Archivo de la etiqueta: la mirada

No tengas prisa

tortuga

 

No tengas prisa. Todo toma su tiempo.

Puedes conocer a alguien y enamorarte a primera vista el primer día, pedirle matrimonio el segundo y casarte el tercero. Y podría funcionar.
Pero normalmente algo funciona de manera sólida a largo plazo cuando se construye desde los cimientos. Sin prisa.

Yo tengo mucha paciencia pero al mismo tiempo soy tremendamente ansiosa. Vivo anclada en el futuro, con el ansia de que pasen las cosas ya. Pero poco a poco he ido aprendiendo a calmar ese ansia.

Ahora que me dispongo a montar un estudio/productora de proyectos sé que necesitaré 6 meses para orquestar el lanzamiento, 1 año para engrasar la maquinaria, 2 años para que esté el rodaje acabado, y 5 años para ser un referente sólido en el entorno, para tener la marca consolidada.

Eso lo he aprendido porque ya he pasado por el proceso de montar Kireei y La Mirada. Kireei tiene 8 años y La Mirada 3.

Por eso os lanzo este mensaje hoy. No tengáis prisa, todo toma su tiempo, orquestad vuestro proyecto desde los cimientos ladrillo a ladrillo. Un proyecto es como una relación personal, porque de hecho son las personas la clave de todo y algunas cosas no pueden pasar si antes no se han madurado otras cosas.

No tener prisa no quiere decir no trabajarlo con constancia y siempre hacia adelante. Como cualquier maquinaria ha de ponerse en marcha todos los días. No funcionan los proyectos cuando empiezas a orquestarlos y al cabo de unos meses paras, entonces se oxidan. Lo mismo cuando los lanzas y no llevas una rutina sólida, organizada y disciplinada con tu proyecto. La misma que tendrías si trabajaras por cuenta ajena, fichando todos los días.

Todo toma su tiempo pero hace falta constancia, y consistencia. Ejecutar todos los días y ejecutar con efectividad, con estrategia, no al tuntún.

Acabé el sermón de hoy.

¿Cómo pasar al siguiente nivel en tu proyecto?

PortadaDecalogo del emprendedor

 

Lo que te ha llevado hasta aquí en tu proyecto no es lo mismo que te llevará hasta el siguiente nivel. Esa es la gran clave de la cuestión. Algo que entendí hace unos años y que me hizo ponerme en marcha hacia el siguiente nivel con una planificación distinta a la que me había llevado hasta aquel punto.

Para pasar al siguiente nivel entran en juego otras dinámicas, otras estrategias. Entra en juego salir del huevo y trazar alianzas, puentes, colaboraciones. También entran otras personas, no necesariamente como socias pero sí de una manera significativa.

Con nuestro proyecto emprendedor pasa un poco como en el aprendizaje del inglés, empezar es relativamente fácil, pasar de nivel muy difícil, fosilizarte en un nivel inicial es lo típico, abandonar también.

Empezar a emprender es relativamente fácil, los primeros estadios dependen de ti solamente, dependen de crear algo, ponerlo en venta en una tienda online y hacer difusión en redes sociales para situarte en el mapa. Pero pasar al siguiente nivel, el nivel que supone afianzar el proyecto y que nos dé de comer de forma sólida es más difícil.

La visión cortoplacista nos lleva a pensar que emprender se trata de poner en marcha el primer nivel e ir creciendo en ventas, pero no se puede crecer en ventas en el largo plazo si no asumimos y ponemos en marcha la maquinaria para pasar al siguiente nivel.
Yo ya estoy poniendo en marcha la maquinaria para mi siguiente nivel. Quizás no sea un paso de gigante (mis pasos nunca lo son) pero me impulsará hacia adelante seguro. Y esto es lo que quiero ayudaros con mis cursos y mis mentorías, a que paséis a vuestro siguiente nivel.

La tercera edición de UN TRABAJO A TU MEDIDA saldrá en venta a mediados de marzo y empezará a mediados de abril.
Y en mayo pondré en venta las mentorías individualizadas para realizarlas a lo largo del verano y que podáis al inicio de septiembre poner vuestra maquinaria en marcha para pasar al siguiente nivel.

Si os sucribís a la Newsletter de La Mirada tendréis toda la información de primera mano y además podréis descargaros gratis el decálogo del emprendedor. Podéis suscribiros aquí.


 

Mi mayor ventaja y desventaja a la hora de emprender

quote la mirada

 

Mi mayor ventaja y desventaja a la hora de emprender ha sido hacerlo todo yo en solitario. Aunque el arranque de Kireei fue acompañada llevo la mayor parte de los años de emprendedora haciéndolo en solitario.
 
