Viento del este, viento del oeste

 

Lolita Blahnik eligió Viento del este, viento del oeste como nombre para su blog por varios motivos. Por una parte Pearl S. Buck, la autora de este clásico, es la escritora preferida de su madre, por otra porque muchas de sus novelas tratan sobre las diferencias entre Oriente y Occidente y a ella le apasiona lo oriental, y finalmente porque el título de esta novela se adapta bien a lo que ella hace, tomar cosas de aquí y de allá y probarlas en casa.

 

 

La primera vez que aterricé en el blog de Lolita vi esta imagen y recuerdo que se la enseñé a mis compañeras de inmediato, de tanto que me gustó. No se si la composición fue casual o estudiada, no importa, de las dos maneras tiene mérito. Es original, divertida, tierna e incluso poética. Una foto que dice mucho de su autora, una persona que desde que recuerda siempre ha tejido, cosido, pintado… junto a los demás niños de su familia. De la mano de su madre, o de su tía, todos recibieron el mejor regalo, el de dar rienda suelta a la imaginación y plasmarlo en forma de acuarela, plastelina, costura, papiroflexia, etc. Todos los primos han acabado siendo de alguna manera u otra creativos.

 

 

 

 

 

Esta colcha también me encantó, está hecha con retales de Ikea, y acolchada a mano. La tuvo 8 meses en danza y muchas veces estuvo a punto de tirar la toalla e irse a Zara Home a comprarse una hecha pero, por suerte, venció su disciplina y deseo de hacerlo ella misma.

 

 

 

Otra de las constantes de su blog son las comidas, desayunos, almuerzos, panes, pasteles… se ve todo muy rico y se percibe el mimo y gusto por la cocina que tiene Lolita.

Pero lo que más abunda es el ganchillo y el punto. Bucear por este blog significa sumergirte en el mundo de la lana, el crochet, de tabis (calcetines tradicionales japoneses), chales de punto, swapetines, the joy of the knitter… todo este mundo me provoca curiosidad, admiración y envidia a partes iguales.

Lolita lleva 4 años escribiendo este blog, como "forma de ejercitar la creatividad, de conocer a un montón de personas que comparten intereses comunes, intercambiar conocimientos, aprender y atreverse a hacer cosas que ni pensabas que eras capaz de hacer. Integrarte en la comunidad bloguera te abre las puertas a un mundo sin limites en cuanto a conocimientos y recursos "crafties".  Eso sin contar a la gente que he tenido la suerte de conocer a traves del blog, me refiero a las chicas de Las Palmas Knits, el grupo "físico" con el que me reuno a tejer un par de veces al mes. Comprenden perfectamente que cuando visito otras ciudades haga una batida por las lanerias del lugar o que me lleve algo para tejer en el avión, incluso no me mirarían como si estuviese loca si decidiese adoptar una oveja merina, es reconfortante encontrar gente a la que le mueve lo mismo que tú!." Comparto al 100 % esta visión de la blog-esfera, y me parece un hecho extraordinario, como pocos.

  

 

 

Cierro este paseo por Viento del este, viento del oeste con Poppy, porque me parece absolutamente adorable, mirad los detalles, ¡qué preciosidad!. Pienso que esta muñeca representa muy bien la pasión de Lolita por la creatividad, el compañerismo, el gusto por hacer de su hogar su paraíso personal. Gracias, Lolita, por hacernos partícipes de tu mundo.

 

             

           

 

 

Lámparas de papel plisado

 

Últimamente, cuando me doy una vuelta por una bonita tienda online, aparte del puro placer estético que ese paseo supone, un sexto sentido que estoy desarrollando me avisa de un posible proyecto craft. Ante precios excesivos y con el ánimo y gusto de hacerlo yo misma, siempre me pregunto si eso que me ha gustado tanto lo podría hacer yo en casa.

Lo mismo le debe pasar a Kathy Elliot, pues al ver estas hermosas lámparas de papel plisado de la tienda danesa Rie Elise Larsen, se dispuso a hacerlas ella misma. Por suerte encontró un tutorial de Martha Stewart, precisamente, con la misma idea. ¡Vaya carambola!

