La Alicia de Lola Anglada

                          

Hace un par de días os hablaba de una biblioteca de clásicos que me había robado el corazón. En muchas ocasiones hemos reseñado aquí en Kireei libros que nos gustan, y yo particularmente he insistido varias veces en la importancia de la biblioteca casera, del tesoro que representan ciertos libros (sobre todo cuando son descatalogados y nos quedamos con ellos, como obras que podemos disfrutar ahora y también como legado para nuestros hijos).

Los libros imprescindibles son aquellos que, cuando los descubres, necesitas conservarlos antes de que desaparezcan de las librerías (quien sabe durante cuanto tiempo, a merced del criterio de los editores). Y también aquellos que sabemos (o esperamos) que jamás van a dejar de reeditarse pero que son clásicos de gran valor. Incluso ahora, cuando el libro electrónico quiere despegar, el papel tiene un valor que los bits y su soporte tecnológico no pueden sustituir.

Muchas veces, cuando hemos hablado aquí de algunos de estos libros, algunas personas nos han preguntado dónde podían conseguirlos, o nos han contado que habían ido corriendo a su librería habitual para comprarlos. Para facilitar la tarea a aquellos lectores que no tengan una librería cerca, y porque nos apetece mimar nuestra pequeña tienda de objetos bonitos, hemos abierto en la sección de libros una Biblioteca de imprescindibles, en la que pondremos a la venta buena parte de los libros que vayamos reseñando, aquellos que consideramos recomendables sin duda alguna. No están todos los que son, pero son todos los que están.

 

·············································································

 

 

Alicia en el País de las Maravillas
Lewis Carroll

Hemos inaugurado esta Biblioteca de imprescindibles con unos pocos títulos, y el primero que vamos a reseñar es Alicia en el país de las maravillas. Se trata de una edición de Juventud, con ilustraciones de Lola Anglada y traducción del dramaturgo Juan Gutiérrez Gili (la primera traducción de la obra al castellano, datada en 1927). Al valor histórico de la traducción se unen las lustraciones de Anglada, cuya aportación es muy importante ya que se trata de una visión mediterranea en medio de un universo de ilustraciones de Alicia dominado por autores anglosajones.

 

 

Lola Anglada nació en 1893 en Barcelona y su obra se encuadra en el movimiento noucentista, especialmente por su vocación europeísta, moderna, urbana pero orgullosa de sus raíces, dentro de la tradición clásica y mediterranea. Lola Anglada cultivó durante su vida dos facetas artísticas: ilustración y literatura. Colaboró con Hachette y otras editoriales francesas y pasó varias épocas de su vida en París. En 1925 fundó la revista La Nuri, y publicó varios libros para niños con dibujos y textos propios. Tras la guerra civil, se retiró de la vida pública. Murió en 1984, y desde entonces, numerosas escuelas han sido bautizadas con su nombre. Podéis saber más acerca de Lola Anglada en lletrA (espacio de literatura de la UOC) y escriptors.cat (ambos enlaces en catalán).

 

 

Alicia en el país de las maravillas es una de las mejores obras de Lola Anglada en el campo de la ilustración, y consigue extraer lo que hay de universal en el personaje de Alicia sin traicionar en absoluto la imagen forjada a través de los anteriores ilustradores (especialmente Tenniel y Rackham, los más conocidos) pero aportando una visión muy personal y original.

Además, es una Alicia morena, igual que Alice Liddell, la niña a la cual el reverendo Dodgson regaló el manuscrito original, ilustrado por él mismo. Charles Dogdson, verdadero nombre de Lewis Carroll, inventó la historia para Alicia y sus hermanas (hijas de un amigo suyo) una tarde de 1862 en un paseo en barca por el Támesis. El cuento fue tejido a base de juegos de palabras, canciones populares inglesas, frases hechas, mucho sentido del humor y amor a lo absurdo. Estos ingredientes, combinados con el genio de Carroll, dieron lugar a una obra maestra. Y ahora que se avecina una ola de aliciamanía, gracias a la película de Tim Burton, nos parece que no está de más poner el ancla en la obra original en prevención de posibles excesos aliciamaníacos…

 

Fijáos en la cara de la carta. ¿No os recuerda muchísimo a los muñecos de Pilarín Bayés?

 

     

 

 

Por todos estos motivos, esta Alicia en el país de las maravillas tiene un lugar de honor en nuestra Biblioteca de imprescindibles. Esperamos que os guste tanto este libro como la selección de imprescindibles que iremos completando mes a mes.

 

Tímido cojín con flor

 

Un adorable proyecto craft para este lunes que abre la última semana de invierno. No lo he elegido expresamente pero me acabo de dar cuenta que contiene un elemento de invierno, el cojín y la sensación de calidez que da el fieltro, y uno de primavera con la flor. Seguid el enlace para ver el proceso completo y acceder a otro enlace que os llevará al tutorial de la flor.

Es de Lolly chops, un blog que nos gusta mucho y del que ya os hemos mostrado algun proyecto aquí y aquí.

