¿Qué pasa cuando nos autoengañamos durante mucho tiempo?

quote kireei

 

Que acabamos creyéndonos nuestro propio engaño.

Que levante la mano quien no se ha autoengañado una o mil veces. Con nuestras relaciones amorosas, por ejemplo. Es muy común ignorar todas las banderas rojas que como señales poderosas nos dicen que debemos huir y sin embargo, seguimos anclados a la relación, mientras nos contamos la historia que queremos oír. Que las cosas mejorarán, que el o ella cambiará, que mejor estar así que solo.

O con nuestra situación laboral. Nos contamos la historia de que más vale este trabajo que por lo menos nos da de comer, aunque nos haga tremendamente infelices, y así, pasamos los años sin enfrentarnos a la cruda verdad, al hecho de que estamos pasando los mejores años de nuestra vida en un trabajo que no nos lleva a ningún sitio y menos a sentirnos bien.

O nuestras relaciones en general. Cuántas veces nos decimos que vamos a decir que no más a menudo, para a continuación ser incapaces de decir que no por miedo al rechazo o a que no nos quieran. Cuántas cosas hacemos por inercia, contándonos la historia de que así es como se hacen las cosas.

Enfrentarse a la verdad es difícil, duele, nos deja vulnerables, inseguros, desnudos. Pero nos hace infinitamente más libres, más dueños de nuestra vida. Cuánto más tiempo pasamos autoengañándonos más tardamos en conocernos a fondo, y vale la pena conocerse bien a fondo, aunque como ya decían los filósofos en la antigüedad lo más difícil en la vida es conocerte a ti mismo.

Pero no por eso vamos a dejar de intentarlo. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>