Árbol de Kandinsky

Inspirándose en la obra de Kandinsky de 1913, "Cuadrados con círculos concéntricos", Cristina Moreno llevó a cabo este proyecto con los niños de su clase de manualidades. Me parece una idea genial beber del arte, especialmente del contemporáneo, que a menudo se hace difícil de explicar pero ofrece múltiples posibilidades de aproximación para trabajar con los niños.

El cuadro en cuestión es este:

 


 

                  Y este es uno de los árboles resultantes:

 

En realidad, Cristina no fue la que ideó el proyecto sino que partió de un proyecto ya realizado que vio en flickr. Si seguís los enlaces al pie de las fotos desde esta imagen, llegaréis finalmente al origen de la idea: todo partió de The Creative Jar. ¿No es genial comprobar cómo Internet permite la difusión de ideas y proyectos de manera rápida, generosa y sin fronteras?

En este caso, la aportación original de Cristina fue proponerles a los niños que dibujaran los animales del bosque únicamente con lápiz, en contraste con el árbol, y añadir una luna que se ilumina al apagar la luz.

 

 

Encontraréis la explicación completa y más fotos en el estupendo blog de Fem Manuals.

 

 

Dos novedades en miKireei

Si estáis registrados en Kireei, disponéis dentro de miKireei de dos nuevas opciones. Una de ellas lleva ya un tiempo en marcha y puede que la hayáis descubierto, la otra la acabamos de activar:

-El apartado "Mis entradas favoritas", donde podéis ir guardando lo que más os guste de Kireei. Solo teneis que pulsar en el enlace "Guardar en miKireei" que hay bajo cada entrada para dejarla archivada entre vuestras favoritas. Para consultarlas posteriormente basta con entrar en miKireei.

-La posibilidad de añadir vuestra web o blog a vuestros datos personales. Si lo hacéis, la dirección de vuestra web o blog aparecerá como firma en los comentarios que dejéis en las entradas.

Esperamos que os gusten y os sean útiles.

 

 

 

 

 

Pastel de chocolate de Nigella Lawson

 

Para muchos de vosotros la chef inglesa Nigella Lawson no será novedad pero, para los que aún no la conozcáis, se trata de una de las cocineras más conocidas en Gran Bretaña y posiblemente en el mundo, después de su rotundo éxito televisivo, editorial y comercial. Digo cocinera y chef por decirlo de alguna manera, porque en realidad Nigella no es ni una cosa ni la otra, pero nadie lo diría, claro. Más que nada Nigella es una experta en comunicación, escritora de temas gastronómicos y periodista,  siendo la fórmula de su éxito su enfoque relajado y cotidiano hacia la cocina, sin olvidar un toque de glamour y encanto.

En el prólogo del libro "How to be a domestic goddess" Nigella sugiere que no se trata de convertirse en una diosa doméstica, sino de sentirse como tal. La prosa de Nigella es muy cercana y su filosofía es la de volver a la cocina (después de unos años de descrédito de lo doméstico), pero por el placer de cocinar más que nada, sin presiones, como si de un hobby se tratase. Todo esto con un factor clave: el de simplificar, pero sin desangelar. Un enfoque que suscribo al 100%.

La receta que os muestro hoy se llama "store-cupboard chocolate orange cake", y debe ser el pastel de chocolate más sencillo del mundo. Como ella misma dice, es el tipo de pastel que puedes hacer en unos minutos cuando llegas del trabajo porque requiere ingredientes que se suelen tener en la despensa y se hace todo a mano, en un santiamén. ¡Probadlo! No es un pastel delicado y festivo, yo lo llamaría un todoterreno más bien, aunque a la hora de adornarlo siempre se le puede elevar la categoría. Y el aroma de naranja le da un toque genial. 

Aquí os muestro dos opciones de presentación. El corazón lo hice con una plantilla que me fabriqué yo misma y con azúcar glass espolvoreado.