Lo más difícil aquí es encontrar papeles bonitos, porque el proyecto es sencillísimo. Sólo hay que doblar el papel, hacer unos agujeros con un pequeño taladro a la misma altura, y pasar una cinta. ¿Conocéis alguna tienda de papeles decorativos? Kathy proporciona esta online, Paper Source, pero estaría bien conocer alguna local.

 

 

 

Y con el papel que nos sobre nos podemos aventurar a hacer un bonito móvil como este de pajaritos. 

 

 

La casa de Shella, en Essex

A principios del verano os mostramos una casa que habíamos visto en un reportage de Decor8. Se trataba de una casa inglesa de estilo bohemio que podéis ver aquí. La casa nos impactó tanto que hemos querido pedirle permiso a su propietaria, Shella Anderson, para enseñaros más imágenes. Es una casa tan bonita que no nos importa repetir, aunque seguramente algunas de las imágenes os puedan sonar de haberlas visto antes. Y si todavía os quedáis con ganas de más, esta es su galería en flickr: frillie designs.

 

 

      

 

 

 

No nos estraña que esta casa haya captado la atención de diversos medios dedicados al interiorismo y la decoración. (Las fotos anteriores son de Sussie Bell).

Sin embargo, hay una parte de la casa que me parece que no ha recibido la suficiente antención, y a mi me ha encantado. Mirad el jardín:

 

      

       

 

*Nota: Una atenta lectora nos avisa de que las tres primeras fotos de las cuatro imágenes de su jardín, son del jardín de la madre de Shella y no del suyo. ¡Ups! Muchas gracias, Maggie, por avisarnos del lapsus. En todo caso, queda demostrado que de tal palo, tal astilla.

 

Mosaico reciclado

 

He aquí una idea original para reciclar cajas de cartón comerciales, precisamente ahora que debéis haber acumulado unas cuantas después de los regalos de reyes. La misma técnica de collage se podría aplicar a los papeles de regalo, los pobres siempre suelen acabar por los suelos hechos bolas para más tarde convertirse en basura, en el mejor de los casos para reciclar. Da pena tirarlos, algunos son preciosos y, a veces, infinitamente más bonitos que el regalo en si.

En el tutorial completo de lilblueboo podréis ver el resto de las fotos. Incluso el soporte se puede hacer en casa con tablillas o cartón duro, puestos a hacerlo uno mismo… 

 

 

 

 

 

 

 

Little Home

Little Home, así se llama la sección de la tienda suiza Meubles & Cie dedicada a muebles y complementos para las habitaciones infantiles. Como la mayoría de tiendas del espacio francófono que he ido encontrando por la red (no importa que estén ubicadas en París, en Ginebra o en el Quebec) se adivina un amor por los materiales nobles trabajados a mano, pero también por lo reciclado, una nostalgia que se manifiesta a través de cierto aire retro o vintage, un compromiso entre el diseño y la funcionalidad, y (esto es lo malo) un alto poder adquisitivo. Pero esto último no es obstáculo para admirar sus propuestas y tomarlas como inspiración.

Desde muñecas de Apolline a muebles de plástico reciclado de Ineke Hans, desde juguetes de madera de Momoll a bloques de tela de Zid Zid Kids, desde camas evolutivas de Nonjetable a sujetalibros de Cocoon Couture… todo nos hace pensar en un entorno hasta cierto punto sofisticado, lleno de cosas bonitas, exclusivas, con un marcado sentido estético. Nostálgico y contemporaneo a la vez.


 

 

Trey Ratcliff

Trey Ratcliff, el autor de Stuck in Customs, es un verdadero especialista en fotografía HDR (de la que os hablamos aquí ). Y ha creado un sitio donde puedes encontrarte con todo un despliegue de información y grandes dotes para las relaciones. Stuck in Customs lleva veinte millones de visitas. Puedes encontrar un buen tutorial sobre HDR, ver sus comentarios sobre materiales de fotografía, lentes, trípodes, cámaras; así como saber de qué equipo dispone. Ha escrito recientemente un libro sobre sus espectaculares imágenes tomadas por todo el mundo. Cada día muestra una imagen a la venta, disponible en tamaño gigante montada sobre lienzo. ¡Este blog es una gozada! Y como muestra:

 

 

 

 

 

 

 

Puedes ver muchas más imágenes en su blog y en flickr.