Kristin and Kayla

 

Kristin and Kayla son las hijas de Jason, un fotógrafo especializado en bodas, que documenta en este blog la infancia de las niñas a través de muchas fotografías, algunas de su vida cotidiana, otras posadas en ingeniosas composiciones, todas muy divertidas, llenas de alegría y ganas de vivir. ¿No os parece que transmiten felicidad? 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta es una pequeña muestra de sus fotografías profesionales, en las que suele retratar a parejas. Aunque me gusta mucho más su trabajo con las niñas – más que nada por las maravillosas modelos – mantiene ese espíritu alegre y divertido que tanto me ha gustado. Podéis ver más en su blog y en su web profesional.

 

 

 

 

Gracias a Lore, que nos escribió hablándonos del trabajo de Jason y ha hecho posible que os lo pudiéramos enseñar aquí.

 

 

Yoga con gracia

 

En nuestra sección eco hoy os muestro un proyecto de reconversión de una antigua fábrica textil en Yoga con gracia, un taller de yoga en el barrio de Gracia, en Barcelona.

Me cuenta su propietaria, Juliette Allard, que cuando llegaron a la fábrica su objetivo fue no tocar apenas nada pero añadir toques orgánicos y naturales, como la madera de pino para la tarima, no tratada con elementos nocivos.

Se restauraron 15 ventanas, y se llenó el local con mobiliario de segunda mano, recuperado de la calle o de anticuarios. Juliette tapizó las sillas con telas que había estado guardando desde que las consiguió como ayudante de decoración de cine y publicidad. Las cortinas son sábanas de abuelas, mezcla de lino y algodón, con una caída muy bonita. Las estanterías son cajas de vino, para guardar velas e inciensos. El pomo de la puerta de entrada es el respaldo de una silla, este toque les encanta a sus alumnos. También es una idea de reciclaje ya que se recuperó de una silla rota.

Para Juliette este local es una mezcla entre La India y Nueva York donde practicó y aprendió. Con el estilo que le ha dado ha querido huir del halo espiritual-místico, que personalmente no le corresponde. Ha preferido impregnarlo de ese espíritu reciclador que le caracteriza y que lo hace más accesible a la gente del barrio que acude a las clases, muchos de ellos, fans de Kireei, como me cuenta.

Aquí podéis ver fotos del local. Se ve muy acogedor y un buen lugar para relajarse y enriquecerse personalmente.
 

                             

              

 

        

 

           

 

            

 

 

Pollo con ensalada griega

 

¿Os habéis hartado del pollo a la plancha? Yo sí, no hay nada más desangelado. Aquí tenéis una genial idea para darle vida, y además transportaros a los aromas y sabores de Grecia. La receta no es mía, es de Martha.

 

 

Ingredientes para dos personas:

1 pechuga grande de pollo

4 tomates pequeños o un puñado de tomates cherry

Queso fetta

Aceitunas negras

Unas hojas de menta

Sal

Especias: orégano, albahaca

 

 

Proceso:

Mientras se asa la pechuga a la plancha se prepara la ensalada en un bol con tomates, aceitunas negras, queso feta, unas hojas de menta, aceite de oliva, sal, especias, todo mezclado.

Cuando el pollo esté listo se monta todo en el mismo plato, de esta manera se imprega de todos los sabores de la ensalada, dándole la menta un toque de frescor buenísimo.

 

 

Más fácil no puede ser, en un cuarto de hora tenéis preparada una cena especial.

 

 

Huevos de Pascua

 

Hace casi un año os mostramos unos huevos de Pascua decorados con colorante alimentario (también otros con un collage de papel de seda). De los primeros os quiero hablar hoy. Si bien la técnica para teñirlos es muy sencilla y ya la explicamos sobradamente el año pasado, he visto en el blog de Abby, Abby Try Again, estas fotografías maravillosas que describen sin palabras todo el proceso y se recrean en las posibilidades estéticas de unos simples huevos pintados. Abby ha tenido la amabilidad de permitirnos compartirlas con vosotros.

 

 

Se trata de un proceso bien sencillo, al alcance de cualquiera, y con un resultado espectacular. Aunque hay formas mucho más laboriosas y sofisticadas de decorar un huevo, algunas de las cuales os sugerimos hace poco aquí, en Kireei seguimos apostando por teñir algunos huevos de la manera tradicional y más sencilla. ¡Os animamos a que nos enviéis imágenes de los vuestros!

 

Quisiera tener…

 

 

Cuando estoy sola en una librería, con la única compañía del librero enfrascado en su tarea y los miles de libros que me rodean, siento que estoy en el centro de un universo lleno de voces que me llaman. En cada libro hay un retazo de un alma desconocida que se expresa a través de palabras e imágenes, utilizando diferentes lenguajes.

Quisiera tener… es uno de esos libros en los que las voces no buscan imponernos una visión concreta sino que, a través de la poesía, intentan sugerir más que desvelar. Es una colección de animales bellamente ilustrados, pero es también una sucesión de deseos: quisiera tener "las alas de la oca el día que toca marcharse" o "la selva de pensamientos del ciervo que escucha el bosque". Cada doble página lleva un recorte de cuaderno, con algo que el narrador quisiera tener, y la ilustración interpreta ese deseo. Quizá los niños pequeños no aprecien todo el significado de cada frase y solamente vean un dibujo de un animal lleno de detallitos en los que fijarse, pero no creo que sean inmunes a su poesía.

En el universo de la librería, este libro llama con su voz a los niños que quisieran volar como los pájaros, nadar como los peces; pero también a los adultos que no han olvidado las emociones y los anhelos de su infancia, que son, al fin y al cabo, un preludio de los de los adultos, tantas veces reprimidos y muchas veces identificados como inalcanzables. Cuanto más lo leo, más cosas me sugiere, y no todas puedo explicarlas con palabras.

 

 

 

 

Quisiera tener… Giovanna Zoboloni, Simona Mulazzani (il.), Los Cuatro Azules, 2009.

 

Paul Barbera

Paul Barbera es un fotógrafo australiano que ha trabajando en su país y en Europa, especializándose fotografía de interiores. Me gustan sus fotografías tan limpias y a la vez llenas de detalles e incluso desenfoques, en las que la luz toma protagonismo gracias a las sombras. Como todos los fotógrafos de lo cotidiano que os hemos enseñado, sus imágenes tienen la virtud de evocarnos sensaciones familiares.