Color en las habitaciones infantiles

>

Estamos siguiendo con mucho interés el concurso de Ohdeedoh, Small Kids Big Color. ¡Justamente hoy sabremos el ganador! En el momento de escribir esto, no ha sido anunciado todavía. Estas son algunas de mis imágenes preferidas, aunque es difícil escoger:

  

Cuantas habitaciones, todas diferentes, con su propio estilo y que evidencian mucho tiempo y amor dedicados a su decoración. Desde luego, no son habitaciones que se acostumbren a ver por estos lares, aunque cada vez más (y, todo hay que decirlo, en buena parte por causa de Ikea) es más fácil ver ambientes parecidos.

 

Píntame el día

>

El otro día publiqué una entrada en la que pensaba en voz alta acerca del flechazo que sentimos hacia la obra de ciertos artistas de manera instantánea. Cuando navegué por primera vez por el blog de Estíbaliz Hernández o, lo que es lo mismo, Píntame el día, sentí esa especie de conexión. Dice Esti que pinta, hace fotos y escribe, y que entra en su blog a descansar y respirar. Y yo entro en el suyo a inspirarme, a nutrirme, a soñar, a descansar y respirar también, con todas las joyas que ofrece. 

Pequeños textos como este:

 

 

La noche
espera al día
como
la tristeza
a la risa
como yo espero
a que llegue el sueño.

 

Sus bosques mágicos, con los personajes de sus sueños: pájaros, estrellas, árboles y plantas, raíces, animales, cuentos, tradición, folklore.
 

 

 

 

 

 

              Sus bellas piedras pintadas con tanta dedicación.

 

 

 

              Sus chapas, pequeños retales de su obra.

 

              Sus camisetas, diseñadas para Vitamina.

 

              Sus bellas fotos siempre cuentan una historia, un pedazo de vida.

 

 

 

 

Y textos como este:

La tonta de remate tenía el corazón más grande del mundo. Los latidos de su gran corazón se oían a distancia, a veces podías verlo moverse en su pecho e incluso la habían utilizado en alguna campaña de donación de órganos. Su novio en un principio se fijó en ese gran corazón, pero con el tiempo se acostumbró al volumen de los latidos, que rítmicamente le hacían dormir como un niño, y en él creció el hastío, la mediocridad… su relación se hizo mundana.
Llegó un día en que él quiso hacerla igual a las demás mujeres. “Si no tuvieras tan gran corazón quizá fueses más lista y más guapa; al fin y al cabo, ese corazón tuyo te consume mucha energía. Deberías pensar en serio en cambiarlo”.
A la tonta de remate que tenía el corazón más grande del mundo le salió una voz clara, transparente y serena. “Creo que ya sé lo que me sobra”.
 

Esti está preparando unos calendarios para el 2010, van directos a mi wishlist para las navidades.

 

Arte de reciclaje

>

Si lo piensas bien, de cualquier objeto se puede sacar provecho para hacer otra cosa. Hay gente que no solo lo piensa bien sino que además lo hace. Mirad algunos ejemplos vistos en recyclart, una web que sirve como portafolio de ideas de reciclaje.

 

Robot hecho con latas y chapas.

 

Joyas hechas con papel.

 

Macetas andantes.

 

Cabecero de cama hecho con lomos de libros.

 

Este porta CDs hecho con cassettes me ha hecho sonreir por la ironía. En un futuro no muy lejano pasará el CD a simple contenedor y así sucesivamente…

 

Los palets son los reyes del reciclaje para elementos de almacenaje y mobiliario.

 

Más calendarios de adviento

>

Hace unos días os dimos tres ideas para hacer vuestro propio calendario de adviento. Hoy os mostramos un par más, todavía hay tiempo de ponerlas en práctica.

 

 

La primera idea la hemos encontrado en el blog de Nikki, Whimsy Love. Se trata de aprovechar un organizador de tela que, en su caso, ya tenía en casa y justamente contaba con 24 bolsillos. Sin embargo, aquí el mérito no es tanto la estructura en la que se basa el calendario sino la imaginativa creación de los números. Aquí tenéis una muestra, visitad el blog de Nikki para ver todos los números e instrucciones detalladas.

 

Si no tenéis la suerte de disponer de un organizador de exactamente 24 bolsillos, cosa que sería mucha casualidad, siempre podéis fabricarlo y, si no se os da bien coser algo así, os propongo una alternativa muy sencilla: cosed a una tela bonita 24 bolsitas ya hechas (pueden ser las Fabler de Ikea o cualquier otra bolsita de la que dispongáis) y dedicaos a crear los números con ayuda de vuestros hijos. Puede ser muy divertido.

 

 

Otra alternativa muy original es la de Lindsey, que nos enseña en Inspiring Creations un calendario en forma de árbol de Navidad hecho con cajas de cerillas. Visitad su blog para instrucciones más detalladas y fotos del proceso.  

 

Chandelier de papel

>

Siempre me sorprende lo imaginativa y apañada que es la gente para crear un elemento decorativo para la casa por cuatro duros. Es el caso de Tanna (que nombre más bonito) de suiteliving, quien al levantarse una mañana y ver lo desangelado que tenía el dormitorio decidió hacer algo al respecto. Este bonito chandelier (lámpara de araña) lo creó con unos aros que encontró en un rastrillo, hilo dental (sí, habéis oido bien) y adhesivos redondos que iba pengando uno sobre el otro, dejando el hilo en el centro. ¿No os parece fantástica la idea?

 

 

 

En el blog de Lena Corwin he visto estos otros, más coloridos y elaborados. No aparece el tutorial, sólo la foto. Preciosos, ¿verdad? Qué toque más festivo aportan.

 

 

 

 

 

Habitaciones infantiles rústicas

>

Les llaman habitaciones rústicas, pero son perfectamente aplicables a a la decoración de cualquier hogar, lo sea o no. Las encontramos en la revista Country Living, edición digital. Las claves son detalles coloridos y hallazgos vintage. Yo añado: y pintar muebles de colores alegres pero con un punto pastel, decorar con detalles hechos a mano: muñecos colchas, banderines… y letras, letras de cartón, tela, madera… Una decoración asequible y alcance de todos.