 

     

 

 Ingredientes:

125 grs de mantequilla

100 grs de chocolate negro

300 grs de mermelada de naranja (en su defecto podéis usar cualquier otra, yo puse un poco menos, para no empalagar)

150 grs de azúcar

1 pizca de sal

2 huevos batidos

150 grs de harina

 

Proceso:

Se funde la mantequilla a fuego lento en una cacerola y se agrega el chocolate para que se funda también (no hace falta que esté al fuego todo el tiempo). A continuación se le agrega la mermelada, la sal, el azúcar y los huevos y se mezcla todo bien. Al final se le agrega la harina a poquitos para que se amalgame todo bien. Se mete en un recipiente preparado para hornear pasteles (untado de mantequilla y espolvoreado con harina) y al horno 50 minutos a 180 grados (o hasta que al meter un cuchillo salga seco, la mía estuvo lista en menos tiempo). Lo podéis acompañar con crême-fraîche o nata, si os apetece.

 

 

El ganache de chocolate que hice para cubrir el pastel se hace fundiendo chocolate con nata a partes iguales, aunque en mi caso me faltó la nata y lo hice con chocolate solamente. La pega así es que el chocolate se solidifica de nuevo al enfriarse.

 

 

Clasificar el correo

 

Siempre he sido un desastre a la hora de organizar facturas, recibos, folletos, impresos, correo en general. Me admira (por no decir envidio) la gente que tiene sus archivos perfectamente clasificados por temas, años, etc. Por eso me ha entusiasmado este organizador, no sólo es práctico, también es bello, hecho a mano e incluso decorativo. Es de bright and blithe y el tutorial incluye las plantillas con las etiquetas: para archivar, para pagar, se requiere alguna acción y para rellenar. Está en inglés, pero bueno, todo es ponerse y adaptarlo a la lengua de cada cual. Todo a mano y muy visual. Este lo hago seguro y ya van tropecientos en mi lista de futuros proyectos craft.

 

 

 
 

Algunas cosas bellas

 

 

 

 

Novedad en CoolBaby:

5 cajas diferentes para regalar como canastillas o en cualquier ocasión.

 

 

 

   

Nueva web de le petit paquebot.

 

 

              

 

Prendas infantiles únicas, hechas a mano y por encargo, de Piecita única.

 

 

         

 

Mobiliario infantil y elementos decorativos hechos con metal, pintura ecológica y fieltro,

de Kalma & Violeta.

 

Corta sandwiches de animales y cortasandwiches puzzle de Territorio mini.

 

Este mes, láminas personalizadas gratis por tu compra en Haciendo el indio.

 

 

 

Rincones

 

Creo que la mayoría de las veces, lo que da más personalidad a una casa no son los muebles o el color de las paredes o el tipo de pavimento (aunque todo esto influye y crea un marco de partida) sino los detalles, los rincones, las pequeñas cosas que demuestran que allí vive alguien.

Algunos elementos que podemos encontrar en la muestra fotográfica que he seleccionado para ilustrar a lo que me refiero cuando hablo de "rincones":

La elección de la decoración de las paredes: bocetos, caricaturas, fotografías de familia, grabados, postales láminas o incluso recortes y trozos de embalaje.

Los objetos decorativos sobre los muebles o en las estanterías: flores, maquetas, objetos raros y curiosos, cerámica, plantas, máquinas antiguas, velas, juguetes.

La presencia de libros, y también de música, revistas, cuadernos…

Telas, cojines, cestas de mimbre, cajas, taburetes…

 

Design*Sponge.

  

Hus&Hem.

 

Design*Sponge.

 

Cookie Magazine.

 

Design*Sponge.

 

Design*Sponge.

 

 

Hus&Hem.

 

 

¿Cómo personalizáis los rincones de vuestra casa? ¿Tenéis algún rincón preferido? Podéis dejar un comentario o enviarnos una foto.

 

Si estáis en flickr, acabamos de crear un grupo para compartir fotos de los rincones favoritos de nuestras casas. Es este: Rincones de mi casa. Todo el mundo está invitado a unirse. De vez en cuando haremos una selección de imágenes para mostrarlas aquí, en Kireei, pero allí siempre estarán disponibles todos vuestros (y nuestros) rincones. ¿Os apuntáis?