 

 

 

 

 

 

 

Depeapa

 

No es la primera vez que Depeapa visita Kireei, ya pudimos conocer a Verónica de Arriba hace un tiempo en una de nuestras entrevistas. El universo handmade de esta ilustradora se compone de collares y broches de madera, broches de fieltro, ilustraciones y muñecos. Un estilo ilustrativo inconfundible aplicado a los complementos, una original manera de aplicar el arte a elementos de bisutería.

 

 

       

 

 

Verónica nos ha ofrecido un broche, de madera o fieltro, a elegir por el ganador. Solo tenéis que entrar en su tienda y dejar aquí abajo un comentario con lo que más os haya gustado.

Enlace a los broches de madera.

Enlace a los broches de fieltro.

Enlace a ilustraciones.

Un único comentario por usuario. El sorteo se cerrará el 21 de marzo a las 8 de la tarde y el ganador se anunciará el lunes 22 de marzo.

 

        

     

 

 

Nota: Además de anunciarlo públicamente aquí, nos pondremos en contacto con el ganador a través del correo electrónico con el que se haya dado de alta en Kireei. Si el ganador no responde en un plazo de 20 días, consideraremos que renuncia al regalo.

 

 

Seres felices. Ha ganado…

Los comentarios para entrar en el sorteo de Seres felices se cerraron ayer domingo, 14 de marzo, a las 8 de la tarde. Una vez realizado el sorteo, ha ganado el comentario 120 cuyo usuario es…

 

 

¡Enhorabuena! Y gracias a todos por participar.
En breve nos pondremos en contacto con la persona ganadora.
———————————————————————————————–
El sorteo se ha realizado a traves del generador de numeros al azar www.random.org.
 
 

Flash mobs

Si ponéis flash mob en google os van a salir montones de enlaces con explicaciones acerca de lo que es o no es flash mob, y toneladas de videos con ejemplos de muy diversa calidad. En Youtube hay muchísimos videos. Algunos flash mobs son cantos al absurdo, invitaciones a la transgresión. Otros tienen una finalidad política (a veces más bien vaga) o reivindicativa. También hay flash mobs puramente lúdicos, y desde que se han hecho populares, incluso se han aprovechado para espectáculos televisivos y anuncios. Pero, ¿en qué se basa un flash mob? Básicamente en una multitud convocada a través de algún soporte digital (principalmente internet) que se da cita en un lugar concreto para realizar una acción.

Al principio, la acción podía ser simplemente una guerra de almohadas o pasearse sin pantalones. Pero cada vez se han ido sofisticando hasta tal punto que los participantes se dan cita previa en otro lugar para ensayar en tiempo récord elaboradas coreografías hasta hacer dudar de la espontaneïdad de muchas de estas acciones. Sin embargo, lo que es invariable es la cara de incredulidad de los transeuntes ajenos a la acción, que se sorprenden de ver cómo muchos de los que aparentemente comparten su rol de meros espectadores acaban formando parte de la "actuación".

 

Algunos de mis flash mobs preferidos, que quizá ya conozcáis:

 

I love lunch! The musical, aunque aquí no se puede decir que haya precisamente una "multitud".

 

Una sorpresa para Ophra Winfrey (aquí sí que hay una verdadera multitud en la que 800 son bailarines profesionales y el resto, más de 20.000, aprendieron la coreografía por internet), I Gotta Feeling.

 

Frozen Grand Central, estatuas humanas en la estación Grand Central de Nueva York. Lo mejor, la reacción de los transeuntes.

 

The T-Mobile Dance, para un anuncio, en Liverpool Street Station. Es divertido ver cómo la gente participa también… 

 

Stockholm tribute to Michael Jackson. 300 bailarines se aprendieron la coreografía en 30 minutos. Hay dos bailes: uno de día y otro de noche en medio de la calle. La idea fue copiada en varias ciudades, por ejemplo en Bucarest (hay 3 acciones, con la misma coreografía pero en 3 sitios diferentes, el primero en medio de una calle, luego en un centro comercial y finalmente en una estación).

 

El que más me gusta es este, que me pasó Cris hace unos días, Sound of Music en Amberes (Bélgica). La primera vez que lo vi incluso me emocionó, lo que me hizo sentirme bastante tonta. Pero es que parece inevitable que ver a tanta gente haciendo algo inesperado, y todos a la vez, en lugar de ignorarse como es habitual, nos haga recordar alguna cosa sobre la naturaleza humana que teníamos olvidada. Al final, los participantes del flash mob vuelven a mezclarse con la multitud, como si nada hubiera pasado, pero la gente se queda con una sonrisa en la cara…

 

 

 

Añadido el 14 de marzo a las 14:14: En un comentario thais nos recomienda una Ópera en el Mercado Central de Valencia. Es tan emocionante que la añado a nuestra lista, no os la perdáis: Ópera en el Mercado.

Regalos para el día del padre, hechos en casa

 

Faltan 5 días para el día del padre, tiempo suficiente para hacerle un regalo hecho a mano, seguro que lo apreciará más que cualquier otra cosa. Aquí tenéis algunas ideas:

 

Un taco de notas con dibujos, de Martha Stewart.

 

Marcalibros con fotos, de Martha Stewart.

 

Material de oficina forrado con telas, de How about orange.

 

Postal con un barco, de Nini makes.

 

Posavasos de corcho pintados, de Let’s explore.

 

 

Siluetas de foto enmarcadas, de Activity village.