De botellas de plástico a broches

 

Nunca hubiera dicho que estos divertidos y originales broches tenían su origen en botellas de detergente. De nuevo, una manualidad de reciclaje transforma material de desecho y lo convierte en algo lindo. Lo he visto en el estupendo blog de Karen Barbe, una diseñadora textil chilena. Os recomiendo visitar su interesante y creativa web.

 

 

 

 

 

 

Trapezi

 

 

Trapezi, la Fira del Circ de Catalunya, es un acontecimiento de referencia de las artes circenses organizada por el Centre d’Arts Escèniques Reus (CAER). Cada año se celebra durante el mes de mayo, desde 997, en los teatros, calles y plazas de Reus. La edición de este año empezó ayer, 12 de mayo, y durará hasta el domingo 16. Durante estos días, decenas de compañías de circo internacionales y miles de espectadores llenarán la ciudad con diferentes expresiones artísticas circenses y múltiples espectáculos.

"Las historias se explican en el lenguaje del circo y el circo invade la ciudad".

 

Doble Mandoble.

 

La main d’oeuvres.

 

Les Colporteurs.

 

Consultad la web para más información sobre el programa, cómo llegar, alojamiento…

 

Mermelada casera, de Os Tartarouchos

 

 

El otro día vi estas bonitas fotos de botes de mermelada en la galería flickr de Os tartarouchos y leí con interés su proceso de elaboración en su blog. Me enamoré de todo, de las fotos y de la anécdota y le pedí permiso a Tartaruga para mostrarlo aquí en Kireei.

 

En Semana Santa los abuelos Moucho vinieron de visita y nos trajeron un kilo de fresas, al día siguiente fueron los abuelos Tartaruga los que vinieron y tuvieron la misma idea: otro kilo de fresas. Comimos muchas, pero no todas. Una mañana me levanté, abrí la nevera para hacerme el desayuno y vi allí todas aquellas fresas que se empezaban a estropear y me dio, como decimos los gallegos, una "arroutada", un pronto: voy a hacer mermelada!
Escogí las fresas, las lavé, les corté el verde y las troceé si eran muy grandes y cuando estaba lista para hacer la mermelada: no tenía azucar ni limón!

Podia dejar las fresas allí e ir a comprar, pero eso suopndría que a la vuelta sería la hora de la comida y por la tarde no podría y toda la fruta preparada… entonces me acordé de que tenía un paquete de fructosa a medias de una mermelada de moras que había hecho para una amiga a dieta, y no tenía limón, pero tenía un par de naranjas un poco secas. Normalmente le echo el zumo de limón a la mermelada, pero como tenían poco zumo decidí echar las naranjas enteras.

Ingredientes:
1kg de fresas
125 g de fructosa
1 naranja entera (o dos si están un poco chuchurrías ;-P)

Se hace: cortando todas las fresas en trozos grandecitos (a mí me gustan las mermeladas con trozos), la naranja se pela bien pelada sin que quede nada de la capa blanca de la piel, se corta en trozos y se añade con la fructosa.

Se cuece a chup-chup a partir de media hora hasta que se ve consistencia de mermelada, la mía estuvo alrededor de una hora.
Y esta vez hice el experimento del embotado a la inglesa, creo que se llama.
Con los botes bien lavados y hervidos mientras se hace la mermelada una vez que se ve que está lista se va metiendo en los botes bien caliente, según sale de la olla de hacer chup-chup y casi hasta arriba, se tapa inmediatamente y se le da la vuelta al bote. Se dejan así del revés hasta que enfrían y si tienen la tapa metida para adentro es que se ha hecho el vacío, si no toca hacer el método tradicional de hervido.

Tachán!! 5 botecitos de la mermelada más rica que he hecho nunca y además sin glucosa! Apta para diabéticos y para dietas!

 

 

Gracias por la receta y las lindas fotos, seguro que pruebo a hacerla.  

