Victòria Peñafiel Fotografía


Nunca como ahora la fotografía de bebés ha estado tan cuidada. Mirad estas imágenes obra de Victòria Peñafiel . Son tan bonitas… tan tiernas y delicadas…. estas son sus palabras:

 Cuando duermen, el sueño de los bebés es tan profundo y su postura tan relajada que nos invitan a observarles sin reservas. En mis fotos, busco transmitir y plasmar ese encuentro mágico con el recién nacido. Mi enfoque es sencillo y minimalista, sin grandes adornos ni abalorios: bebés dormidos, frágiles, desnudos, envueltos en arrullos… ¡o con los ojos abiertos! La iluminación es siempre natural, y en las fotos resultantes me gusta recurrir al blanco y negro, porque al desproveer la imagen de información en color el mensaje que se transmite es aún más esencial.

Victòria tiene su estudio en Barcelona donde realiza estas sesiones, esta es su web , allí está toda la info que necesitáis para admirar sus imágenes y para tomar contacto con ella.

 

 

 

p> 

 


Con restos de ramas

Ohdeedoh nos trae esta peculiar casita. Sus creadores dicen que salió a partir de desechos de ramas cortadas de su jardín. Bueno, aunque no tengamos jardín, es muy fácil encontrar algun tronquito con el que hacer trozos que compongan este selvático paisaje.

Los muñequitos y todo lo que queramos añadir animarán el escenario. Seguro que nos hacen pasar un rato muy entretenido.

 

 

Muebles de diseño

Consola, de Studio Amy Hunting

El diseño es caro y la calidad también. Alguna vez nos han comentado que siendo Kireei una web dedicada a mostrar ideas para hacerse uno mismo resulta chocante que también muestre productos de diseño caros. 

Nuestra opinión al respecto es que una cosa no quita la otra y que ambas pueden convivir felizmente en el entorno de la creatividad y cosas bellas que selecciona Kireei. A mi personalmente me gustan los muebles hechos con palets o cajas de frutas pero también me gusta una bonita pieza de mobiliario hecha con materiales nobles y diseñada por una persona creativa o equipo que tenga una propuesta significativa detrás.

Pensamos que, a menudo, los productos baratos esconden producción en masa poco limpia y poco justa, condiciones laborales inaceptables y obsolescencia programada. Estas prácticas comerciales facilitan el consumo rápido, fácil, masivo, y muchas veces, sin sentido. Antes del abaratamiento de los bienes de consumo pasábamos con menos artículos para la casa, menos prendas en el armario, pero eran de mucha más calidad y provenían de pequeñas y medianas empresas con proyectos concretos de vida. Afortunadamente estamos volviendo a ese estilo de vida, como siempre comentamos en Kireei, a valorar el producto, cuidarlo, comprar de quien tenga una propuesta determinada que represente una compra coherente.

En definitiva, pensamos que ambos mundos pueden convivir felizmente, hacerse uno cosas pero también darse un capricho si se quiere y se puede, apoyar proyectos concretos, donde prime el diseño y la calidad. Posiblemente pensaréis que algunos precios son excesivos y abusivos, que cada cual haga sus análisis de la calidad-precio pero que los casos puntuales de abusos no arrojen sombras sobre tantos y tantos ejemplos de buen diseño y buena calidad y sobre el trabajo de tantas personas creativas que se dedican con toda la pasión y empeño en hacer algo distinto. Aquí tenéis algunos ejemplos que he ido recopilando y me han gustado, como veis la tendencia es juntar madera con colores. 

Mueble con cajones, de Sixay 

Módulos, de Nonah

 

Bancos, de Adam Xander

 

Estantes, de Bashko Trybek

 

 

Set con cajones, de Vontundra

 

Estante de Petite friture

 

El viento en los sauces

Fecha de publicación original: 29 septiembre 2009

Este es el último de los grandes clásicos que la literatura infantil del que hablaré, en esta serie que empezó con Alicia, siguió con WinnyPeter Pan, y acaba con El viento en los sauces, de Kenneth Grahame. Los cuatro comparten época (a caballo entre la época victoriana y la eduardiana, aunque Carroll es algo anterior a los otros), ubicación geográfica (todos son británicos) e incluso se intercambian ilustradores. En el caso de El viento en los sauces, unos animales viviendo a la Orilla del Río representan el mundo idealizado de un grupo de solteros despreocupados, leales amigos y amantes de la buena vida: como dice Juan Antonio Santos en el prólogo de la edición de Valdemar, una especie de club inglés.

Yo no puedo resistirme a este libro por algo parecido a lo que me pasa cuando empiezo a leer El Hobbit… esas reminiscencias de un tiempo pasado que nunca exisitió, la tranquilidad del hogar, la amistad y las aventuras que esperan fuera (luego, el tipo de aventuras deriva por caminos muy diferentes en la obra de Tolkien y en el tranquilo paraíso que crea Grahame, naturalmente).

Una parte importante del encanto está en las ilustraciones de la época.

La versión de E.H.Shepard (al que ya conocimos en Winny de Puh):

 

 

             

               

 

La versión de de Arthur Rackham (al que seguro recordáis de Alicia en el País de las Maravillas):

 

          

           

 

Y aquí tenéis un par de versiones más actuales:

 

    

Charles van Sandwyk                                       Elena Odriozola

 

Si queréis bajaros un póster gratis, podéis hacerlo aquí, por cortesía del River & Rowing Museum de Henley on Thames, que tienen una exposición permanente dedicada a E.H.Shepard.

 

                   

 

La edición de Juventud, ilustrada por Rackham y Shepard, de venta aquí.

La edición de Valdemar, ilustrada por Rackham y Shepard, de venta aquí.

La edición de Anaya, ilustrada por Elena Odriozola, de venta aquí

 

 

Sara Lynn Paige

 

 

Simply Stardust es el blog de Sara Lynn Paige. Sobre vida sencilla, recetas, consejos desde como cuidarse el cabello a maneras de reutilizar los posos del café, mini-blogs de sus gatos y Sara fotografiando todo todo el rato. Hay secciones sobre retos y consejos fotográficos, viajes, comida…  Cuenta que empezó hace seis años con un blog solo de foto, pero que poco a poco fue incorporando texto hasta convertirse en este diario acerca de su mundo.

 


 

 

  


 

Tutú con retales

No me digáis que estos tutús no son una monada. Los vende Lullaby birds, pero pienso que con un poco de maña se pueden hacer perfectamente en casa.