Para no caerse
de la cama

 

 

Cuando mi hijo de dos años quiso tener su propia habitación no me atraía la idea de poner una cama convencional: él se movía mucho, se levantaba en sueños y temía que se cayera. Ni siquiera una baranda parecía efectiva. Así que dimos con la solución perfecta: una cama en el suelo. Por experiencia propia – con dos años le entusiasmaba su nueva habitación pero no la idea de quedarse a dormir él solo – puedo dar fe de que era muy cómoda. Tomando la precaución de airear el colchón a diario y mantener el suelo siempre muy limpio es una solución práctica y divertida. A todos los niños que nos visitaban les encantaba la idea: por fin una cama en la que saltar sin peligro y a la que incluso los bebés podían subir sin ayuda. Es buena idea cubrirla con una colcha durante el día para que no se ensucie la ropa de cama porque el uso que se le da a una cama así suele ser intensivo. No conservo fotos de aquella habitación, pero este es un ejemplo muy similar.

Una respuesta a Para no caerse
de la cama

  1. 1
    TeresaL dice:

    Yo la conocía como "cama hippie" ;) En vez de poner el colchón sobre el suelo, se pueden utilizar también las estructuras de madera que se usan para transportar mercaderías (en Argentina se los llama "pallets") o las que se usan para armar pisos de madera en los jardines ("decks").

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>