Ventaja:

Hacer todo tú te supone una gran ventaja, que es la de poder iniciar un proyecto con poco presupuesto y sin tener que estructurarlo de manera empresarial. Yo sola he sido capaz de poner en marcha una editorial, cosa impensable antes. Internet ha hecho esto posible. Poder construir toda una red de seguidores y colaboradores sin salir de casa y sin tener una amplia infraestructura.
 
Desventaja:

Hacer todo tú supone construir tu proyecto de manera muy lenta. Lógicamente no te puedes clonar en cinco personas a la vez y si además no puedes dejar tu trabajo por cuenta ajena por motivos económicos la construcción del proyecto aún se convierte en más lenta.
Además, para ser capaz de darle un impulso extra al proyecto y llevarlo al siguiente nivel llega un momento en que ya necesitas navegar acompañado.
 
Con La Mirada lo que pretendo es formar a los que empezáis en solitario, porque esta formación será la base sólida sobre la que construiréis vuestro proyecto, aunque sea lentamente.
 
Pero, como os decía la semana pasada, quiero dar un paso más allá, y además de formaros acompañaros en la ejecución de vuestros proyectos. Esto será a partir de septiembre, cuando yo también me acompañe de un equipo de gente que lo haga posible.Porque mi siguiente nivel, el que yo quiero iniciar lo concibo en equipo.
 
Poco a poco os iré contando cómo lo haré posible, y cómo lo articularé para que los que estáis en La Mirada, no sólo os forméis sino que también obtengáis los instrumentos necesarios para llevar vuestros proyectos al siguiente nivel.
 
Este verano haré mentorías individualizadas profundas, para dar un buen repaso de arriba abajo a vuestros proyectos y ver qué necesitan. Será el primer paso para llevar vuestros proyectos acompañados. Sé que este es el talón de Aquiles de muchos de los que emprendéis, el techo con el que os encontráis por tener que hacerlo todo en solitario, un techo que no os permite avanzar ni ver los resultados económicos que necesitáis.
 
Os mantendré informados.
Hasta que llegue el verano os podéis empapar de marketing y emprendimiento con El Cuaderno del Emprendedor. 100 páginas de zumo exprimido de experiencia emprendedora y de guía para hacer un marketing efectivo. Solo cuesta 23 euros y os lo podéis descargar en PDF.

¿Cómo lo hago?

cris camarena

 

Esta es una de las preguntas que más me hace la gente. ¿Cómo lo hago? ¿Cómo hago para hacer tantas cosas?

Necesitaría cuatro posts para explicar los pormenores, pero sin entrar en detalles micro, en el macro el secreto es muy sencillo. Os cuento:

Trabajo 8 horas al día, como todo el mundo. Pero son 8 horas que me cunden muchísimo, soy muy productiva, disciplinada, con mucha fuerza de voluntad y muy muy práctica. Esto hace que a esas 8 horas diarias le saque muchísimo jugo.

Todas estas cosas buenas tienen su cruz, porque todas nuestras fortalezas son también nuestras debilidades, pero de eso hablaré en otro post.

Como veis, no hay nada fuera de lo común. El otro día hablaba de hacer músculo, de ser muy constante. Esa es una de las grandes claves, que engloba la disciplina, la fuerza de voluntad, etc.

Por otra parte, bromeando siempre digo también que hago mucho porque tengo una vida muy tranquila. En casa estamos Biel y yo solos, vivimos en un pueblo pequeño, entonces las posibilidades de distracción son mínimas. Mis proyectos son mi ventana al mundo, mi diversión, en mi tiempo libro elijo leer algo relacionado con el marketing, o hacer algún curso como alumna, cosas así, ahora eso es lo que me divierte. Lo que más me apetece en mi tiempo libre es trabajar en mi proyecto. De ahí que saque también mucho jugo de los fines de semana, las vacaciones y las noches.

Otra de las claves, y es la que comento mucho en mi curso “Un trabajo a tu medida” que empieza la semana que viene es la gran pasión, o sed o amor que siento hacia lo que emprendo, las ganas infinitas que tengo de hacerlo posible, de hacer las cosas de otra manera, de demostrarme a mi y al mundo que se puede vivir contracorriente y no solo sobrevivir sino también hacer cosas fantásticas y coherentes y que tengan un impacto positivo.

Y una de las claves también está en las renuncias. Hago tanto porque dejo de hacer muchas cosas. Mi día tiene 8 horas y para hacer tanto en esas 8 horas tengo que dejar de hacer muchas cosas también. Mi elección de vida, ese deseo tan fuerte de hacer posible este proyecto me permite renunciar a muchas cosas. No podría renunciar a tanto si el proyecto no me diera tantísimo.