 

Nuestros lectores, manos a la obra

 

Hace ya tiempo que no os mostramos las creaciones de nuestros lectores y se nos han ido acumulando un montón de proyectos que sugieren una gran dosis de creatividad y muchas ganas de poner en práctica algunas de nuestras sugerencias u otras ideas tomadas de diversos lugares. 

Estefanía nos envía estas letras de tela, hechas siguiendo nuestro tutorial, y estos monstruítos, inspirados en los de Zapaburu, cuyo tutorial mostramos aquí.

 

 

Lidia ha estado estos últimos meses muy inspirada y nos ha mandado muchos proyectos: muñecas black apple customizadas, un bolso y un estuche hechos de un tejano reciclado, una medusa a partir de un guante viejo, una mochila que es un camisón reciclado y… ¡una muestra de scrapbooking!

 

  

 

  

 

Magda, de Bimobebe, decoró su stand en la feria Vadenens con unas piruletas de forro polar que hizo ella misma después de verlas aquí. Las puso por las paredes y en un cesto, y dice que a la gente le encantó la idea.

 

 

Sonia hizo un castillo de hadas a partir de este que os enseñamos en Kireei. Podéis ver más fotos en su blog, La charradica. La verdad es que le ha quedado genial.

 

 

Ana de Petilea nos mandó esta felicitación de Pascua, y en ella podemos ver los huevos de Pascua tan bonitos que hicieron sus hijas.

 

 

 

Emil, de quien ya os hablamos aquí, también nos ha enviado huevos de Pascua. Son huevos pintados según la tradición búlgara. ¿A qué han quedado espectaculares? Tendremos que pedirle un tutorial para la Pascua del año que viene…

 

 

Cristina compró en nuestra tienda el libro de Lotta Jandsdotter, Coser para los más pequeños es fácil, e hizo este bolso tan bonito:

 

Finalmente, podéis ver el monstruo de Vida de Monstruo que sorteamos aquí y que viajó de Alicante hasta Vigo, donde lo recibieron sus nuevos dueños. Le han puesto de nombre Papaventos. Gracias a Almudena por dejarnos mostrar las fotos de Papaventos en su nuevo hogar y a Soledad por crear al pequeño monstruito y permitir que encontrara su casa a través de Kireei.

 

 

Y esto es todo por hoy. Muchas gracias a todos los que nos habéis hecho llegar estas imágenes, y también a los que nos habéis escrito con sugerencias o recomendaciones. Nuestro buzón sigue abierto a vuestras ideas y proyectos.

 

Belleza matemática

 

Matemáticas y belleza son dos términos que pocas veces aparecen relacionados, aunque a veces están muy cerca, como se puede ver en los siguientes dos ejemplos.

Los fractales.

En 1975 el matemático Benoit Mandelbrot descubrió el llamado conjunto de Mandelbrot, un objeto geométrico con unas características muy especiales. Simplificando muchísimo: en cada ampliación de una zona del conjunto se reproducía de nuevo todo el conjunto completo, y esto se producía a cualquier escala, hasta el infinito. Cuando de acercas a un punto de un fractal y lo amplias obtienes de nuevo el fractal entero, sin pérdida de detalle.

De la fórmula del conjunto de Mandelbrot surgieron y siguen surgiendo miles de variaciones, cada una de las cuales forma figuras diferentes de detalle infinito. Podeis ver muchos ejemplos en Beautiful Fractals, de donde he extraído los siguientes:

 

 


La Rosa Kawasaki.

El matemático japonés Toshikazu Kawasaki, reconocido por sus estudios teóricos sobre la relación entre el arte del oragami y las matemáticas, ideó una forma de doblar un papel en espiral. A partir de ella creó una de las figuras más bellas que se pueden conseguir simplemente doblando un papel cuadrado, sin cortes ni pegamento, solo plegado. Kawasaki enseñó a su amigo Joseph Wu a formar la rosa, este a su vez regaló una a su amigo Winson Chan que, tras un cuidadoso proceso de desdoblado, creó un esquema. Al pie del mismo puso una nota que decía que era para uso personal y de amigos, pero no para hacer copias masivas. Como podéis imaginar el esquema llegó a la red y hoy está al alcance de cualquiera en google.

