Brian Ferry

 

Brian Ferry es un fotógrafo que actualmente reside en Londres y con anterioridad lo hacía en Brooklyn, Nueva York. En su presentación cuenta que le gusta cocinar, comer y beber, la buena música, sus amigos y hacer fotos. Yo llevo tiempo siguiendo su blog, The blue hour, y cada vez me gusta más su estilo, su punto de vista, sus tonalidades y temáticas. Me recuerda un poco a Minato, una de las fotógrafas que más me gustan, de quien ya hablamos aquí. Brian está entre mis favoritos, tenía muchas ganas de mostrároslo, seguro que algunos ya lo conocéis.

 

 

 

 

 

 

 

Hasta aquí he escogido una selección de temática culinaria como, pero Brian abarca muchísimo más, tanto como momentos tiene su día a día. Porque él, ante todo, lo que hace es documentar su vida, las postales que conforman su experiencia cotidiana y lo que capta su atención y, por tanto, sus fotos hablan mucho de quien es y cómo vive.

 

 

 

 

 

Animales reciclados

 

En el fantástico blog Kickcan and conkers he encontrado el trabajo de Peter Clark y Andrew Mockett, concretamente una serie de animales con materiales reciclados. El papel y el cartón son la base de estos collages tan conseguidos. Seguid los enlaces para ver más trabajos de estos dos artistas. Es león y el cangrejo son de Andrew Mockett y el perro y la cebra de Peter Clark.

 

 

 

 

 

 

 

Popville

 

Mirad qué libro desplegable tan bonito. Es obra de Anouck BoisrobertLouis Rigaud. ¡Toda una ciudad en un libro!

 

 

 

 

Polenta y ropa vieja

 

Se que ahora, a punto de entrar en el verano, apetecen platos frescos y ligeros, pero a mi me gustan los platos de caliente hasta en verano. A un plato tradicional de cuchara se le puede dar un toque más ligero, deconstruirlo como está ahora tan de moda (perdón, Ferran, por el atrevimiento). Es lo que he hecho con el cocido del domingo. El lunes me hice un plato combinando rectángulos de polenta, hecha con el caldo, y una cazuelita de ropa vieja, con la carne, los garbanzos, la verdura del cocido y un sofrito con ajo y tomate.

 

 

¿Habéis probado la polenta? Es sémola de maíz, muy usada en las papillas de salado de los bebés, pero la verdad es que da mucho más juego. Los italianos la usan mucho en postres. La cocción de la polenta es de 3 de líquido por 1 de sémola, y en 5 minutos está lista, a fuego lento. Vigilad para que no se os pegue. Cuando la tengáis la vertéis en una fuente y lo dejáis enfriar para que cuaje, y a partir de ahí vais cortando rectangulitos. Los podéis pasar por la sartén y dorarlos también, aunque esta opción yo la uso cuando los hago solo con agua y salen algo sositos.

 

 

 

La ropa vieja es la mezcla de todos los ingredientes que se han usado en el cocido, desmenuzada y sofrita (¿cómo la llamáis vosotros?). La podéis servir con un molde de esos circulares de metal para darle la forma que veis en la foto. Yo no tengo molde pero tengo un truco: recorto un trozo de botella de plástico de agua por la parte ancha, et voilà, molde casero. 

 

 

Alfiletero para la hora del té

 

En Kireei nos encantan los alfileteros (o acericos): son cosas pequeñas, cotidianas, tradicionales, útiles, relacionadas con el trabajo manual. Y, además, pueden resultar pequeñas obras de arte que nos hagan esbozar una sonrisa cada vez que dejemos la aguja o que necesitemos un alfiler. ¿Se le puede pedir más a un objeto tan humilde?

 

Ya os mostramos, entre otras cosas, alfileteros de Kup Kup Land y Mimi Kirchner:

                        

Hoy os traemos un alfiletero algo más modesto pero muy bonito también, y que tiene la importante ventaja de que viene acompañado de un tutorial. Lo hemos visto en Tasket Basket Crafts y sigue este tutorial de verybigjen. La base está construida sobre un tapón de plástico (si el tapón es pequeño, el alfiletero será minúsculo, lo cual también tien su gracia) de modo que los alfileres nunca podrán atravesar la base. ¡Qué idea tan ingeniosa!

 

 

 

Casas suecas

 

¿Os apetece ver un montón de casas suecas? Casas reales, en las que vive gente, no catálogos de Ikea (aunque a veces no haya tanta diferencia: me refiero al acertado estilismo de Ikea, pero también a la profusión de sus muebles en la revista que os voy a recomendar).

Dadle un vistazo a Family Living Suecia, al apartado "Omslagsfamiljen" y vais a tener para rato, aunque solamente sea mirando fotos.