Sal y azúcar

>

En The Conscious Kitchen, un blog sobre cocina vegana y consumo ético, hemos encontrado las recetas para hacer sal y azúcar aromáticos. Almacenados en recipientes bonitos, son una manera de darle un poco más de vida a nuestra cocina y, sobre todo, a nuestros platos. Hemos pedido permiso a la autora para reproducir aquí sus recetas, pero nos hemos dado cuenta de que sería un trabajo en gran parte inútil puesto que muchos de los ingredientes que utiliza son muy difíciles o casi imposibles de encontrar en España (como, por ejemplo, los limones Meyer). Es seguro que podéis inventar versiones propias utilizando ingredientes locales. Lo único que hace falta tener en cuenta es que los ingredientes que se utilicen deben ser secos, y si guardan cierto grado de humedad, deben secarse (usando el horno).

 

Sales aromatizadas.

 

 

 

A modo de ejemplo, para que os inspiréis, estas son algunas de las mezclas propuestas:

Con sal de Hawai:

Media taza de sal.

La ralladura de una lima.

2 cucharaditas de ají amarillo en polvo.

1/8 de cucharadita de pimienta de cayena.

Esta mezcla requiere ser horneada a 150 grados durante 20 minutos o hasta que se seque la ralladura.

 

Con flor de sal:

Media taza de sal. 

La ralladura de un limón de Meyer y medio. (Sustituir por ralladura de naranja, o de naranja con limón).

Esta mezcla requiere ser horneada a 150 grados durante 20 minutos o hasta que se seque la ralladura.

 

Con sal rosa del Himalaya:

Media taza de sal.

2 cucharadas de cacao.

2 de anís estrellado.

1 vaina de vainilla usada (vacía) y seca.

Triturad todos los ingredientes (por ejemplo, con un molinillo de café) hasta que quede fino. 

 

Azúcares aromatizados.

 

 

 

 

El azúcar debe guardarse en recipientes herméticos y se ha de ir con mucho cuidado con la humedad, porque lo apelmaza. Algunos de los ingredientes que se pueden usar, a parte del propio azúcar, son: cacao en polvo, frutas desecadas, anís, pimienta, nuez moscada, canela, cardamomo, jengibre, romero, pétalos de rosa desecados…

 ¿Os imagináis aderezando un entrecot, un pescado a la parrilla, una ensalada o una pizza casera con estas sales? Y, ¿qué me decís de un tazón de yogur con fruta y azúcar aromatizado? Postres, bombones, cremas, tostadas con mantequilla… todo un mundo de posibilidades para contentar el gusto, el olfato, la vista e incluso el tacto y el oído (algunas mezclas son muy crujientes).

 

 

Una respuesta a Sal y azúcar

  1. 1
    martin dice:

    para que sirven estas sales y azucares? me interesa el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>