Resumiendo son cuatro cosas: trabajo muy efectivo, desarrollo de los proyectos en mi tiempo libre, enorme deseo de hacerlo posible y muchas renuncias.

Esta semana lanzo mi curso “Un trabajo a tu medida” en el que cuento cómo desarrollo mis proyectos y muchísimas cosas más. Es un curso inspirador y práctico, macro y micro. En el podréis entender qué hace falta para hacer posible un proyecto sólido y también veréis concretamente cómo hacerlo.

 

 

 

Una de las claves para que tu proyecto brille es hacer músculo

unnamed

 

La siguiente es la Newsletter que envié desde La Mirada la semana pasada. Si os queréis suscribir para recibirlas en vuestro buzón podéis hacerlo aquí, además recibiréis un PDF descargable gratis, Las 10 cualidades para emprender a largo plazo.

 

Hacía tiempo que no os mandaba una Newsletter y me ha costado ponerme, he perdido músculo.

A menudo hago esta comparación, no solo para los emprendimientos sino para la vida en general. Se trata de hacer músculo, de crear hábitos, rutinas, esfuerzos, prácticas.

En todo, en la empresa que queréis montar para lanzar y hacer crecer es indispensable la constancia.

En los propósitos que nos hacemos a principio de año también. Podéis desear cambiar todo y sin embargo no cambiar nada si no os ponéis día a día a cambiarlo.

Y en la vida, también. El crecimiento personal requiere práctica también, aceptar e integrar cosas no es cuestión de un día, ni dos, es cuestión de haber estado aceptando e integrando miles de veces, hasta que lo haces en piloto automático.

Acabamos de empezar el año y parece que os esté riñendo. Nada más lejos, solo espero con esta primera Newsletter del año inspiraros a hacer un único propósito que es la madre de todo lo que queréis cambiar: HACER MÚSCULO.

Tomar decisiones y ejecutarlas, tantas veces como haga falta, hasta que hagáis músculo.

Dice Kevin Costner (sí, el Kevin Costner que todos conocemos) que “ser emprendedor es tener la fuerza de voluntad para hacer un trabajo que nadie quiere hacer para ser capaz de vivir el resto de tu vida haciendo lo que quieres hacer”.

Por eso lo comparo con el deporte, porque emprender es una maratón en la que te has de convertir en deportista de alto nivel. Si no fuera así todo el mundo emprendería con éxito, rápido y fácil, y ya sabéis que no es el caso. A nadie le apetece hacer músculo a diario, incluso en fin de semana, incluso por las noches cuando todo el mundo disfruta de sofá y serie de TV.

Este año en La Mirada seguiré haciendo músculo yo también, mandándoos una Newsletter a la semana, aportando valor, presentándoos mis cursos y materiales para emprendedores.

Pronto volveré a lanzar “Un trabajo a tu medida”, el curso con el que acabé el año y que tantas alegrías me ha dado, por el impacto positivo que muchos de vosotros me habéis comentado que os ha producido. Misión cumplida, porque esto es lo que más me motiva, ayudar a cambiar, ayudar a hacer músculo.

Y a lo largo del año os iré informando de todas las novedades. Este año que acabamos de cerrar me ha aportado muchísima claridad. Cada vez sé mejor hacia donde quiero caminar con La Mirada y no puede gustarme más. Este año La Mirada va de crear lazos sólidos y duraderos, de emprender acompañados, de dar formación cada vez mejor para brillar con vuestros proyectos cada vez mejor, de aportar cada vez más valor para que podáis hacer lo que queréis hacer el resto de vuestras vidas.

Nos vemos aquí, en el gimnasio de La Mirada, sudando la camiseta.

Un abrazo gigantesco, que tengáis un año memorable.
Cris

PD: Este es un comentario de una alumna de la primera edición de Un trabajo a tu medida.

El curso ha sido mi punto y aparte.
Después del curso veo claro el camino a seguir, que no es en el que estaba, y debo seguir andando en esa dirección.
Y empiezo este nuevo camino con mucha más tranquilidad, con ilusión y con la sensación de haber cerrado un capítulo que no me llevaba a ninguna parte.

¿Te gustaría formarte conmigo en marketing y emprendimiento?

35_taller_Rollitoasí

Foto de Núria Altarriba del taller que dí el año pasado en Rollitoasí.

 

Esta es la Newsletter que he mandado esta semana en La Mirada. Por cierto, si aún no estás suscrito a la news de mi web de formación para emprendedores, lo puedes hacer aquí, recibirás el decálogo del emprendedor de regalo por solo suscribirte.

He escrito este resumen de la formación que puedes recibir conmigo, para todos aquellos que sois nuevos seguidores tanto de La Mirada como de Kireei. 