Como el plegado de esta rosa es relativamente complejo han surgido múltiples variantes más simples, pero ninguna iguala la belleza de la original, que tras varios intentos frustrados he conseguido por fin plegar este fin de semana. Aquí os dejo mi rosa, aunque al ser la primera que consigo, dista mucho de ser perfecta. Podeis encontrar muchos más ejemplos e incluso tutoriales en vídeo en youtube, por si os animais a intentarlo. Si es así os aconsejo empezar por alguna de las imitaciones salvo que tengais experiencia, porque intentar plegar la Kasawaki desde el esquema original no es nada fácil. Una vez creadas unas cuantas de las imitaciones ya se intuye cual es la intención de los pliegues del esquema y se pliega con más facilidad.

 

 

Yvonne U.E.

 

Yvonne U.E es lectora de Kireei, llegué a su galería Flickr pinchando en su enlace en un comentario y, como os podéis imaginar, después de ver sus maravillosas fotos no dudé en guardarlo para mostrarlo aquí, a todos.

Estos son los motivos que hicieron que llegara al mundo de la fotografía:

 

En una de mis estancias en Edimburgo en pleno festival decidí que en un futuro me gustaría formar parte del equipo que organizaba todo tipo de eventos, así que me vine de vuelta para el País Vasco y me puse a estudiar producción en una escuela especializada en cine. Ahí me enseñaron, entre otras cosas, cómo hacer la foto técnicamente perfecta, que era lo que valía y que no valía, lo que técnicamente era aceptable y por supuesto, no aceptable. Tanteé con distintas réflex, tanto analógicas como digitales, pero me costaba centrarme en "lo técnicamente correcto" ya que eran demasiados conceptos que no entendía.

Opté por la rama del teatro y teatro callejero y es entonces cuando, aprovechando la figura de foto fija que teníamos durante la pre-producción, empecé a interesarme más por la fotografía, recuerdo lo curioso que me parecía la importancia de la luz. Trabajábamos en salas con poca luz, así que siempre había que mover algún foco que otro. Y ahí es cuando me empezó a llamar la atención de verdad. Empecé sacando fotos en los ensayos, muchos retratos y escenas en movimiento con cámaras prestadas y profesionales en modo totalmente automático y con el dueño de la cámara vigilando de cerca y dando instrucciones. Luego empecé con mi cámara digital sacando paisajes y algo de macro. Entre idas y vueltas de aquí a Escocia por fin conseguí comprar una Reflex, Canon EOS 450D y un libro con tutoriales para empezar de cero, planteándome que lo que quería era disfrutar de la fotografía, hacer que fuera algo para mostrar mi día a día. Y ahí es cuando empezó la aventura en la que solo estábamos mi cámara y yo, hace un año aproximadamente.

Y así de repente, de la noche a la mañana me di cuenta que caminaba buscando pequeñas cosas, detalles, formas, líneas y luz, sobre todo luz. Y lo que más me gusta de todo es que a día de hoy miro las fotos y veo reflejado el estado de ánimo y lo que sentía cuando pulsé el botón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Me ha gustado mucho conocer su historia. Prueba que el verdadero talento y capacidad para emprender cualquier cosa no se transmite de fuera hacia dentro, sino todo lo contrario.

Me gusta la mezcla de fotos entre las que muestran lo cotidiano, lo pequeño y próximo y las que abarcan la inmensidad de la naturaleza, su grandeza, lo inabarcable que se presenta ante nuestros ojos. Está claro que estas dos mitades no son tan antagónicas como pueden parecer, sino que noche y día conviven en cada uno de nosotros, a pesar de la aparente contradicción.

¡Gracias, Yvonne!