Puedes escoger gratitud

ryo

Ilustración de Ryo Takemasa

 

El post de hoy es doble, quiero hablar de gratitud y de escoger, dos cosas que han cambiado mi vida en los últimos años.

Sobre gratitud escribí hace un tiempo, en el post que llamé “lo que pasó cuando dejé de estar enfadada con la vida”. En el hablaba de cómo empecé a sentir gratitud de manera profunda, y no solo en la esfera teórica y superficial. Todos sabemos que hay que sentir gratitud por lo que tenemos, para sentirnos más felices con lo que tenemos y no infelices por lo que ansiamos o lo que no hemos podido tener o experimentar. Pero, ¿sentimos en realidad gratitud? ¿o nos pasamos la vida pensando que merecemos más, que la vida no ha sido justa con nosotros, que deberíamos estar mejor, etc?

Sentir gratitud en tu día a día no es tan fácil como parece, es un cambio de actitud bastante radical, que requiere un proceso.

Un proceso que empieza el día que escoges gratitud y desechas enfado, lamento, victimización, y un sinfín de malestares que arrastras.

Porque escoger, o tomar decisiones (que viene a ser lo mismo) es uno de los actos más potentes que hay para tomar el camino hacia una vida mejor.

Es como fijarte una misión en la vida y no abandonar hasta conseguirla, hacer algo por una causa elevada. Y no hay causa más elevada que hacer cosas para sentirse bien con uno mismo, porque es el inicio para que todas las demás causas sean viables. Cuando tu estás bien, todo puede ir a mejor.

El día que escoges vivir desde la gratitud tu vida cambia. Hay parones, por supuesto, y retrocesos, pero si sigues entrenándote, y persistiendo, poco a poco se va integrando de manera imperceptible, hasta que al final ya notas que vives con la gratitud en piloto automático.

Te llega una mala noticia, la que sea. Durante unos instantes por supuesto te afecta, pero pasados esos momentos de malestar tu piloto automático te lleva hacia adelante, te hace ver el vaso medio lleno, o mirar a los lados en busca de alternativas, o simplemente a aceptar lo inevitable. Pero no te quedas anclada en el lamento y en reconcomerse, en las pataletas estériles. Sentir infinita gratitud te hace ser muy práctica, muy rápida. Y no es que ya no te afecte nada, simplemente no dejas que te afecte de más, eliges que no te afecte de más.

Y lo notas, un sinfín de situaciones ya no son un problema para ti, la mayoría de las cosas de la vida pasan a ser insignificantes. De repente hablando con la gente te das cuenta de tu yo antiguo, de cómo hablabas antes, de tus similares lamentos del pasado, y notas que has crecido.

Y eres consciente de que para sentir gratitud en tu día a día, has tenido que salir de tu ombligo, de tu diminuto mundo, y has tenido que alejarte y situarte en un mundo más amplio, más neutro y objetivo, menos tuyo, donde la gratitud la puedes sentir más a flor de piel, donde ya queda poco rastro de tus malestares personales del pasado.

8 respuestas a Puedes escoger gratitud

  1. 1
    virginia dice:

    buenos días, Cristina,
    Suscribo todas tus palabras :) y como te dije hace algunos días, (mira que he repetido veces, la frase y no recuerdo su autora :( El amor no es un sentimiento, es una decisión.
    Feliz domingo

  2. 3
    Marga dice:

    Así es, Cris. Lo hemos hablado muchas veces en estos dos últimos años. Vivir con gratitud es una actitud a la que hay querer llegar. Quiero decir, hay que estar abiertos y ser conscientes para aprender, aceptar y cambiar. Cuando llegas, ya nunca más vuelves atrás. Los beneficios son muchos, principalmente paz y serenidad, y de ahí deriva todo lo demás (felicidad, fuerza, motivación, valentía…). Mi mantra: SERENIDAD para aceptar lo que no puedo cambiar; VALOR para cambiar lo que puedo; SABIDURIA para ver la diferencia.
    Un beso grande!

  3. 4
    Asun dice:

    Gracias Cris. Tus inspiraciones son maravillosas. Además, como dices, es un entrenamiento, sentir de verdad la gratitud nos hace estar más conscientes, y de paso, intentamos construir un mundo más justo.
    Feliz día!

  4. 5
    Vicky dice:

    Me encantó! he tomado esa postura hace mucho, es lo que nos hace felices sin dudas! hermoso post! besote y buen domingo!

  5. 6
    Lourdes dice:

    Oye, de verdad que tú no lees la mente? yo creo que sí, tiene súper poderes y sabes lo que pienso, estoy segura de que vives dentro de mi cabeza a veces, porque sabes lo que pienso. Solo que tú lo cuentas infinitamente mejor que yo.

  6. 7
    Carla dice:

    Qué lindo lo que has escrito! Me has hecho reflexionar; vivir en gratitud es el resultado de elegir un nuevo modo de ver la vida. Muchas gracias!!

  7. 8
    alicia dice:

    MAGNÍFICO! El poder de nuestras decisiones es inmenso y cuánto nos puede sorprender la inmediatez, casi la “instantaneidad” de los efectos de tomar una decisión. De ir a la deriva a tener un rumbo. QUé sabiamente expresado y qué sabia filosofía, que se elige y se entrena.
    Muy inspirador. GRACIAS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>