Kebonikö

 

 

En la calle Penedès, número 3, en el barrio de Gracia de Barcelona, hay una pequeña tiendecita llena de objetos bonitos. Es Kebonikö. Hoy os invito a visitarla virtualmente y os animo a verla en directo si podéis.  

Kebonikö es, como la define Ariadna, su propietaria, "una tienda de pequeños-grandes objetos hechos por pequeños-grandes diseñadores. Hechos con el corazón. Tiernos. De los que arrancan una sonrisa. Hechos con amor. Originales. Divertidos. Sorprendentes. Hechos a mano. Fruto de una vocación. Naturales. Dulces. Suaves. Sencillos (no simples). Bonitos. Especiales. Únicos. Hechos de manera justa. Llenos de color. Fantásticos. En definitiva… ¡muy kebonikos!".

 

 

La tienda fue un proyecto que surgió de manera poco planificada. Primero nació keboniko como marca de bisutería textil, como un hobby de Ariadna, y poco a poco fue comercializándolo en tiendas. Cansada de trabajar en un estudio de arquitectura, decidió tomarse un tiempo de reflexión y así se le ocurrió abrir una tienda-taller para vender los kebonikos y otros productos de filosofía similar. En noviembre de 2007 se inauguraba Kebonikö.

La condición para que un objeto tenga espacio en Kebonikö es que esté hecho con el corazón, sea elaborado a mano o no. Los productos que ofrece son únicos o parte de pequeñas tiradas, y no son fáciles de encontrar en otras tiendas. Además, Ariadna busca acabados profesionales y piezas con funciones originales.

Las creaciones más exitosas entre el heterogéneo público de la tienda son la bistuería de Lady Desidia, las láminas de Cosas Mínimas, los complementos textiles de Lia&Cia, las bolsas de Caterina Pérez, las agujas y fundas de Yohi&Olivia, los portachupetes de tipitipi… y también los kebonikos.

 

 

 

 

 

 

Dos años después de abrir la tienda, Ariadna afirma haber encontrado su sitio y su vocación. Desde pequeña le han hecho sonreír las cosas pequeñas, trabajar con las manos, los detalles, los materiales… de modo que se siente feliz en el universo Kebonikö, de cosas bonitas hechas con alegría. El balance, pese a las dificultades, es totalmente positivo, especialmente por el proceso de aprendizaje personal que acompaña al esfuerzo del día a día.

Su próximo proyecto, que aborda con mucha ilusión, es poner al día Kebonikö y crear la tienda on-line. Desde Kireei le deseamos mucha suerte.

 

Mini bolsitas

 

Traci, de Amazing Mae, nos muestra un tutorial que me ha llamado mucho la atención. Es práctico, ya que son bolsitas que sirven para guardar y transportar objetos pequeños; es bonito, cada bolsita lleva un motivo impreso; y original, no había visto nada parecido todavía.

 

 

Cuenta Traci (que, por cierto, es seguidora nuestra, no solo ella, también su madre, que fue quien le pasó el enlace a nuestra web) que sus hijos suelen coleccionar pequeños juguetes. Tienen épocas de la locomotora Thomas, otras de Pokemons, otras de dinosaurios, etc. Los materiales para hacer estas divertidas bolsitas son: varios retales de tela para coser las bolsitas, plantillas para los dibujos y pintura apta para tela, papel freezer, y un enganche a modo de llavero como lo que veis en la foto. Seguid el enlace para ver el proceso de costura, no parece complicado. Aquí podéis ver como se usa el papel freezer para estampar dibujos, los más básicos, los otros los ha realizado con impresión sobre tela.

 

 

 

 

 

 

Toast

He descubierto hace poco Toast, una marca de ropa de mujer y de accesorios para el hogar, que tiene unos catálogos con fotografías espectaculares. ¿No os parecen muy sugerentes?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunas fotos bellas

 

Vista en Hus&Hem.

 

Collage de Kristina.

 

De Sandy Nicholson.

 

Vista en Chookooloonks.

 

Visto en small magazine.

 

 

Juguetes de papel de Hartiatoys

 

Me ha gustado esta alternativa a los juguetes tradicionales; se trata de plantillas para recortar, doblar y pegar con resultados tan bonitos como estos:

 

 

    

 

 

 

 

La que os muestro es una propuesta de Hartiatoys, que también ofrecen algunos pdf gratis para descargar, a modo de muestra.

 

No se trata de origami (papiroflexia), ya que en el origami no se permite recortar ni pegar, solamente hacer pliegues. Sin embargo, también da mucho juego manipular el papel de este otro modo y es una invitación a que los niños creen sus propios diseños. Con tijeras, pegamento de barra y papeles de colores se puede crear casi cualquier cosa. 

 

 

Wary Meyers Interiores

 

Las siguientes fotos pertenecen a interiores diseñados por Wary Meyers, incluida su propia casa en Portland, Maine. La mayoría de ellos eran espacios vacios que esta pareja de interioristas y artistas, Linda y John Meyers, han llenado de elementos de segunda mano, de mercadillos, rastros, muebles diseñados por ellos mismos también, recuperando basura. Por esta razón hemos publicado esta entrada en nuestra sección Eco, por el espíritu que mueve a estos creadores a decorar casas con objetos ya existentes, bellos y preciados, aunque ya hayan sido usados.

 

 

 

 

 

 

     

 

 

Linda y John han publicado recientemente el libro Toss & found donde muestran sus propias creaciones de mobiliario y arte reciclado. Además tienen una tienda online donde venden sus ilustraciones.