En los primeros años de Kireei no busqué ningún tipo de formación, estaba centradísima en darle forma y visibilidad al proyecto y tampoco había tanta oferta de cursos para emprendedores como ahora.

Pero desde hace cuatro años que me formo de manera constante y periódica, no solo se ha convertido en hipernecesario, además lo disfruto. Me gusta mucho recibir formación para mi proyecto, porque me hace vislumbrar un futuro mejor para todas mis iniciativas, tenerlo todo mucho más claro, y saber que voy por buen camino.

El tiempo es el bien más preciado que tenemos, y aunque la formación impepinablemente supone una inversión de tiempo considerable, vale la pena al final porque evitas dar palos de ciego, evitas no tener un plan, y acabas teniendo una estrategia, una organización y las cosas más claras para conseguir más clientes, más ventas y más solidez.

Formarme para ser mejor emprendedora es lo mejor que he hecho para mi proyecto.

Hoy os voy a contar qué puedo hacer por vosotros a nivel de formación, muchos ya lo sabéis, ya la habéis hecho, pero sois muchos nuevos en esta Newsletter, por eso es un buen momento para repasar. Además, quiero hablaros de lo que estoy trabajando ahora para ofreceros formación ampliada en septiembre-octubre, daros una pincelada sobre lo nuevo para el nuevo curso.

Para empezar a formarte conmigo lo primero que tienes que hacer es trabajar El Cuaderno del Emprendedor. Nunca me cansaré de deciros cuán necesaria es esta lectura, para tener una visión amplia y profunda de qué necesitáis para sembrar un proyecto sólido a largo plazo. Lo puedes comprar aquí, por solo 23 euros, y en un click lo tienes en tu mail como descarga en PDF, más de 100 páginas de zumo concentrado de experiencia emprendedora.

Muchos de vosotros ya lo habéis comprado, y me mandáis feedback precioso. Ya imaginaba que había escrito un buen material pero vuestros comentarios han superado todas mis expectativas.
Este es el último mail que he recibido:

Hola Cristina,

Solo paso un momento a comentarte que eres mi parte fácil del trabajo… Leerte es como una pequeña recompensa a los esfuerzos de cada día!
He leído y he intentado seguir a mucha gente que se dedica a esto mismo,sin resultados satisfactorios, al final he desistido de todos ellos, pero te descubrí y después de leer varias newsletters compré el cuaderno del emprendedor que he empezado a leer hace unos días y que se ha convertido en mi libro de cabecera… Leerte cada noche me carga las pilas para el día siguiente.

A veces pienso que debería centrarme en un único proyecto, es decir, en Kireei, pero cuando recibo mensajes como este sé que debo seguir con La Mirada, porque a mi lo que más me gusta es ayudar a la gente, crear un impacto, por pequeño que sea, en la vida de la gente. La Mirada a mi también me carga las pilas.

En segundo lugar, como formación conmigo, podéis hacer Tu hoja de ruta. Es la asesoría individualizada, con apoyo telefónico, pensada para hacer después de la lectura del Cuaderno. Se trata aquí de que analices tu proyecto y recibas mi feedback personalizado. Analizar tu proyecto es hipernecesario. En la hoja de ruta acabas con un plan de marketing pero lo más importante, acabas sabiendo dónde están tus dificultades, y donde tienes que reforzar tu proyecto.

Para este verano he abierto la posibilidad de hacer talleres presenciales en mi casa. Talleres de fin de semana, ya he recibido algunas solicitudes y estoy a punto de formar grupos. Si te interesa, puedes escribirme a crislamirada@gmail.com y te informo. Un fin de semana intensivo para trabajar tu hoja de ruta, y conocernos, y formar un pequeño grupo para que os nutráis mutuamente.

Y finalmente para el otoño estoy preparando desde ya (la preparación me ocupará todo el verano), nuevo material para seguir formándoos. Este nuevo material será una continuación a lo que ya tengo. Será un segundo nivel. Conmigo os podréis preparar no solo el plan de marketing, sino el plan estratégico para los próximos años de vuestro proyecto. Un plan que será profundo en la parte de estrategia (todo proyecto necesita una estrategia) pero también eminentemente práctico, con tácticas concretas.

Para los que aún no os habéis formado conmigo tenéis hasta el otoño para hacerlo y así poder luego hacer el segundo nivel. Yo de vosotros empezaba hoy mismo con El Cuaderno, material que como decía el comentario que os he mostrado, se convertirá en vuestro libro de cabecera.

Mi lema en La Mirada es Emprender acompañados es más fácil y también debería ser Emprender con formación también es más fácil.