil vertical cosí trozos de fieltro de distintos tamaños y colores de manera irregular y sin prestar demasiada atención a que las puntadas fueran perfectas, siendo el orden de costura de pequeño a grande.

 

 

Como la parte de detrás queda llena de puntadas decidí usar ahí la tela, corté estas cuatro flores, y las cosí también. Las cuatro esquinas del móvil ya estaban listas.

 

 

A partir de ahí monté el móvil con unos palillos largos que tenía y un hilo grueso. Una tira para cada esquina sujeta al palillo con un nudo doble y al fieltro rematado en cada esquina con unas puntadas.

 

 

¡Y listo! Mi pequeño ayudante se prestó también para hacer la foto, eso sí, con la condición que saliera el coche con el que estaba jugando.

 

 

 

Rice

 

 

Rice es una marca danesa de productos para el hogar. Fue fundada a finales de 1998 – curiosamente coincidiendo con el nacimiento del hijo de la creadora, ¿por qué el nacimiento de los hijos coincide tan a menudo con ideas geniales o cambios de rumbo, a veces inesperados?

Los objetos diseñados por Rice se fabrican en Tailandia y, solo 10 años después de su creación, la marca ya daba trabajo directo a 35 personas en Dinamarca, 70 en Tailandia y 12 más en toda Europa.

Hace tiempo que nos gusta Rice, es sinónimo de alegría y color. El catálogo de esta primavera-verano nos ha hecho ver que no podíamos aplazar más su presentación en Kireei, seguro que la mayoría lo conocéis, pero igualmente es una delicia para la vista. Como leemos en el catálogo, son objetos totalmente sun-kissed (que se podría traducir como "acariciados por el sol").

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunas cosas bellas

De Pepe and Friends.

 

Macetas pintadas de Devenir (transformando objetos).

 

Bolsas Onya, plegables y hechas con tela de paracaídas, en Bons Costums.

 

 

Textil del hogar, de Côté Bastide.

 

Telas de nooosugar.

 

 

Manzanas de tela, de Lapomme.

 

Productos de papel de Rie Elise Larsen.