Cómo comprar Kireei magazine en la tienda online

01_kireei_6_coaner_765

Kireei 6 en casa de Coaner

 

Cada cierto tiempo os recordamos cual es el proceso de compra de Kireei magazine en nuestra tienda online. Sois muchos los lectores que os habéis incorporado en los últimos meses y quizás aún no tengáis nuestra revista y os apetezca tenerla. Cada número cuesta 9 euros + 1 euro de envío, pero tenéis la posibilidad de suscribirse a dos números por 17 euros, cosa que supone un ahorro de 3 euros en total, la suscripción ahora mismo es para el número 6 que es el actual y el 7 que saldrá en septiembre. También podéis comprar packs de números anteriores con descuento. 2 números 14 euros, 3 números 21 euros y 4 números 28 euros, sin gastos de envío. El número 1 está agotado, y del 2 y 3 quedan pocos ejemplares.

Podéis comprar la revista o suscripción con cualquier tarjeta de crédito, la plataforma de pago es paypal pero esta acepta cualquier usuario a través de la opción “invitado”, no hace falta tener cuenta en paypal para comprar la revista con tarjeta de crédito, también lo podéis hacer desde el extranjero pues enviamos a todo el mundo. Podéis comprarla o suscribiros mediante transferencia bancaria también si lo preferís, escribidnos a cris@kireei.com y os daremos un número de cuenta. Seguid este enlace para ir la tienda online.

mrwonderful_colaboraciones_kireei-1

 Kireei 5 en casa de Mr Wonderful

 

kireei magazine 4

Kireei 4 en casa de Depeapa

 

FacilySencillo_KireeiMag3_03

Kireei 3 en casa de Fácil y sencillo

 

Kireei magazine1

Kireei 2 en casa de Heva de Tarjeta de embarque

 

 

Revista-Kireei1

Kireei 1 en casa de Food and Cook

La casa de Neus Casanova, diseñadora e interiorista de Degoma

degoma 2

 

Cuando vi la casa de la interiorista y diseñadora gráfica Neus Casanova por primera vez supe enseguida que quería publicarla en Kireei 6. Qué preciosidad de casa. Neus y su proyecto de interiorismo y diseño Degoma, además, es fantástica, me encantó lo fácil que resultó nuestra colaboración. El reportaje muchos de vosotros lo conocéis por la revista, aquí podéis ver una muestra. Paredes que hablan fue su título, y el artículo lo escribió Regina Rodríguez del blog Breakfast in Barcelona, un texto bellísimo, muy emotivo, sobre el barrio de Gracia en Barcelona hace 100 años, cuando en esta casa vivió el abuelo de uno de sus habitantes ahora. Podéis leer otra versión en su blog aquí y ver la casa en pleno desayuno.

Podéis ver más proyectos de Degoma en su web, me parecen todos una maravilla. Si tuviera un local o una casa para reformar me encantaría que lo hiciera Neus.

Podéis seguir las actualizaciones de Degoma en su página de Facebook.

Gracias Neus y Regina, por tanta belleza.

 

12-4-2015 11.4.56 1

 

0.portada1

 

degoma 3

 

degoma 4

 

degoma 5

 

degoma 6

 

degoma 7

 

degoma 8

 

degoma 10

 

degoma 12

 

444

 

plano degoma

 

 

 

Bonito look

di4c5720

Moomin, de Ivana Helsinki

Display de madera para colgantes

DIYMountainNecklaceDisplay7

 

 

Algo así necesito, qué buena idea la de The merry thought. Para no tener los colgantes enmarañados y guardados. Me gusta mucho. Es como tener un escaparate en casa.

 DIYMountainNecklaceDisplay1

 

DIYMountainNecklaceDisplay4

 

DIYMountainNecklaceDisplay12

Cosas que he dejado de hacer con los años y cosas que he empezado a hacer

8e9abcf16bfa4cd5cbdff86e6f7f4d65

Ilustración de Tatsuro Kiuchi

 

Cuando cumplí 30 años pensé que había alcanzado la madurez total y absoluta, pero cuando llegué a los 40 me di cuenta de lo lejos que estaba de madurar diez años atrás y pensé que entonces sí que me sentía completamente madura. Ahora que tengo 45 me da igual si soy madura o no y espero que a los 50 aún me importe menos.

Esto es algo que he notado en mis amigas, lo que observo también en redes, llega un momento que parecemos todas más infantiles, más gamberras, menos formales, como si hubiéramos retrocedido a nuestra época de adolescentes, con las mismas risas, incluso mejor, habiendo perdido las ideas fijas e inamovibles de entonces . Pero en realidad lejos de ser un retroceso es un avance. Porque efectivamente es un paso más en el crecimiento y maduración personal, como queráis llamarlo. Veis, me da igual incluso cómo llamarlo.

Estas son las cosas que he dejado de hacer en los últimos años y las cosas que he empezado a hacer.

  •  Relativizar, ver la escena desde fuera, no personalizarlo todo ni pasarlo todo por mi ombligo. Darle a las cosas la importancia que tienen, algunas veces mucha y otras ninguna.
  • Perder el miedo y la inseguridad. ¿Qué es lo peor que me puede pasar? Aparte de la muerte, del sufrimiento de la gente que quiero y de las perdidas profundas ¿qué mas puede pasar que no haya pasado ya? Cuando tienes una edad ya has pasado por muchas circunstancias personales difíciles, y las puedes relativizar mejor.
  • Dejar de decir sí o no, por defecto. Llega un momento que tienes mucho más claro cuando decir sí y cuando decir no, por tu propio bien y por el de los demás, porque en el fondo decir sí o no para hacer felices a los demás no es válido tampoco para ellos si te hace a ti infeliz.
  • Tomar decisiones más rápido. Sabes mejor lo que te gusta, lo que te motiva, las cosas para las que vales, y las que no. Todo se simplifica, la gente también te conoce mucho mejor y sabe por dónde van los tiros.
  • Dejar de castigarme y de culparme por las cosas que me ocurren. Sí, soy imperfecta, sí, cometo los mismos errores una y otra vez. 
  • Dejar de juzgarlo todo y a todos, y empezar a empatizar y entender, también a mi misma.

Soy consciente de que estoy en una de las mejores épocas de mi vida, con muy poca mochila a cuestas, y con la suficiente energía y entusiasmo todavía para vivir en modo “adolescente” la mayor parte del tiempo.

Cestas de metal

Útiles y decorativas, para almacenar cualquier cosa. Yo tenía una que encontré en un contenedor, y ahora mismo no sé qué hice de ella…

cesta de metal 2

The idea room

 

cesta de metal

Just the Bee’s Knees

 

cesta de alambre

Farmhouse Wares

 

cesta de metal 5

A bowl full of lemmons

 

cestas de metal 4

70 per cent

 

cestas de alambre 2

Vosges Paris